domingo, 19 de agosto de 2018
Primer Plano/ Creado el: 2018-01-25 11:09 - Última actualización: 2018-01-26 07:43

Colombia un país de 'carteles'

Como si no hubiéramos visto mucho, en el país aún se siguen manifestando casos de corrupción, los cuales han tomado distintos frentes.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | enero 25 de 2018

Cartel del SIDA

El nuevo estacándolo de corrupción, se reveló hace unos días en el departamento de Córdoba, donde se evidenció el desfalco de cifras en el sector salud. Al parecer  las EPS estarían cobrando medicamentos, servicios médicos, citas de control para más de 800 pacientes falsos con VIH en régimen subsidiado. El procurador general Fernando Carrillo Flórez, afirmó que las medicinas no estaban incluidas en el Plan Obligatorio de Salud, igualmente anticipó que son $50.000 millones los que están perdidos.

Inicialmente las investigaciones recaen en la administración actual, del suspendido Edwin Besaile, igualmente se investigará si el exgobernador Alejandro Lyons estuvo involucrado. Según Juan Carlos Cortez, viceprocurador general manifestó que el dinero que el Estado asignaba por medio de cajas de compensación al parecer quedaba en manos de la Gobernación, igualmente explicó que estos recursos no pasaron por el Plan Obligatorio de Salud. «Se pagaban los tratamientos a través de cajas de compensación a pacientes fantasmas y la Gobernación se quedaba con esos dineros».



Cartel de Hemofilia

Este hecho de corrupción se presentó en Córdoba. Según la Contraloría, cinco instituciones médicas serían de papel y habrían sido creadas para defraudar al departamento, trataban a pacientes falsos. Según el ente acusador, durante casi tres años el departamento, en cabeza del exgobernador Alejandro Lyons Muskus, pagó cerca de $50.000 millones a centros médicos por suministrar medicinas a pacientes con hemofilia que nunca existieron y $5.264 millones por tratamientos de equinoterapia y neurodesarrollo para niños que nunca lo necesitaron.

La Gobernación de Córdoba les practicó muestras de laboratorio a los 44 pacientes que aparecían como hemofílicos, diez de ellos no tenían ningún trastorno de la coagulación y los otros 34 tenían algún tipo de hemofilia, reveló Eduardo Germán Vélez, secretario de Salud de Córdoba. Actualmente la situación del gobernador de Córdoba, Edwin Besail,  sigue en proceso.



Cartel de la Toga



El escándalo de corrupción de la Corte Suprema de Justicia  involucró a magistrados y congresistas, entre los que se encuentran los exmagistrados Francisco Ricaurte y Leonidas Bustos y el exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno, quienes  operaban sistemáticamente para lograr desviar las decisiones judiciales a cambio de multimillonarias sumas de dinero.

La Fiscalía acusó a Moreno de solicitarle al exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons Muskus, una millonaria suma de dinero para desviar la investigación que se le adelantaba por el denominado Cartel de la Hemofilia y las irregularidades en el manejo de las regalías en el departamento.

Una de las evidencias fue el testimonio del congresista Musa Besaile, uno de los congresistas más votados de Colombia, contó que pagó $2.000 millones para evitar ser capturado, quien tiene un proceso por parapolítica que lleva nueve años archivado en la Corte Suprema.

Cartel de Pañales


Para el año 2016 la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), logró darle fin a la investigación que inició desde el 2013, contra las empresas Tecnoquímicas, Familia, Kimberly y 16 directivos de estas, la cual sancionó por un monto superior a los $200.000 millones, al parecer entre el 2001 y 2012, es decir por más de diez años, las empresas y sus directivos hicieron acuerdos para fijar el precio a favor de los pañales desechables para bebé en el mercado nacional.

Pablo Felipe Robledo, Superintendente de Industria y Comecio declaró que en el caso particular de la empresa Kimberly, estuvo exonerada de pagar la multa por ser una delatora, con relación a la empresa Familia solo debió pagar el 50% por haber colaborado.

Dentro de los funcionarios sancionados estaban los presidentes y expresidentes de las compañías quienes lideraron los actos de cartelización empresarial, según la Superintendecia; Drypers participó en el cartel empresarial hasta el año 2006, por lo que archivó la investigación por caducidad de la facultad sancionatoria del Estado.

Cartel de papeles suaves



En mayo del 2016 se reveló a través de la SIC el cartel donde resultaron involucradas las empresas Kimberly, Familia, Cartones y Papeles de Risaralda y Papeles Nacionales, en la fijación de precios de servilletas, paños de manos, papel de cocina y papel higiénico. El grupo de empresas más grande del país tenía montada una serie de acuerdos para fijar los precios de sus productos. Utilizaban  una verdadera estructura encubierta como apodos para identificar a las empresas participantes, para Kimberly era ‘Kiosko’, Familia ‘Feos’, Papeles Nacionales era ‘Pitufos’, por ultimo Cartones y Papeles de Risaralda lo reconocían como ‘Rosas’.

La SIC también sancionó a 21 funcionarios y exfuncionarios de las cuatro empresas por haber colaborado, facilitado, autorizado, ejecutado o tolerado la conducta violatoria de la libre competencia económica.

Cartel del Arroz



En el 2017 el Consejo de Estado informó la multa interpuesta por la SIC, proferida en 2005 para Roa, Flor Huila, Diana, Procesadora de Arroz y Unión de Arrocero, de sancionar por cartelización en el mercado del arroz a estas cinco empresas y tres altos ejecutivos.

Las multas que en 2005 interpuso la SIC superaron los $2.400 millones. Tan solo para Molinos Roa y Molinos Flor Huila las sanciones sobrepasaron los $1.500 millones, es decir se impuso la máxima penalidad de 2.000 salarios mínimos.

 De esta manera la decisión del Consejo de Estado confirmó la legalidad de la sanción SIC en su momento. Asimismo, es pertinente recordar que tanto Molinos Roa, como Molinos Flor Huila, pagaron la totalidad de la multa en 2006.

Cartel de la Contratación

La Procuraduría para el año 2010 afirmó sobre las irregularidades en negociación de multimillonarias comisiones por parte de Germán Olano excongresista de la República, el ex Contralor Distrital Miguel Nule Velilla, cuya empresa que llevaba su apellido, manejaba buena parte de los contratos de distintas obras públicas que se desarrollaban en la capital colombiana y por último, se vio involucrada Ángela María Benedetti Villanada.

La investigación se originó en la grabación magnetofónica en la que, aparentemente, el congresista Germán Olano, y el empresario Miguel Nule, dialogan sobre hechos relacionados con un posible tráfico de influencias y pago de comisiones, en la contratación del Distrito Capital y mencionan al actual Contralor de Bogotá, Miguel Ángel Morales Russi.



Cartel de la Chatarra

La Fiscalía General de la Nación indicó en el año 2013 sobre la existencia de este cartel, los implicados se dedicaban a robarle plata al Estado a través de operaciones ficticias en la DIAN, donde se efectuaban devoluciones del IVA por exportaciones que nunca se hacían. El desfalco realizado por estos delincuentes superó los $33.000 millones, quienes estafaron a la Nación en cerca de un billón de pesos, con exportaciones ficticias de chatarra, en el proceso estuvieron investigados  Jerónimo y Tomás Uribe, hijos del expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Comentarios