viernes, 19 de julio de 2019
Economía/ Creado el: 2019-06-08 01:20 - Última actualización: 2019-06-08 01:28

“Las familias huilenses no pueden desaprovechar estos beneficios”

Con la continuidad de los subsidios de vivienda y la cobertura a la tasa de interés hasta el año 2024, el futuro de la vivienda social es promisorio, afirmó Camacol. Y añadió que facilitar el acceso a la vivienda a través del aumento de la financiación hasta el 90 por ciento de su valor es una medida que dinamizará el mercado hipotecario.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 08 de 2019

Un nuevo marco de medidas para impulsar la inversión en vivienda anunció ayer el Gobierno Nacional en reunión con la Junta Directiva de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol). La presidenta del gremio, Sandra Forero, aseguró que con estas nuevas herramientas están dadas las condiciones para impulsar la inversión en vivienda en el país.

El Gobierno Nacional, a través del ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, garantizó el marco fiscal y la disponibilidad de subsidios para la vivienda social hasta el año 2024. Para Camacol, este modelo tiene grandes beneficios porque garantiza el cierre financiero del hogar, reduce el valor de la cuota mensual hasta en 40 por ciento, da libertad a las familias de elegir el proyecto que más les guste y tiene un gran alcance regional. A esto se suma la mayor oferta de vivienda subsidiable en el país que traerá el nuevo Plan Nacional de Desarrollo.

Ana María Gutiérrez Quintero, gerenta de Camacol Huila, afirmó que el gremio ve con muy buenos ojos los anuncios dados por el Ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio. “Son 6 muy buenas noticias que van enfocadas nos solo para la vivienda de interés social que va hasta 135 SMMLV, sino que también cobija aquellas familias que tienen la capacidad de comprar viviendas mayores a los 135 SMMLV”.

La alta ejecutiva agregó que definitivamente no existe mejor panorama para que se tome la decisión de comprar vivienda nueva. “El Gobierno Nacional garantiza la disponibilidad de subsidios hasta el 2024 lo que significa una tranquilidad y certeza a los hogares del país para adquirir sus viviendas, las familias podrán sumar los subsidios de “Mi casa ya” y los subsidios de la Caja de Compensación Familiar, así como las garantías de modificación de los topes de endeudamiento para la vivienda no VIS, lo que traduce que ahora será muchísimo más fácil que los hogares puedan llegar a un cierre financiero, sin olvidar que en la actualidad contamos con las tasas más bajas de los últimos 10 años”.

“Así que las familias huilenses no pueden desaprovechar estos beneficios que traducen en el mejor momento para adquirir vivienda nueva”, destacó la gerenta de la Cámara Colombiana de la Construcción, capítulo Huila.

La presidenta ejecutiva de Camacol, Sandra Forero Ramírez, dijo que “la continuidad de estos subsidios le da confianza al mercado para reactivar el lanzamiento de proyectos y les brindan certeza a todos los hogares del país para comprar su vivienda”.

El Gobierno Nacional también acogió las propuestas que la Junta Directiva Nacional de Camacol le presentó el pasado miércoles al presidente Iván Duque para impulsar la inversión en vivienda No VIS. Estas consisten en generar garantías para los créditos de vivienda nueva y aumentar la financiación al 90 por ciento del valor de los inmuebles.

“Con estas dos medidas, los colombianos que actualmente no tienen acceso al crédito hipotecario podrán ahora ser propietarios y financiar su vivienda, ya que la garantía mejora su perfil de riesgo y reduce la necesidad de cuota inicial”, explicó Forero.

La dirigente gremial explicó que actualmente hay más de 4900 proyectos de vivienda a la venta en todo el país, de los cuales 818 corresponden a vivienda de interés social y más de 2700 a otros segmentos.

“Hoy los colombianos encuentran que un 56 por ciento de la oferta disponible de vivienda nueva tiene un precio inferior a 360 millones de pesos, lo cual describe una gran oportunidad de inversión que las familias no pueden desaprovechar”, concluyó.

Medidas para que los colombianos adquieran vivienda

La primera medida estará enfocada en garantizar los recursos de subsidios de Mi Casa Ya y Semillero de Propietarios hasta el 2024. "Avanzamos en la aprobación del aval fiscal y el documento CONPES para los programas Mi Casa Ya y Semillero de Propietarios, lo que nos permitirá garantizar los recursos de estos programas para el periodo 2020-2024. Esto dará certidumbre al mercado y dinamizará la ejecución y lanzamientos de proyectos. Esperamos tener listo este aval fiscal en junio", explicó Jonathan Malagón, ministro de Vivienda.

El alto funcionario anunció como segunda medida el aumento del porcentaje a financiar en los créditos hipotecarios de la vivienda No VIS, pasando del 70 % al 90 %.

Como tercera medida, el Ministerio de Vivienda dará garantías a los créditos hipotecarios: el Fondo Nacional de Garantías dispondrá de $650.000 millones para respaldar estos créditos. Esto permitirá impulsar aún más los préstamos para que más colombianos puedan comprar vivienda.

La cuarta medida es una línea de tasa compensada para constructores. "A través de Reactiva Colombia de Findeter, estableceremos una línea de tasa compensada para el crédito constructor de 2 puntos a la tasa de interés por un periodo de 4 años", indicó el alto funcionario, quien agregó que el uso de los recursos estará acotado al mejoramiento de las condiciones financieras del crédito constructor.

La quinta medida está encaminada a ajustar los topes de precios de la Vivienda de Interés Social, pasando de 135 salarios mínimos legales vigentes a 150, es decir, de $112 a $125 millones. Con esto aumentará la oferta de Vivienda de Interés Social.

"Esta semana se publicó el borrador del Decreto Reglamentario que permitirá ajustar el precio máximo de las viviendas VIS para que este reconozca la dinámica del precio del suelo", precisó el ministro.

El Decreto Reglamentario que se firmará en junio aplicará en aglomeraciones urbanas definidas en el CONPES 3819 que tengan una población superior a un millón de habitantes.

La sexta y última medida será la concurrencia de subsidios del Gobierno Nacional con los de las Cajas de Compensación Familiar. Estos subsidios conjuntos sumarán hasta 50 salarios mínimos mensuales legales vigentes, es decir, hasta $41 millones para la compra de Vivienda de Interés Social para hogares con ingresos de hasta 2 SMMLV ($1’656.232) que estén afiliados a las cajas de compensación.