martes, 01 de diciembre de 2020
Contexto/ Creado el: 2020-01-11 09:47 - Última actualización: 2020-01-11 09:47

“La guerra empezó aquí con el asesinato de Charro Negro”

60 años del crimen que llevó a Tirofijo a irse definitivamente para el monte.

Fachada de la casa en la población de Gaitania, donde asesinaron a Jacobo Prías Alape, alías “Charro Negro”

Escrito por: Redacción Diario del Huila | enero 11 de 2020

Por Héctor Javier Osorio Botello
Diario del Huila, Especial

El pasado 5 de Enero a las cinco y media de la mañana salimos de Neiva con destino al Corregimiento de Gaitania en el municipio de Planadas Departamento del Tolima. Le había prometido a mi hijo Javier Andrés, recorrer los lugares donde hace 60 años, el 11 de Enero de 1960 fue asesinado el guerrillero comunista Jacobo Prías Alape, “Fermín Charry” o “Charro Negro”; y su muerte trajo como consecuencia que su cuñado Manuel Marulanda Vélez, conocido como Tirofijo también, quien para la época trabajaba en el Huila, como inspector en la apertura de la carretera de El Carmen-Palermo hacia Gaitania-Planadas en el Tolima, tomara la decisión de abandonar su trabajo y asumir la jefatura militar de la guerrilla comunista volviendo a las armas desde el monte de donde no regresaría jamás.

En el estudio de los orígenes y causalidades del conflicto, los académicos se han movido entre dos grandes análisis explicativos que no siempre se cruzan: el primero, que aquel obedece al orden social vigente, que refleja las características del sistema capitalista, independiente de su valoración a favor o en contra, o de sus transformaciones y consecuencias; y el segundo, a “los comportamiento de los actores por múltiples motivaciones” (1). En este sentido, ciertos acontecimientos o hechos tienen un peso enorme dentro de la causalidad del conflicto: la muerte de Charro Negro así lo denota enmarcado en el persistente problema agrario.


Jacobo Prías Alape, alías “Charro Negro”

Para ir a Gaitania, ubicada en el extremo Suroccidente del Tolima, limitando al Oriente y al Sur con nuestro departamento, y en donde se encuentra el 50% del Volcán Nevado del Huila, diseñamos la ruta terrestre por el Noroccidente del Huila: Palermo, El Dorado, El Carmen, Alto Pinares, Puerto Tolima, y Gaitania. El grupo lo conformaba Wiliam Pastrana Valbuena, Norberto Caicedo, quien manejó todo el tiempo la camioneta, el experto en comunicaciones Martín Rocha, muy conocido en la región, su hijo Sebastián, Javier Andrés y yo.

La primera parada importante la hicimos en la vereda El Dorado del municipio de Palermo, sitio cafetero y de buen clima, donde tomamos café en la casa de Alexander Medina, quien estaba con un lugareño llamado Javier Zambrano, y en donde nos enteramos que en Gaitania, nuestro destino se estaban celebrando los 100 años de su fundación. Y como pueblo que se respete no falta la cabalgata, la alborada, la rumba y sus artistas invitados; en este caso lo visitaban los cantantes populares Álzate y Paola Jara.

Camino a El Carmen, dentro del carro nos repartíamos la conversación con Wiliam. El hablando de su madre, la famosa María Valbuena, destacada líder política y social, frentera liberal en medio de un pueblo tan conservador como Palermo, que fue víctima de bandoleros partidistas en la época de la Violencia política tradicional ( 1949-1964) como “Muchilero”, “Ramón Alarcón” y “Palomo”, “Tres Espadas” “El Mico” y “El Renco”, donde persiguieron y asesinaron a mucha gente de la región (2).

Yo les contaba sobre La Violencia y uno de sus actores principales, Manuel Marulanda Vélez. Fue así que les decía que posterior al asesinato de Gaitán en 1948, dada la persecución oficial se gesta en el Sur del Tolima y siguiendo directrices del Partido Comunista, un movimiento de autodefensa armadas campesinas. Marulanda que se había iniciado como guerrillero liberal, las circunstancias lo llevaron a la militancia comunista. Tras la llegada al poder mediante el golpe militar del General Rojas Pinilla en 1953, se protocoliza una amnistía y desmovilización de la guerrilla liberal, lo que llevó a Marulanda y a Prías Alape a convocar una reunión conjunta con sus grupos, en la región de El Davis en Chaparral, y plantearles el camino a seguir: si continuaban en la lucha armada o regresaban a sus fincas. De 80 hombres que tenían, solo 9 deciden acompañarlos. Marchan entonces hacia Riochiquito y Rionegro en los límites del Huila y Cauca.

