domingo, 22 de septiembre de 2019
Economía/ Creado el: 2019-07-23 03:10

¿Cuál es la apuesta estratégica para la productividad del café del Huila?

Este jueves se llevará a cabo un foro sobre la cadena productiva y desarrollo regional del café en donde participarán conferencistas expertos. En la jornada anterior todos los asistentes apoyaron el trabajo de esta apuesta sectorial con el producto agrícola más importante del departamento: el café.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | julio 23 de 2019

 

Con la presencia de productores, presidentes de asociaciones, tostadores, trilladoras locales, una multinacional exportadora y la participación y alianza de instituciones gubernamentales  y académicas se llevó a cabo el primer taller participativo que busca establecer la apuesta estratégica para la productividad del café del Huila.

Martha Rojas García, quien se desempeñó como una de las talleristas, expresó que quieren “compartir la iniciativa frente al alcance los atributos de las mesas sectoriales en parte del proceso de construcción a nivel nacional, que estamos proyectando como un trabajo articulado para lograr una apuesta visionaria de territorio enfocada al fortalecimiento de la formación específica en café”.

“Para esto, se logró llevar a cabo el pasado 17 de julio el primer taller participativo como una apuesta estratégica para la productividad del café en el Huila. Este ejercicio de trabajo colectivo está fundamentado en la apuesta por el desarrollo del territorio y es una apuesta desarrollada desde el fortalecimiento de las mesas sectoriales que promueve el SENA a nivel nacional, entre las cuales está la mesa de Café y la mesa de Producción Agropecuaria Ecológica”, añadió.

Por su parte, Javier Murgueitio, director de Fundación Decintec, destacó que “el fortalecimiento de estas mesas ha permitido trabajar esta apuesta como una mesa sectorial regional en la cual hoy se tuvo como objetivo del proceso el desarrollo de la cadena de producción y de la cadena de valor del café a la cual le hemos querido denominar Capítulo Huila”.

Corredor regional

Esta es una apuesta, inicialmente, en el territorio del Huila, conociendo el departamento y teniendo en cuenta que el 90 por ciento de sus productores son pequeños productores de café y que es el departamento que mayor producción de café tiene a nivel nacional.

“De igual forma estamos hablando de un corredor regional que involucre los departamentos de Tolima, Huila, Cauca y Nariño, siendo Huila el referente con el que vamos a iniciar. Entonces, los objetivos planteados para este primer taller de participación colectiva estuvieron enmarcados en generar un acercamiento estratégico de actores del territorio para conformar la apuesta Capítulo Huila”, anotó.

En segunda instancia se quiso recopilar la información pertinente regional como aporte para la elaboración del plan estratégico de la Mesa Sectorial del Café cuya propuesta está estimada para 10 años (2019 – 2029) y finalmente obtener los insumos de base para la proyección del clúster de café.

Además de Murgueitio y Rojas García también se contó con la presencia del tallerista Camilo Andrés Salcedo, de la Universidad Federal de Río de Janeiro (Brasil), candidato a doctor en Antropología del Instituto de Filosofía y Ciencias Sociales (IFCS) y Politólogo de la Universidad Nacional de Colombia.

Taller dinámico

El director de la Fundación Decintec afirmó que este tipo de taller permitió que se trabajara de una manera dinámica el aporte a una construcción colectiva “en la cual tuvimos los alcances ya mencionados y donde se logró estableces a través de las metodologías de diseño de pensamiento colectivo establecer algunas líneas base, algunos elementos y aspectos claves para la construcción de este clúster de café enfocados en la formación. Teniendo como estrategia principal la formación del talento humano; una segunda estrategia que se contempló fue la industria y el comercio; y una tercera estrategia que va ligada a este proceso es la producción y la calidad”.

“El taller se llevó a cabo en una jornada de cuatro horas que tuvieron como herramienta los parámetros didácticos y lúdicos donde se logró un proceso de autoaprendizaje de construcción de la realidad de los diferentes actores del territorio y de los eslabones de la cadena de producción”, aseguró.

En este proceso se generaron equipos de trabajo multidisciplinarios que permitieron, a través de unas estaciones, con una identidad cultural generar ideas, generar planteamientos de reflexión y sobre todo consolidar los aspectos claves a partir de estas actividades para estar relacionando un proceso de inclusión: impacto social en el territorio y el impacto económico y ambiental que se puede tener de este proceso.

 

Clúster del café

Javier Murgueitio destacó que “se realizaron esas tres actividades enmarcadas también en el desarrollo de una tecnología aplicada de forma metodológica a la que le hemos llamado ‘Modelo de negocios sostenibles’ a través de la implementación de la ficha CANVAS”.

“Esta ficha nos permitió consolidar la información clave del producto, de su valor agregado, del cómo interviene o cómo se requiere conocer el perfil del consumidor a lo cual establecimos tres preguntas orientadoras que estuvieron enfocadas a dar respuesta a lo siguiente: ¿cómo podemos generar el fortalecimiento o influir en el consumo directo del café en cualquiera de las instancias? ¿Cómo crear esa cultura del consumo de cafés especiales en la región? ¿Desde la necesidad del productor, cuáles son sus realidades, qué limitaciones encontramos y qué potencialidades encontramos en los sistemas de producción?”, dijo.

Durante la jornada de estableció una línea de tiempo en la cual se propuso para los 10 años un mínimo de tres actividades que nos permitirán construir indicadores de evaluación enfocados al avance y a las acciones del hacer dentro del proceso del clúster del café.

“Todos los participantes de este taller se convierten en veedores del capítulo Huila para que sea un proceso activo y no sólo de pensamiento o de construcción en papel sino que sea dinámico, incluyente, totalmente articulado dentro de lo que es la diferenciación de una cadena de producción vs. la cadena de valor, cómo nosotros somos capaces de reconocer en un recinto o trabajo colectivo, las necesidades, los requerimientos y, sobre todo, los alcances que se quieren obtener de todo el proceso”, concluyó Martha Rojas.