viernes, 04 de diciembre de 2020
Neiva/ Creado el: 2020-10-20 12:22

“Dijeron la matamos y después se escaparon”: Geraldine Flórez Hernández, hija de la mujer arrollada

La familia de Yohana Hernández Yafi vive un drama desde el año pasado, cuando al parecer, una patrulla de la policía la atropelló y la dejó parapléjica.

Según sus familiares, Yohana Hernández Yafi no ha tenido ningún apoyo por parte de las autoridades.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | octubre 20 de 2020

Por: Juan Manuel Macias Medina

Los hechos ocurrieron hacia las 8:30 de la noche, cuando Yohana Hernández Yafi fue atropellada, según sus familiares, por una camioneta Duster adscrita a la Policía Nacional, en el barrio Oro Negro, ubicado al oriente de la capital del departamento del Huila, para ellos, este accidente ha sido un calvario, pues no cuentan con los recursos para la manutención de su madre, quien además, era la que respondía económicamente por varios integrantes de la familia.

El 30 de noviembre del año anterior, en horas de la noche, cuando Yohana Hernández llegaba de una reunión familiar y salió a la tienda. A una cuadra de  su casa, se detuvo a mirar un operativo que estaba realizando la policía en el sector, en ese preciso instante, manifiestan sus familiares, la camioneta Duster de la Policía Nacional, dio reversa arrollando a la mujer.

“Mi hermano estaba ahí, y fue quien le dijo a Los policías que mi mamá estaba debajo del carro, ellos dijeron la matamos y luego se escaparon”, manifestó Geraldine Flórez Hernández, hija de la mujer arrollada, al parecer, por la patrulla de la policía, y quien además, lleva viviendo casi un año con el drama de su madre.

Hace un año, a Yohana Hernández Yafi sufrió un accidente que no le permitió volver a la normalidad.

Según la hija de la mujer arrollada, luego de que su madre resultara arrollada por la camioneta, su hermano Jhon Steven Flórez Hernández, fue quien en medio de su desesperación la ayudó, llevándola hacia otra parte del sector en donde se facilitara su traslado a un centro asistencial, sin embargo, indicó la progenitora, que fueron recibidos, junto a otros habitantes del barrio Oro Negro, por el Escuadrón Móvil Anti Disturbios, quien luego de una batalla campal con los residentes del sector, asistieron a la mujer que estaba, para sus hijos, agonizando.

“Jhon recogió a mi mamá del suelo para auxiliarla, a los 20 minutos llegó el ESMAD y como todo el mundo estaba pidiéndole que nos colaborara, ellos tiraron gas lacrimógeno. Llegaron muy agresivos, nos comenzaron a pegar con las escopetas y con los bolillos  que ellos usan.” Indicó la hija de de la mujer arrollada.

Luego de los gritos desesperados de su hermano Jhon, Geraldine señaló que los policías se dieron cuenta de la situación, haciendo que fuera subida a una tanqueta, en la que fue trasladada hacia el centro de salud del barrio Las Palmas, en la comuna 10 de la capital opita. “Mi hermano les gritaba que por favor le ayudaran, ellos estaban todos agresivos con los muchachos que estaban ahí ayudándonos, ellos ya sabían que mi mamá se estaba muriendo, y por fin al rato fue que la subieron y se la llevaron”, dijo Flórez Hernández.

Aunque se le están realizando terapias, según los médicos del Hospital, Yohana Hernández no podrá volver a caminar.

“Cuando yo llegué al puesto de salud donde estaba mi mamá, había un policía, el me preguntó quién era yo, yo le dije que era la hija y él me dijo que me tranquilizara, yo le preguntaba qué era lo que había pasado y me dijo que ellos la habían accidentado pero que todo estaba bien”, dijo Geraldine de 19 años de edad, la única hija mujer de Yohana Hernández.

La mujer fue remitida al hospital de Neiva, según sus familiares con un trauma craneoencefálico severo, y fue allí en donde empezó el drama no solo de Yohana Hernández, sino también de todos sus familiares cercanos. “Nos dijeron que había que operarla de la médula, que era un accidente muy seria, y duró varios meses esperando a que le dieran salida”, dijo la progenitora.

Hoy, la mujer se encuentra en su vivienda recibiendo terapias para poder volver a caminar, sin embargo, los galenos le han anunciado a la familia que la posibilidad de volver a mover  sus dos extremidades inferiores en un futuro, es casi nula. “los médicos nos dicen que es imposible que mi mamá vuelva a caminar, no sabemos que vaya a pasar con esta situación”, dijo la hija de la mujer, quien además, anunció que no han recibido apoyo ningún apoyo de la policía, quienes para ella, fueron los que dejaron a su madre sin volver a caminar.

“No han sido capaces de traernos una libra de arroz, pasó la pandemia y no nos dijeron nada, nosotros tenemos muchas necesidades, en este momento agradecemos cualquier ayuda, pero lo que más  necesitamos son pañales”, indicó la Geraldine Flórez Hernández.