<ins data-revive-zoneid="2" data-revive-id="e0f695b1b9e71c7e090345072026c701"></ins>
viernes, 21 de julio de 2017
 
Actualidad/ 2017-02-06 08:59

Colombia vivió segundos de pánico

Eran pasadas las 8 de la mañana de ayer lunes, cuando la tierra sacudió nuevamente a Colombia, al norte del departamento del Huila. Fueron segundos de pánico, confusión y temor por el tercer sismo que en menos de tres meses sacudió a la Ciudad de los cardos.

Escrito por: Erick Rojas | febrero 06 de 2017

JUAN CARLOS BRAVO
DIARIO DEL HUILA
Redacción General

Cuantiosos daños materiales, 15 casas afectadas, 8 con daños graves, el campanario de la iglesia a punto de colapsar, pánico, temor e incertidumbre, fue el saldo que dejó el fuerte sismo de magnitud de 5,7 que tuvo como epicentro una zona rural a 5 kilómetros de la cabecera municipal del municipio de Colombia, al norte del departamento.

DIARIO DEL HUILA habló con los habitantes de la población y con las autoridades locales. La repuesta fue la misma: existe temor ante nuevos movimientos telúricos y que colapsen las viviendas que quedaron con serios daños en sus estructuras. Algunas casas aún no lograban reponerse de las afectaciones que sufrieron el 30 de octubre pasado cuando un sismo de 5.4 grados de intensidad, tuvo epicentro en este mismo municipio. Anoche, la comunidad se encontraba temerosa ante la posibilidad de que se presentaran nuevas réplicas.

“No estamos preparados para un gran sismo”

 width=

La alcaldesa del municipio de Colombia, Adelia Guzmán, aseguró que “la verdad es que la población no está preparada para enfrentar este tipo de eventos sísmicos de gran magnitud. Lo preocupante es que llevamos tres movimientos telúricos aquí, con las repercusiones que ya se conocen. Y repito, no estamos preparados para atender una emergencia por efecto de un nuevo temblor con más intensidad que los anteriores”.

Agregó la alcaldesa, que aún se siguen evaluado los daños en la población para determinar las ayudas que se puedan prestar para reconstruir las viviendas afectadas.

“Le hacemos un llamado al Gobierno Departamental y Nacional para tener un plan de contingencia adecuado. Nosotros aquí no tenemos infraestructura para evacuar de forma masiva a los pobladores si se llegare a presentar un sismo más fuerte. No hay albergues; aunque contamos con el Cuerpo de Bomberos se requiere más apoyo para entregarle herramientas de trabajo. Requerimos ingenieros civiles para evaluar los daños en las viviendas y hacer visitas técnicas a aquellas viviendas que, de una u otra forma, han resultado afectadas por los sismos de los últimos tres meses.

Campanario, a punto de colapsar

 width=

Roberto Martínez, párroco de la Iglesia Las Mercedes del municipio de Colombia, manifestó que las grietas agravaron en el campanario por lo que la zona tuvo que ser acordonada para evitar que se presenten incidentes; además, manifestó que si se presentara un nuevo movimiento, lo más posible es que se vaya al piso.

Vamos a emprender la tarea de restaurar el campanario, hay que tumbarlo y hacerlo nuevamente con ladrillo. Sentimos temor inicialmente, en los colegios, momentos de miedo; las clases pararon pero ya estamos más calmados.

Las ayudas

Dijo que “en ese tema hay en la población algunas personas inconformes con las ayudas que ha enviado el Gobierno Departamental, porque se le han entregado a unas personas y a otras no. Existen personas que tuvieron daños en sus viviendas durante el sismo de octubre y que se agravaron ahora, pero no les han llegado los auxilios, esperamos que esta vez sí se les tengan en cuenta. También, en otros casos se les entregaron ladrillos y cemento, pero las personas no tenían para pagar un maestro de obra; entonces, las casas quedaron así”, agregó el párroco.

“Salí corriendo para el patio”

 width=

María de Jesús Avendaño fue una de las afectadas con el nuevo sismo y dijo: “Esta vez fue más durito el temblor. Me asusté y salí corriendo para el patio y me prendí de una columna para no caerme al piso. Ahora le pedimos al Gobierno que esta vez sí nos tenga en cuenta, porque la casa quedó muy averiada. Le están dando las ayudas a otras personas que no lo merecen”.

“Eso fue muy duro”

 width=

Por su parte, Elías Hernández Llanos, aseguró que “sentimos mucho susto, yo dije: ‘se nos cayó la casa’, eso tronaba duro, eso fue muy duro. Salimos corriendo al patio, tuvimos daños fuertes en las casas con grietas en las paredes. A nosotros no nos dieron nada la vez pasada y vea esta casa, está que se nos cae al piso y pedimos ayuda como varillas y cemento para ajustar algunas paredes.

“Ya no podemos dormir”

 width=

A su turno, Dagoberto Reyes Rodriguez, sostuvo que “eso estuvo fuerte en la mañana, aquí se abrió la pared y se cayeron unos cuadros. Ante eso no se fue al piso, pero necesitamos recursos para arreglar nuestras casas. Ahora no dormimos aquí y nos tocó irnos a dormir casi que en el patio. Ahora necesitamos con urgencia las ayudas porque se las están dando a otras personas que no les ha sucedido nada. Pedimos que nos entreguen directamente las ayudas a las personas afectadas”, anotó.

“Se cuetearon los pisos”

 width=

Finalmente, Gregorio Cardozo señaló que “aquí quedamos espichados, las paredes están a punto de caerse y nosotros necesitamos ayuda porque llegan y no se le entregan a los afectados por estos sismos que nos tienen asustados. No sé qué pasa. Los pisos se cuetearon. Nos tocó salir corriendo para la calle, se cayó un televisor y se rompió”, dijo finalmente.