Nuestro departamento para el conflicto armado, y no para el diseño y ejecución de Políticas Públicas, ha sido una región estratégico por su geografía y su ubicación como cruce de caminos en sus cinco corredores, Sumapaz, Orinoquia, Amazonia, Pacifico y Macizo Colombiano, que unen al centro del país con la Amazonia y el Pacífico.

En 1957, Manuel Marulanda Vélez, Tirofijo, decide darle su despedida militar en el Huila al gobierno del General Rojas Pinilla, buscando hacerse a un armamento y municiones; para ello, decide atacar un convoy militar del Batallón Tenerife en el Bache, sobre la carretera central de Neiva a Bogotá; decisión muy arriesgada por su cercanía a la capital del Departamento. 55 guerrilleros en 15 marchas nocturnas atraviesan el Sur del Tolima para llegar al sitio de la emboscada. Al frente Marulanda, con Ciro Trujillo, y Jaime Guarapas, también Lo acompaña su hermano Jesús Marín. Tirofijo espera equivocadamente una motorizada de 5 o 6 camiones; no sabe que el camión con los militares que se aproxima es el equipo de Tiro del Batallón que se dirige a la capital del país para participar en un campeonato nacional. Distribuye el personal guerrillero para el ataque. Al llegar al sitio el camión, Marulanda da la orden de disparar. Los soldados reaccionan y contraatacan. El granero especialista lanza varias granadas rudimentarias a los militares. A pesar de la sorpresa algunos soldados no se rinden. Otros, en cambio, dejan abandonadas las armas. Ciro Trujillo va por ellas y rematan con machetes a los soldados que aún se les enfrentan. En medio del combate, Tirofijo da la orden a su hermano de reubicarse. Pero este no le obedece; al notar esto Marulanda molesto se le acerca e increpa para que acate la orden. Ahí descubre que su hermano está muerto con un tiro en la frente (3). La guerrilla gana el combate y se retiran camino hacia Santa María.

Siguiendo nuestro viaje llegamos a El Carmen, decidimos desayunar en el único restaurante, que es propiedad de la familia Rodríguez Téllez: trucha frita con arroz y patacones. Mientras lo preparan caminamos a escasos tres minutos donde se encuentra el campamento de obras públicas, construido en la década del cuarenta del siglo pasado con doble propósito según los moradores, servir de sede operativa a los trabajos de la vía hacia Planadas, y de base militar de apoyo, la cual contaba con una red de trincheras y dos helipuertos; este fue utilizado dentro de las operaciones militares en la toma de Marquetalia, una de las repúblicas independientes bombardeadas en 1964, pequeño territorio en las montañas de Gaitania.



Entrevista a Rogelio Orozco habitante de Gaitania y conocido de “Charro Negro”

Luego de la caída de Rojas Pinilla, y del tránsito a la Junta Militar que lo reemplazó, la llegada de Alberto Lleras Camargo iniciando el periodo del Frente Nacional en 1958, implica, el diseño de varias obras en las zonas de Violencia; una de ellas, es la construcción de la carretera El Carmen- Gaitania que hace parte de las obras viales del programa de rehabilitación de su gobierno. La guerrilla comunista de Tirofijo, contrario a lo que ocurrió con la dictadura de Rojas Pinilla, se acogen a los acuerdos pero sin entregar las armas creando un movimiento agrario. Tirofijo decide emplearse en los programas y es nombrado inspector de la citada carretera. Su cuñado Charro Negro, compra un proyector para presentar películas -mexicanas principalmente-; y se dedica a exhibirlas en los pueblos y caseríos de la región. Para el General Belarmino Pinilla, jefe de la flotilla de helicópteros en la toma de Marquetalia, Tirofijo redondea sus ingresos para el sueldo, haciendo en ocasiones de taxista por las noches en Neiva. (4)

Antes de llegar a la Quebrada Chiquilá, William Pastrana, nuestro compañero palermuno de viaje, cuenta otra anécdota de su madre. Cierta noche se reúnen en su casa de Palermo el gobernador de entonces Jaime Ucros García y el jefe conservador Felio Andrade, a tomar trago y hablar de política. María les prepara un sancocho de gallina. Y Andrade abrazando al gobernador le pregunta: a María Valbuena, María que opina de nosotros? Y ella en su jocosidad habitual le contesta: Dr Andrade 100 liberales y 100 conservadores son doscientos hifueputas…

