miércoles, 13 de diciembre de 2017
Regional/ Creado el: 2017-08-11 11:46

“La falta de cultura ciudadana genera el ruido ambiental de Neiva”

El excesivo uso del pito y la utilización de equipos de amplificación de sonido en residencias y vehículos, son las principales causas del ruido ambiental en Neiva. Los niveles de ruido permisibles están entre los 55 y 65 decibeles y los escenarios de ruido en algunas zonas y horarios están llegando a los 80 y 90 decibeles.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | agosto 11 de 2017

Si bien es cierto en los últimos años se ha logrado una importante reducción del ruido ambiental en Neiva, actualmente se registran niveles de ruido por encima de los máximos permisibles por la norma en algunas zonas de la ciudad. Así quedó evidenciado en el Mapa de Ruido de Neiva que presentó este viernes la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM.

«Respecto a la situación del ruido ambiental de Neiva se encontró que en el último año se ha presentado una reducción importante en más de un 60% de los puntos en horario diurnos y en un 75% de los puntos en horario nocturno. No obstante, hay que decir que pese a esta reducción, en el horario nocturno se encuentran unos niveles de ruido por encima de los máximos permitidos», explicó Carlos Alberto Cuéllar Medina, director de la CAM.

Ruido Nocturno

Según el estudio, hay unas situaciones generadoras de ruido en la noche como los equipos de sonido a altos niveles en zonas residenciales y en vehículos. Otra de las causas por las que los niveles de ruido de disparan en algunos sectores de la ciudad,  son el uso de automotores y motocicletas sin sistemas de silenciador.  «En horas de la noche lamentablemente se presenta en zonas residenciales la utilización de equipos de sonido a alto nivel y el uso de amplificación, no solo a nivel doméstico sino también de vehículos que se desplazan a altas velocidades en los horarios nocturnos», afirmó Cuéllar Medina.

«En la noche sucede algo particular y es que en este horario la ciudad no está cumpliendo con los estándares mínimos indicados por la norma ambiental», precisó el directivo.

Ruido Diurno

En cuanto al horario diurno, el principal factor del ruido ambiental está asociado a la utilización excesiva de bocinas (pitos) de automotores en las zonas de mayor confluencia vehicular, generando que las condiciones de ruido se disparen. Se encontró además que asociado al ruido automotor, se registra la utilización de bocina en sectores donde normalmente la gente ubica mal sus vehículos, generando trancones y provocando niveles de ruido elevados.

De acuerdo a Cuellar Medina, esta situación está asociada a una falta de cultura ciudadana que es el principal factor que determina los escenarios de ruido de la ciudad. Los niveles de ruido permisibles están entre los 55 y 65 decibeles y los escenarios de ruido en algunas zonas y horarios de la ciudad están llegando a los 80 y 90 decibeles. La norma que regula el ruido en Colombia y establece los límites permitidos es la Resolución 627 de 2010, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible MADS.

«Neiva es una ciudad relativamente saludable en términos de ruido; no obstante, se deben mejorar estas condiciones en horas nocturnas, disminuyendo la utilización de equipos de sonido en vehículos y residencias», expresó el representante de la autoridad ambiental del Huila.

Zonas críticas

Existen unas zonas críticas identificadas en la ciudad, principalmente en los sectores de mayor confluencia vehicular en horas pico como el sector del Hospital, el sector de Buganviles,  la carrera 8 con 21 y el sector de la intercepción del Estadio de Fútbol y la avenida La Toma. «Más que la afluencia vehicular, lo que más genera ruido es la utilización excesiva de bocinas», insistió el Director de la CAM.

«Es importante implementar algunos planes relacionados con la mitigación de ese ruido ambiental, asociando al ejercicio de autoridad que se ejerce en conjunto con la Alcaldía, la Policía y demás autoridades que tenemos competencia; sin embargo, se debe trabajar en la cultura ciudadana», concluyó Cuéllar Medina.