martes, 21 de agosto de 2018
Contexto/ Creado el: 2018-01-18 08:35 - Última actualización: 2018-01-18 08:36

“No solo de café vive el hombre”

Para Bernardo Cubillos Angulo, los constantes paros cafeteros le obligaron a probar nuevos cultivos; desde hace seis años trabaja en la siembra de diversos tipos de aguacate y brinda capacitaciones a otros empresarios del campo de diferentes municipios del departamento.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | enero 18 de 2018

Por: Caterin Manchola
Diario del Huila, regional

Bernardo Cubillos Angulo, es un labriego oriundo del municipio de Garzón que desde  hace seis años trabaja desarrollando propuestas productivas en aguacate para el sector rural del Huila.

«El amor por el aguacate me nace en el marco de los paros cafeteros campesinos, donde con lágrimas en los ojos dije: “no solo de café vive el hombre”, entonces comencé a investigar y capacitarme para desarrollar mejores cultivos de variedad hass, persea americana y familia lauráceas».

Avances

En el transcurso de este tiempo ha logrado certificar varios viveros con registro del Instituto Colombiano Agropecuario – ICA, con el apoyo de algunas entidades gubernamentales.

«Estamos estableciendo un promedio de 100 hectáreas anuales pero son muy pocas para las 26.000 que requiere el Gobierno Nacional. El Huila tiene las mejores tierras de todo el país, con 21.849 hectáreas sin restricciones, es decir 100% aptas para la siembra. La de Antioquia tiene cero pero está sembrando en unas tierras con restricciones moderadas, y deben invertir muchos más recursos. Eso mismo ocurre en otras regiones como el Tolima y el Valle».

Dijo que ya fue conformada la cadena de aguacate con presencia de 20 municipios, y donde participan cuatro exportadoras interesadas en adquirir  las cosechas.

«Es fundamental guiar a los empresarios del campo para que tengan buenas prácticas agrícolas y sean acreedores de certificaciones para exportaciones. Con los certificados pagan mínimo $4.000 y $9.000 el kilo dependiendo del tipo».

Expresó, que aunque han avanzado bastante, aún resta mucho por hacer.

Proyecciones

Algunas de las acciones para este 2018 son continuar con el proceso de caracterización de las fincas, llevar asistencia técnica, acompañamiento organizacional y socioempresarial; y en general seguir  entregando todo el paquete tecnológico acerca del apetecido producto que es denominado el ‘oro verde’.   

Impacto económico

«Es el verdadero y mejor agronegocio que el departamento puede tener en este momento porque tenemos asegurada la comercialización. En noviembre del año pasado fue enviado un contenedor con 18 toneladas a Estados Unidos con destino a Atlanta. Actualmente el primero en mención consume 1.000 toneladas semanales entonces la cantidad que enviamos es muy poca para la demanda que tiene ese país».

Agregó que los árabes, chinos y japoneses también están interesados en comprar.

Este campesino emprendedor dice haber trabajado durante mucho tiempo solo, y ahora apoya algunos procesos en la Gobernación Departamental.

«Yo doy asistencia técnica, enseño cómo cultivar de la mejor manera y a fertilizar. Todo lo que se hace antes y durante la cosecha, apoyando el área comercial. Los opitas ya han entendido que sí tiene comercio y que están pagando muy bien porque un árbol produce hasta los 30 años, luego se soquea y continúa produciendo 20 años más. Es una alternativa real, y fue posible llevar a la práctica un proyecto que antes solo estaba en papel».  

Modus operandi

El trabajo de Bernardo comienza con las visitas a las comunidades donde se reúne con un grupo numeroso de personas entre campesinos y presidentes de juntas.

«A donde me llamen yo voy. Me gusta trabajar con varias personas para que nos rinda lo que estamos haciendo. Las charlas las doy en escuelas o casetas comunales. Enseñamos agroecología que es fundamental para poder exportar, le ‘bajamos el tono’ a los agrotóxicos y agroquímicos, porque es lo exigido para poder ser exportado a otros países».

«El oro verde es 100% exportable, pero también es 100% agroindustria, es decir, se pueden crear cremas, mantequilla, mayonesa, aguacate en polvo, brillos labiales, tratamientos para el cabello, rímel, entre otros. Francia, que es el mayor fabricante de cosméticos del mundo, está demandando todo el aceite».

En el sur del Huila, según indicó, hay aproximadamente 380 hectáreas de producción, y 400 en el centro del departamento. En el norte hay 58  y en el occidente por lo menos 40 hectáreas.

Proyectos a futuro que favorecen el medio ambiente

El labriego busca inicialmente fortalecer el sector productivo, exportación para de esta forma contribuir en la mejora de calidad de vida en el sector rural.

«Quiero recuperar el cerro páramo de Miraflores y Serranía Las Minas, que nace en el Cauca, Tarqui, Pital y muere en el noroccidente del departamento del Huila, buscando generar bosques protectores y productores. Los primeros para recuperar oxígeno, vida, temperatura, y demás que hemos perdido a causa de las represas. Una sola hectárea de aguacate entre cinco y 10 años me fija 55 toneladas de CO2, según un estudio del Ministerio de Agricultura; entonces es impactante el trabajo que se realiza, toda vez que no solo se contribuirá a la parte económica sino también al medio ambiente».

Actualmente se desempeña como asistente técnico de la cadena de aguacate en la Gobernación del Huila.

Comentarios