martes, 20 de octubre de 2020
Contexto/ Creado el: 2020-05-31 10:18 - Última actualización: 2020-05-31 10:30

844 agresiones a defensores de DD.HH. registradas en 2019

El informe advirtió que se contabilizaron 628 amenazas en el 2019, frente a las 583 del 2018, lo que significó un incremento del 7,7%.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | mayo 31 de 2020

Fueron 844 las agresiones contra defensores de derechos humanos registradas en 2019, según el informe “La Ceguera” que será publicado la próxima semana por el Programa Somos Defensores.

El informe, desarrollado a través del Sistema de Información sobre Agresiones contra Personas Defensoras de Derechos Humanos en Colombia (Siaddhh), estableció que el año pasado se evidenciaron las cifras más altas de ataques contra estos individuos en la última década.

Según el informe, de las 844 agresiones individuales registradas, 74,4% fueron amenazas, 14,6% asesinatos, 6% atentados, 3,4% detenciones arbitrarias, 0,8% robos de información, 0,3% desapariciones y 0,1% judicializaciones.

El informe advirtió que se contabilizaron 628 amenazas en el 2019, frente a las 583 del 2018, lo que significó un incremento del 7,7%.

Somos Defensores recalcó que, de los 32 departamentos de Colombia, en 30 hubo algún tipo de agresión contra los derechos fundamentales de los defensores de derechos humanos.

Los departamentos donde se presentaron más hostigamientos contra el liderazgo social fueron: Cauca (237), Antioquia (60), Arauca (52), La Guajira (41), Valle del Cauca (42), Chocó (32), Córdoba (34), Risaralda (28), Bolívar y Norte de Santander (27 cada uno), Bogotá (22), Nariño (21) y Huila (20).

De las 844 agresiones registradas el año pasado, se desprenden las siguientes presuntas responsabilidades: el 47% corresponde a estructuras o grupos paramilitares; el 34,2% a agentes desconocidos; el 13% a disidencias de las Farc; el 4,2% a la guerrilla del Eln y el 3,5% a miembros de la Fuerza Pública, explicó el documento.

A su vez, el texto de Somos Defensores agregó que se presentó una disminución en el número de asesinatos contra esta población. El año pasado hubo 124 homicidios, un 24% menos que en el 2018 cuando se contabilizaron 155 de estos casos.

En este plano, el documento destacó que “se supondría que por ser el primer año de Gobierno habría un margen de tranquilidad en el debate público, mientras el nuevo presidente se posesionaba y ‘enrutaba’ sus políticas de gobierno. No fue así, desde el inicio la controversia fue puesta desde el mismo partido de gobierno al desconocer el acuerdo de paz y revertir lo alcanzado en él”.

En el documento se planteó que “en este contexto surgió el debate sobre la situación de personas defensoras de derechos humanos, pues desde el inicio del 2019 el consejero para los Derechos Humanos, Francisco Barbosa, anunció la disminución de los asesinatos de las personas con liderazgo sin argumentos sólidos, más bien desde la improvisación y con el ánimo de querer enfrentar mediáticamente el debate”.

Otras agresiones

De acuerdo con los registros de casos del Sistema de Información sobre Agresiones contra Personas Defensoras de Derechos Humanos –SIADDHH- del Programa Somos Defensores, se tiene el año 2019 siguió siendo tan violento para los liderazgos sociales en el país como el 2018. Durante el 2019 se registraron 844 agresiones individuales, equivalente a la vulneración del derecho a la vida, libertad e integridad de 835 personas con diferentes tipos de liderazgo: indígenas, comunitarios, campesinos, ambientales, comunales, educativos, afrodescendientes, sindicales, víctimas y LGBTI. Esta cifra revela un aumento de 39 casos, frente al año 2018 en el que se documentaron 805 agresiones. Esto significa un incremento del 4,8% en hechos de violencia que obstaculizaron la labor de defensa de los DDHH.

En resumen, 1649 agresiones contra personas defensoras de DDHH en los dos últimos años, evidencian, una vez más, que en el periodo de posacuerdo de paz, los líderes y lideresas siguen enfrentando situaciones angustiosas junto a sus familias e integrantes de sus colectividades, organizaciones o comunidades, incluso más que en tiempos de la negociación o del mismo conflicto armado interno hace una década. Igualmente, si se miran las cifras en relación con el año 2015, en el que se registraron 682 agresiones, queda claro que la violencia aumentó en un 24% los últimos 4 años.

Otros datos

Las agresiones más recurrentes son las amenazas con 628 casos, seguidas de los asesinatos con 124 y los atentados con 52 reportes en 2019. Pero un hecho más preocupante aún es que 30 de los 32 departamentos del país reportaron al menos una agresión, es decir que casi ningún territorio en Colombia es seguro para que los líderes ejerzan su labor.

El 2019 es, según Somos Defensores, el año con mayor número de agresiones a líderes de la década.

Astrid Torres, investigadora de la Corporación Jurídica Libertad, Nodo Antioquia, quien participó este martes en la divulgación de los resultados del informe, dijo que se han identificado tres actores involucrados directa o indirectamente en la situación que viven los líderes y defensores: Estado, paramilitares y disidencias.

Rodrigo Uprimny, investigador de DeJusticia, y quien también dio su concepto sobre el informe, destacó que ‘la Ceguera‘ tiene un profundo sentido humano al nombrar uno a uno los 124 líderes asesinados -con su respectivo perfil, foto y estado del caso- antes de revelar el panorama general. "Muestran que ahí hay dramas humanos que no son meramente cifras. Detrás de cada personas hay una vida truncada, una familia", señaló.