martes, 20 de octubre de 2020
Especiales/ Creado el: 2020-06-09 11:53 - Última actualización: 2020-06-09 11:57

“Es normal sentir temor, es una enfermedad desconocida”

El personal de la salud ha tenido que enfrentar de manera directa al virus covid-19, por eso el reto más grande en esta loable labor ha sido no contagiarse. Una médica narró a Diario del Huila cómo ha sido todo el proceso de tratar la enfermedad.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 09 de 2020

Esta emergencia sanitaria ocasionada por la covid-19, demostró que los héroes son los médicos, enfermeras y demás personal de la salud, quienes se enfrentan día a día a este virus, que, según el último reporte, el Departamento del Huila registra 257 contagiados.

Para la médica Ángela Vanegas, urgencióloga de la Clínica Medilaser, este trabajo ha sido arduo e intenso, porque ha tenido que extremar muchas medidas con miras a proteger tanto a los pacientes como al personal de salud.

 “Hemos tenido que reentrenarnos en temas nuevos, teniendo en cuenta que estamos hablando de una patología que ninguno conocíamos, que viene a ser nueva para todos; entonces es un trabajo que ha tenido que estar soportado desde varias aristas: desde la parte académica, asistencial y administrativa. Ha sido realmente un trabajo que ha requerido invertir tiempo y dedicación”, explicó.

Medidas

Desde que inició la pandemia, su día a día inicia tomando las medidas de precaución para prevenir el virus, teniendo presente la protección personal, la de su entorno laboral y la de su familia. Por eso, cuando ingresa a la clínica la primera actividad que realiza es un buen lavado de manos, luego se colocan los equipos de protección personal e inicia sus labores.

 “Durante el transcurso de la jornada manejamos medidas extremas de protección, cuidando de todos los pacientes y de nosotros mismos, aunque esto implique sacrificios, sabemos que todo lo hacemos por nuestros pacientes”, sostuvo.

Explicó que estar bien protegida en esta fase es fundamental para prevenir la propagación del virus, sobre todo, al enfrentarse con un paciente sospechoso de SARS-CoV-2.

 “Al finalizar cada turno hacemos retiro de los equipos de manera segura, teniendo en cuenta no llevar material contaminado a nuestros hogares”, indicó.

Desde que inició la pandemia, su día a día inicia tomando las medidas de precaución para prevenir el virus.


Día a día

La rutina es la misma, desde que amanece hasta que anochece el protocolo no se interrumpe, siempre lava sus manos continuamente y realiza otras medidas. Incluso, manifestó que algunos de sus colegas decidieron abandonar sus casas para rentar vivienda y dejaron de ver a sus familias.

 “En general, en la comunidad médica y nuestras familias se viven temores (es normal, es una enfermedad desconocida), algunos han tenido que dejar sus casas, rentar viviendas y vivir solos. Tenemos colegas, personal de enfermería, auxiliares y demás personal que hacen parte del trabajo diario, quienes tienen miedo de contagio tanto ellos como sus familiares. Pero sabemos que todo tiene un objetivo: prestar un servicio de salud seguro y oportuno a la ciudadanía, que puede estar tranquila porque estamos muy bien protegidos”.

El gran reto

Manifestó que el reto que ha enfrentado durante la emergencia sanitaria ha sido mantenerse libre y los de su entorno de la enfermedad.

 “En esto la Clínica Medilaser ha tenido un papel fundamental, dado que siempre nos mantienen muy bien protegidos con la entrega oportuna de los elementos de protección. Otros retos adicionales incluyen la actualización y búsqueda permanente del conocimiento, teniendo en cuenta que la Covid-19 es una enfermedad nueva para todos”.

Explicó que la clínica ha preparado estrategias de manejo de pacientes respiratorios leves, incluso meses antes de que apareciera el primer caso en Colombia.

 “En la sede de atención inmediata de La Toma damos atención médica y en casos necesarios se toman las pruebas para el diagnóstico. En la sala de urgencias de la sede central se atienden pacientes de más alta complejidad y, sin embargo, aquí también, contamos con dos áreas separadas: una para el manejo de pacientes sin síntomas respiratorios y otra para respiratorios. Sumado a esto, tenemos dos salas de reanimación diferentes, un piso exclusivo para pacientes con alta sospecha de covid-19 y una unidad de cuidado intensivo con las mismas características”.

Enfrenta el virus con todas las medidas y equipos de protección personal brindado por la clínica, que incluye gafas de protección, caretas faciales, uniformes quirúrgicos, batas de manga larga, gorros, polainas, escafandras, tapabocas de alta eficiencia y mascarillas quirúrgicas.

 “También la clínica ha dotado las salas de urgencias con equipos que ofrecen mayor seguridad y efectividad a la hora de abordar la vía área, disponemos de video laringoscopios y Aerosol Box (caja para aerosoles)”.

Discriminación

Diariamente se conocen casos discriminatorios al personal de la salud, en su caso, no ha sido víctima, pero sí algunos de sus compañeros de trabajo cuando toman el transporte público, porque al ver el uniforme no los llevan, razón por lo cual, tienen que desplazarse a pie en recorridos de 1 y 2 horas, exponiéndose a ser atracados.

“No bajar la guardia”

Finalmente, la médica envió un mensaje a la ciudadanía para que sean conscientes de que cada día es mayor el número de contagiados, por lo tanto, se debe seguir estrictamente las medidas de bioseguridad.

 “Quiero exponerle a la comunidad que seguimos en pandemia, que se han tenido que retomar algunas actividades laborales por la situación económica del país, permitiendo la salida de un grupo poblacional a la calle, pero estamos apenas iniciando el pico de máximo contagio, debemos entonces entender que aumenta el riesgo de ser contagiados y contagiar a los demás. Mi llamado es a no bajar la guardia, se debe mantener el aislamiento social, las medidas personales de protección e higiene personal”.