domingo, 25 de agosto de 2019
Especiales/ Creado el: 2019-06-25 10:39 - Última actualización: 2019-06-25 10:39

A los niños y niñas opitas les corre ‘folclor’ por las venas

El Encuentro Departamental del Baile del Bambuco Tradicional estuvo presidido por niños, niñas, jóvenes y adultos, personas entre los seis hasta cerca de 80 años, en la plazoleta del Centro de Convenciones José Eustasio Rivera, de Neiva.

María Fernanda Conde y Joseth Duván Gutiérrez, de Neiva. 

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 25 de 2019

En el marco de la versión 59 del Festival Folclórico y Reinado Nacional del Bambuco, fueron rememoradas las raíces al baile que rinde tributo a los primeros campesinos rajaleñas opitas y a quienes fueron los creadores de este legado cultural.

El Encuentro Departamental del Baile del Bambuco Tradicional estuvo presidido por niños, niñas, jóvenes y adultos, personas entre los seis años de edad hasta cerca de 80 años, en la plazoleta del centro de convenciones José Eustasio Rivera, de Neiva.

Fueron 30 parejas de diferentes generaciones que vistiendo el traje tradicional se robaron la atención de los presentes por cerca de 4 horas en la tarde de ayer, y aunque lloviznó el lugar siempre estuvo lleno de público provenientes de diferentes municipios del Huila.



Pajeras de niños y niñas de diferentes municipios del Huila.



Intérpretes en modalidad jóvenes.



10 parejas de modalidad adulto mayor.



Maite Samara Perdomo, de seis años de edad, con su padre Ribeiro Perdomo.



Graciela Méndez de Galvis e Ismael Benítez.



Maite Samara Perdomo y Juan Uribe, de Baraya.

Los niños y niñas

Durante la presentación de la modalidad infantil una de las niñas que más contagió al público con su interpretación fue Maité Samara Perdomo, la más pequeña en edad y estatura de todas las categorías.

Con tan solamente seis años de edad, aseguró que le gusta más el baile que el juego, y esto lo lleva en la sangre, pues es hija de los bailarines.

“Yo he visto el talento que tiene mi hija desde años atrás, porque el bambuco y sanjuanero le corren por las venas. Es una niña muy talentosa y que le gusta la cultura del departamento. Desde hace rato quería darla a conocer en un evento así, porque ella  fuera del bambuco, se sabe el San Juanero huilense”, expresó su padre, Ribeiro Perdomo Salas.

Y agregó como dato curioso que Maite Samara aprendió a interpretar estos bailes prácticamente sola, mientras veía a otras personas.

“Yo trabajo con la Alcaldía con el adulto mayor, soy el profesor de danzas, y pues yo me llevaba a mi pequeña a los ensayos de bambuco tradicional y verdaderamente un día me dejó asombrado porque la vi interpretando el bambuco tradicional sin yo enseñárselo; ella lo aprendió mirando a las abuelas cuando lo bailaban”.

Eso ocurrió cuando la pequeña tenía aproximadamente cuatro años de edad. Actualmente cursa grado preescolar en la Escuela Rómulo Borrero y según su padre, tal vez sacó este don como herencia suya pues ha hecho parte de grupos de danzas y ha participado en varios eventos.

Maité por su parte, dijo que entre juego y baile opta por la segunda opción, y que se había divertido en la presentación de ayer, para la que ensayó solamente tres veces, según su padre.

Ribeiro Perdomo Salas estuvo también interpretando junto con Mayuri Zapata este legado cultural en la plazoleta del centro de convenciones ayer.

Los abuelos

Entre tanto otros de los participantes que sí tienen un largo recorrido en la interpretación del bambuco tradicional sostuvieron que no están de acuerdo con los nuevos pasos que según ellos se les ha agregado.

Graciela Méndez de Galvis e Ismael Benítez, de 70 y 60 años de edad respectivamente, se mueven al son del bambuco desde hace casi 50 años, y durante todo este tiempo la pareja de vecinos han estamos juntos en cientos de tarimas en Colombia.

Ismael Benítez expresó que desde los 5 años de edad ha participado en comparsas, grupos tradicionales y folclóricos.

“La tradición está muy cambiada, lo que bailábamos nosotros a lo que bailan ahora es muy diferente. Nosotros si llevamos el ritmo de la tradición que era antiguamente, por ejemplo en la volteada de la cabeza, tantas figuras que están sacando. Es que son solamente tres pasos, no hay ningún otro”.

La pareja de baile neivana también estuvo ayer en la noche de coronación de la señorita Neiva. Tienen grandes experiencias reflejadas en trofeos y han tenido el gusto de ver que muchos de los niños y niñas a quienes les enseñan el baile logran llevarse los primeros lugares.

“Nietos míos, mi hija... yo tengo tradición opita, la mera sangre, me nace ese folclor”.

En esa misma línea Ismael Benítez indicó que a su nieto de tres años ya le está pasando todo su conocimiento.

Recordó también que dicho baile vino de un rajaleñas y “hay que saberlo interpretar, y vamos a mostrarle al Huila que aquí se baila bien el bambuco tradicional, porque de ahí fue de donde provino el Sanjuanero”.

Por último, enviaron una invitación para los niños, niñas y jóvenes, a que den continuidad a esta expresión cultural.

“No perdamos la manera en cómo se interpretó el bambuco tradicional aquí en el Huila, a nivel de Neiva, para que todos los niños, jóvenes y adultos que están comenzando a hacer gestión, bailemos el bambuco tradicional al estilo rajaleñas”, expresó Benítez.

“Cuando gusten yo vivo en el barrio Alfonso López si quieren yo les enseño. La tradición es tradición, esas figuras que están saliendo ahora no son, han cambiado demasiado”, puntualizó Méndez.

Entre los municipios que participaron se encuentra Neiva, Algeciras, Baraya, Palermo, Teruel, Nátaga, Aipe, Tesalia, La Plata, Tello, Paicol y Hobo.