A 5 minutos, entre El Carmen y Alto Pinares, en el Huila, nos detenemos en el paso de la Quebrada Chiquilá, en un sitio llamado Barroblanco, donde Manuel Marulanda Vélez dirigió como inspector de carretera las obras de apertura de la vía y realizaba trazados sobre el monte para desbrozar montaña. Hacemos una tomas de filmación y seguimos por un bosque en medio de una carretera estrecha y en pésimo estado, hasta llegar a Puerto Tolima, en límites del Huila y Tolima, un caserío amplio de viviendas esparcidas.


Casa de Obras públicas y apoyo militar en El Carmen-Palermo.

De Puerto Tolima, comenzamos a bajar, en medio de hermosas plantaciones de café, hasta encontrarnos, a las dos de la tarde con nuestro destino Gaitania, enclavado en la cordillera central. Creado inicialmente, en 1920 como Colonia penal y agrícola, era un lugar destinado al envío de delincuentes que fabricaban y contrabandeaban con tabaco y licor casero. Con la muerte de Gaitán, sus moradores le dan nuevo nombre en homenaje suyo: Gaitania. El lugar fue escenario del único tratado de Paz firmado que se mantuvo vigente entre los indígenas Páez - NASA y la guerrilla de las FARC. Sin embargo, el hecho más relevante para la historia del conflicto armado, lo constituyó el asesinato de Charro Negro: un crimen de estado para muchos, que significó un punto de inflexión hacia la violencia política e ideológica revolucionaria.

Al ingresar a Gaitania, luego de un rápido almuerzo en el Parque, atiborrado de gente por las fiestas de celebración del Centenario, buscamos interrogando a la gente el sitio donde asesinaron a Charro Negro. Indagamos en la Policía y nos dan la ubicación exacta: unas casas abajo del Parque. Hacia allá nos dirigimos esquivando una cabalgata alegre y fiestera. En el camino nos encontramos a muchos paisanos. La notaria de Planadas, unos caballistas procedentes de Santa María, una profesora de Neiva, con quienes compartimos unos momentos. Al llegar al frente de la casa donde asesinaron a “Charro Negro”, encontramos en ella un negocio de venta de celulares, cuyos jóvenes vendedores al preguntárseles por la historia de los hechos en la acera de esa casa hace 60 años, manifestaron desconocer su ocurrencia. Nos sentamos al lado de la casa, en un café, donde con unos viejos amigos de William que encontramos, recreamos los hechos del asesinato. La puerta original de madera de la casa que registra los tiros de ese día ha sido cambiada y guardada dentro de ella.

En los primeros días de Enero de 1960, el jefe guerrillero comunista “Charro Negro” había llegado a Gaitania procedente de Bogotá, donde el Partido le había notificado su viaje de estudios a Moscú. El 10 se reúne con los líderes Isauro Yosa, y Marulanda quien le advierte de las intenciones de Jesús María Oviedo “Mariachi”, de matarlos a ellos. Mariachi era antiguo jefe guerrillero liberal de los “limpios“, aquellos guerrilleros liberales que no recibían orientaciones comunistas, como los otros los “comunes”. Ciertamente, “este proceso de transformación de las guerrillas en movimiento agrario en la Region de Marquetalia, pronto se vio interrumpido por la actitud asumida por políticos y el ejército en la región de la Gaitania... que comenzaron a impulsar a los liberales “limpios” para que se fueran contra el movimiento Agrario de Marquetalia. Para hacerlo, articularon a algunos de ellos como policías de gobierno, y a otros les asignaron sueldos, entrenamiento militar, y los dotaron con armas modernas “ (5)

Charro Negro ignora las advertencias de Tirofijo. Al día siguiente, a la madrugada del 11 de Enero, “Mariachi” envía una veintena de guerrilleros encabezados por tres pistoleros: Belalcázar, Contrafuego y Puñalada, a buscar a Charro Negro so pretexto de un robo de ganado que el guerrillero Pardo del Movimiento Agrario había cometido. Lo ubican saliendo de la casa y lo insultan recriminándole el abigeato. Este no les presta atención atraviesa la plaza en dirección a la farmacia de su amigo Joaquín Sánchez. Belalcázar, le dispara tres tiros mortales por la espalda. Tres detonaciones que marcarían un giro definitivo en la historia del conflicto armado.

