martes, 15 de octubre de 2019
Panorama/ Creado el: 2019-06-02 09:12

“Muy pronto se conocerán los resultados de la licitación de la vía perimetral”

Lucio Rubio Díaz, director general de Enel en Colombia, estuvo en Neiva participando de la presentación de la iniciativa denominada “El Efecto Cacao”. DIARIO DEL HUILA dialogó con él para conocer el aporte que hará la compañía a esta alianza en favor de los cacaocultores huilenses. “Es una participación voluntaria. No tiene nada que ver con El Quimbo”, dijo.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 02 de 2019

 

 

Fausto Manrique
Diario del Huila, Neiva

Este año se cumplió una década de la licencia ambiental de El Quimbo. ¿Qué falta por cumplir?

El proyecto Quimbo está desde 2015 generando energía sin ningún inconveniente. Hemos generado más de 3000 gigavatios por hora para el sistema. Esto también refleja nuestro compromiso para seguir entregando energía para Colombia, energía que es fundamental para el desarrollo del país y de la economía.

La hidroeléctrica funciona con normalidad, ¿pero todos los compromisos de Enel con la región ya están al 100 %?

Quimbo es un proyecto que está funcionando en condiciones de perfecta normalidad. Hoy es importante destacar que no solamente como grupo tenemos un compromiso en entregar la energía que el país requiere sino que estamos vinculados a los territorios para desarrollar estructuras sociales y económicas que permitan también el crecimiento de los territorios y las regiones.

Sin embargo, entiendo que falta, por ejemplo, la vía perimetral. ¿Cómo va esa obra?

En Quimbo, a nivel de producción no falta nada. Es de destacar el reciente acuerdo que se celebró con la Gobernación de Cundinamarca para desarrollar la vía perimetral.

¿En qué consiste el acuerdo con la Gobernación de Cundinamarca?

Es una vía que ya está en licitación y en breve anunciaremos los resultados de este proceso. Se ha firmado un compromiso con la Gobernación desde el cual se hará toda la declaratoria de utilidad pública por donde va a pasar la vía y hay un total acuerdo con la Gobernación para iniciar este trabajo de la vía perimetral.

¿Cuánto cuesta la vía?

Estamos esperando los resultados de la licitación. Esto será muy pronto porque ya estamos en la fase final del proceso. En ese momento haremos público el valor de la vía. Esto será muy rápido.

¿Están considerando otras iniciativas de generación de energía en la región?

Hoy en día hay algunos proyectos que pudieran tener interés. Hay algunos desarrolladores que han tenido algún acercamiento. Como todo, hay que hacer análisis.

En este momento, ¿qué proyectos están llevando a cabo?

En estos momentos, como Grupo Enel hay una serie de proyectos que están más avanzados: en la en Cesar y La Guajira. Estas iniciativas salieron elegidas en la subasta de cargo por confiabilidad.

¿Tienen algo que ver con energía hidráulica?

Son tres proyectos eólicos y dos solares.

Esta semana se conoció que hacen parte de la alianza El Efecto Cacao, ¿por qué decidieron vincularse?

La importancia de esta alianza que nosotros hemos hecho con USAID y Casa Luker radica en fortalecer el crecimiento económico y social de los territorios locales.

¿Ustedes ven compatibilidad entre las grandes obras y la agricultura?

Para nosotros es muy importante cómo desde la realización de grandes obras de infraestructura, como las centrales hidráulicas, también se pueden potenciar otras cadenas productivas, en este caso lo que es la cadena productiva del cacao.

Para nadie es un secreto que durante el tiempo de construcción de la represa y aún hoy en día hay cuestionamientos contra Enel por el cumplimiento de la licencia ambiental de El Quimbo. ¿Por qué apoyar esta iniciativa?

Este es el compromiso que tiene el grupo Enel-Emgesa de desarrollar estas estructuras sociales y económicas en la región. Es muy importante ver cómo estas brechas de inequidad en las regiones se pueden cerrar e indiscutiblemente estos proyectos son los que hacen cerrar esas brechas.

¿Cuál es el aporte de Enel a esta alianza cacaotera?

Nosotros vamos a formar parte de este proyecto. Vamos a entregar 120 hectáreas de terreno donde se va a realizar todo lo relacionado con el proyecto ancla, que servirá como un centro de formación y capacitación para que todos los agricultores que se vinculen reciban esta instrucción que implique aumentar el rendimiento y la productividad de sus terrenos.

