viernes, 18 de enero de 2019
Opinión/ Creado el: 2019-01-10 08:39

“True Lies”

Escrito por: Diógenes Díaz Carabalí
 | enero 10 de 2019

“True Lies” (Mentiras arriesgadas, en España; Mentiras verdaderas, en Latinoamérica) es una película estadounidense de 1994, dirigida por James Cameron y protagonizada por Arnold Schwarzenegger, Jamie Lee Curtis y Tom Arnold, de espías americanos que investigan una red de tráfico de armas, donde la esposa de Harry (Schwarzenegger), Helen (Jamie Lee Curtis) resulta deslumbrada por un supuesto espía, e involucrada en el problema, como dicen nuestros ñeros en las calles cuando cuentan sus historias de cine.

El parangón es válido para nuestra historia, desde la célebre frase del Ex-presidente Turbay que conoció nuestra generación: “Nuestra sociedad necesita nuevos héroes”. Vimos entonces desaparecer de nuestros billetes los perfiles de nuestros héroes de la independencia, un plan preconcebido para acabar con nuestra nacionalidad, con nuestros sustentos ideológicos, con nuestra antropología política. Para significar a las nuevas generaciones que la revolución independentista jamás había ocurrido, que la lucha contra el sometimiento injusto y descarado de la corona española jamás ocurrió.

Es el contexto de los discursos de nuestros dirigentes, aparentemente con frases venidas de la ignorancia o de la inconciencia, pero vienen de un plan maestro para con mentiras tapar nuestra realidad social y política: igual a las fantochadas del supuesto espía en la película de marras, que termina por involucrar a “Helen” en una situación real de conflicto. A nosotros nos han dicho que en Colombia “No hay conflicto interno”. O que debemos separar a los blancos de los negros y de los indios (Paloma Valencia). O que darle trabajo a un negro es llevar a un vago a una empresa con todos sus problemas (María Fernanda Cabal), o que la masacre de las bananeras es un una mentira (de la misma susodicha), o que el holocausto nazi es un mito (Idem).

Por eso la afirmación del presidente Duque, en el sentido de que logramos la independencia gracias al apoyo de los Padres Fundadores de los Estados Unidos, contiene una mentira hecha verdad, con un propósito entre manos, consistente en terminar por desmontar la base heroica de nuestra independencia y nuestra nacionalidad, con el fin de “Refundar a Colombia”, propósito ventilado desde la derecha neonazi que campea agazapada entre la más rancia tecnocracia nacional, los supuestos católicos radicales, las sectas supuestamente cristianas, es decir, los mismos disfrazados de superbuenos que llevaron a la Alemania de Hitler a la hecatombe, favorecidos por un ciudadanía ignorante, retardataria, sin educación política, que atiende sin prevención el manejo propagandístico de personajes como J.J. Rendón, puro y claro ideólogo del más rancio propósito dictatorial para América Latina.

No es gratis, por eso, que llamen al senador Álvaro Uribe, Presidente. Contempla el ansia de convertir al país en un estado derechizado, con una dictadura directa o indirecta, nefasta para la inmensa mayoría, donde son ellos quienes tienen que cargar la ambición sin límite del 5% de los habitantes, dueños del 90% de la riqueza, por un supuesto miedo a definiciones tan etéreas como el Castro-chavismo, o la manida del comunismo internacional.

Comentarios