El dolor y preocupación para Marulanda fue inmenso. Charro Negro, casado con Rosa Marín su hermana, le había enseñado a leer. Su amistad venía desde 1952, cuando este lo salvó, al enfrentarse en el momento en que un pelotón de fusilamiento por órdenes de Gerardo Loaiza, jefe guerrillero liberal, tío de Manuel Marulanda, lo iba a ejecutar. Ingresaron juntos al partido comunista.

Una vez recreada la historia, William Pastrana nos avisa que nos está esperando para una entrevista, Rogelio Orozco Morales, cercano a los 82 años y quien vivió la época descrita. Llegamos a su casa. Nos presentamos y en forma acogedora Don Rogelio se presta a darnos su entrevista contándonos los hechos relacionados con la muerte de Charro Negro. “la guerra se empezó aquí” nos dice con voz recia. Y sentencia que “la guerra no se justificó nunca ante tanto muerto inocente”. “Conocí a Charro Negro, era amigo de mi padre, un hombre muy servicial”. Al terminar la entrevista, (que será otra historia); me desplazo hacia el fondo de la casa donde se encuentra su esposa Gladys Olaya de 78 años, y pronto comenzamos a dialogar. Me cuenta en presencia de su hija, que Tirofijo la cortejó por mucho tiempo de soltera. “yo era muy bonita cuando joven. Líbreme Dios de haberme casado con Don Manuel”. Nos mira y se ríe a carcajadas. Nos dice que el próximo 1 de Agosto se casará nuevamente con Don Rogelio, al cumplir sus 60 años de matrimonio.

Al salir de la casa de Don Rogelio, me pregunta mi hijo Javier Andrés que hizo Tirofijo cuando supo de la muerte de Charro Negro. Le conté que Marulanda, decidió viajar a Neiva, a Ibagué y a Bogotá a buscar a las autoridades y a la opinión pública y denunciar los atropellos. Las autoridades le advierten que ante los hechos van a asumir militarmente el control de la región, lo que lleva a Tirofijo a abandonar el puesto de Inspector de carretera de la vía El Carmen-Gaitania y asumir la jefatura militar de las autodefensas comunistas. Da la orden de desenterrar las armas escondidas por dos años, se regresa al Huila y embosca a los militares que custodian la carretera donde días antes trabajaba, enrutandose luego hacia las estribaciones del Nevado del Huila, donde nunca más dejaría las armas (6). Cuatro años más tarde en 1964, el 20 de Julio, dos meses después del inicio de la ‘Operación Soberanía’ de reconquista militar de Marquetalia, Marulanda promulga el programa agrario de las guerrillas que sentaría las bases de la creación de las FARC.

Ya son las 5 de la tarde y comenzamos el regreso a Neiva por Planadas, Ataco, Coyaima y Castilla. Hay una frase que tiene varios presuntos autores, entre ellos Santillana, que dice que el que no conoce la historia está condenado a repetirla. Creo que peor que eso, es que conociendo la historia, nuestros dirigentes sigan cometiendo los mismos errores. Al detenerme en un sitio llamado ‘Las Señoritas’ regresando a Neiva, veo el cartel de promoción de los 100 años de fundación de Gaitania donde me alegra ver que uno de los espectáculos programados es dirigido por la cuadrilla del ‘Gran Chispas’, el de los enanitos toreros, cuadrilla cómica como debe ser en tiempos de paz y no el del tristemente célebre gran Chispas de los tiempos pasados, otrora sanguinario jefe guerrillero.

Bibliografía:

  • Conflicto Social y Revolución Armada. Ensayos Críticos. Hacia la Verdad del Conflicto: Insurgencia Guerrillera y Orden Social Vigente. Víctor Manuel Moncayo.
  • La Violencia en el Huila. José Jairo González. Historia General del Huila. Tomo 2.
  • Farc: 20 Años. De Marquetalia a La Uribe. Carlos Arango.
  • El Espectador. Asalto a Marquetalia. Alfredo Molano. 14 de Junio de 2014.
  • FARC-EP y ELN. Una Historia Política Comparada. Carlos Miguel Medina Gallego. Universidad Nacional de Colombia. Tesis Doctoral. 2010.
  • Las Guerrillas en Colombia. Darío Villamizar. Debate. 2017.