¿Qué metas se han establecido con El Efecto Cacao?

Aumentar el rendimiento y la productividad, lo que significa es aumentar los ingresos, van a poder vender más kilos de cacao y por lo tanto significará mejorar la calidad de vida de todas estas personas que hoy trabajan en el mundo rural.

¿Esta vinculación tiene alguna relación con las familias o zonas afectadas por El Quimbo?

Este proyecto no tiene nada que ver con lo que ha sido El Quimbo. Es totalmente voluntario, nosotros hemos querido desarrollarlo. Todas las personas que quieran vincularse a esta iniciativa lo pueden hacer, hay espacios para esto.

¿Entonces, no tiene nada que ver con El Quimbo?

Es una participación voluntaria. No tiene nada que ver con las medidas de compensación que están establecidas en la licencia ambiental para El Quimbo.

 

¿Qué es El Efecto Cacao?

El Efecto Cacao es una Alianza para el Desarrollo Global (GDA) entre USAID/Colombia, Luker Chocolate, Fundación Lúker, Enel-Emgesa, Fundación Saldarriaga Concha y EAFIT. Busca fortalecer la cadena productiva del cacao y contribuir a mejorar las condiciones de vida de los productores y sus comunidades, brindando oportunidades lícitas en tres subregiones: Urabá, Bajo Cauca y Centro-Sur del Huila.

La alianza cuenta con una inversión total de USD 35,1 millones en donde USAID aporta USD 6,2 millones y el sector privado USD 28,8 millones.

El Efecto Cacao se implementará a través de estrategias como el incrementar la productividad en los cultivos de cacao a través del establecimiento de dos cultivos ancla y la intervención de fincas de pequeños productores de cacao, con nuevas siembras o rehabilitación de cultivos.

Otra es el fortalecimiento de las asociaciones de productores de cacao mejorando las capacidades técnicas, comerciales y administrativas. Y la última, mejorar las competencias académicas y socio-emocionales de la población cercana al cultivo ancla en Necoclí.

Los resultados que se buscan en este proyecto son el incremento de ingresos de los pequeños productores, a través de la intervención de 1340 hectáreas de cacao; el establecimiento de dos cultivos ancla como modelo de buenas prácticas productivas y de inversión en las regiones productores.

También el mejoramiento de la capacidad organizacional de 17 asociaciones de cacao; el acompañamiento de 20 iniciativas de emprendimiento de las familias de los cacaoteros, con enfoque de género, como medio para la generación de nuevos ingresos.

Y el fortalecimiento de las competencias socio-emocionales, académicas y de resiliencia de 1561 personas en Necoclí.

 

Repoblamiento piscícola

Recientemente, la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (AUNAP) otorgó mediante la resolución No. 00000663 del 4 de abril de 2019 el permiso de cultivo en la Estación Experimental Surcolombiana de Recursos Hidrobiológicos (ESRH), construida por Enel-Emgesa y la USCO.

Con este permiso, que tendrá vigencia hasta mediados de 2020, se autoriza la producción de 4 millones de alevinos de las especies nativas capaz, bocachico y pataló, con las cuales se pretende realizar los repoblamientos en los embalses El Quimbo y Betania.

Luego de obtener este permiso, Enel-Emgesa y USCO han procedido a radicar el plan de repoblamiento de la Central El Quimbo, que también debe ser aprobado por la AUNAP y que incluye una proyección para realizar repoblamientos en los próximos ocho años.

Dentro de los programas ambientales de El Quimbo hay uno Íctico y Pesquero del Alto Magdalena. Esta iniciativa lo que hace es estudiar las especies nativas de peces que hay en el río Magdalena antes y después del embalse.

También desarrolla acciones que permitan hacer repoblamiento en El Quimbo y aguas debajo de este para garantizar que estas especies nativas no desaparezcan de la zona. Para esto, hace unos dos años fue inaugurada una estación piscícola en donde se hace reproducción y estudio de especies nativas como el capaz, bocachico, peje, pataló.

Sin embargo, para poder ejecutar los repoblamientos, primero había que solicitarle a la AUNAP un permiso. Luego de este aval se le presentará a la AUNAP el programa de repoblamiento. Esto se podría estar dando en el segundo semestre de este año.