miércoles, 28 de octubre de 2020
Regional/ Creado el: 2020-09-21 05:00 - Última actualización: 2020-09-21 11:50

Al finalizar el año, volverá la emisora cultural del Huila

Esta noticia se da luego que el Gobierno Departamental gestionara ante MINTIC la licencia para poder operar y tras recibir la visita de la Aeronáutica Civil. Con el aval, se prevé que la emisora cultural volverá al aire antes de finalizar el año con contenidos culturales y abriéndole un espacio a los diferentes sectores.

Durante la pasada Administración Departamental, se creó una estrategia de marketing y mercadeo, donde a su nombre de tradición se le ante puso ‘La Nueva’ 95.3 FM Emisora Cultural del HUILA.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | septiembre 21 de 2020

Por Linda Vargas

Con gran tristeza muchos gestores culturales lamentaron a comienzos de este año, la decisión del Gobierno Departamental de apagar la emisora cultural del Huila 95.3 FM o ‘La Nueva’ como fue denominada en la pasada administración, para darle un concepto más particular y moderno.

Esta decisión se tomó debido a que la emisora desde hace 13 años no cuenta con la licencia de funcionamiento, situación que llevó a parar operaciones mientras la Secretaría de Cultura y Turismo gestiona ante el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, MINTIC, el nuevo permiso para continuar con la programación cultural.

El estudio de la emisora cultural.

“Cuando la recibimos estaba apagada. Se procedió a hacer toda la inspección para dar apertura a la emisora, pero requerimos una comunicación del Ministerio de las TIC donde nos instan a que la emisora no puede ser prendida, porque desde hace varios años, se estaba dando uso indebido o ilegal del espectro electromagnético, entonces se procedió a apagarla. Como Gobierno Departamental tenemos que dar ejemplo y tenemos que cumplir la ley”, contó el secretario de Cultura y Turismo Departamental, Daniel Sanz.

Sin embargo, ya la Secretaría de Cultura y Turismo recibió la visita de la Aeronáutica Civil para realizar la revisión técnica de la emisora que permitirá dar viabilidad al uso del suelo y de la antena. “Es uno de los requisitos para poder enviar todo el paquete de la solitud de viabilidad como emisora. Aseguramos algunos recursos para poder pagar todos los costos administrativos que conlleva”, agregó Sanz.

Son $27.000.000 que serán destinados a la financiación de administrativos y también para cancelar una deuda con Sayco. “La emisora requiere de un mantenimiento preventivo y con lo que contamos podemos salir al aire. Desde luego, el próximo año, buscaremos cobertura, para que el equipo de transmisión sea un equipo nuevo y con tecnología moderna. La idea es poder ir mejorándola”, indicó el secretario.

De acuerdo con Sanz, se prevé que los huilenses al finalizar este año volverán a escuchar la emisora con contenidos culturales, dándole voz a los distintos sectores, trabajando con la academia de historia y enlazándola con emisoras nacionales.

 “Apenas tengamos certeza de la fecha de apertura, tenemos planeado un tema de marketing y empezaremos a comunicárselo a los huilenses que la emisora cultural está funcionando, y para eso vamos a trabajar de la mano de 37 encargados de cultura de los municipios que van a ayudar a hacer la difusión”, afirmó el secretario de Cultura y Turismo.

La antena ubicada en Cerro Neiva

¿Qué hizo la última administración?

En la pasada administración del exgobernador Carlos Julio González Villa, estuvo en el cargo por dos años como director de la emisora, el actual concejal de Neiva, Faiber Tamayo; quien según expresó, la recibió al 5% de su capacidad y con poca audiencia. “La emisora estaba operando con 500 vatios, no en Cerro Neiva donde debería de estar normalmente, sino que estaba operando en un transmisor desde el Centro de Convenciones”, contó.

De acuerdo con el cabildante, para le época denunció ante la opinión pública, las condiciones en las cuales recibió la emisora. “No tenía licencia, no habían pagado impuestos, le habían robado y cambiado los equipos, puesto que, los que estaban en Cerro Neiva se fueron dañando y los habían mandado a arreglar, pero nunca se les pagó el arreglo a quienes lo tenían; entonces no fueron devueltos, se perdieron y otros se los robaron. ¡Un despelote!”.

El actual concejal de Neiva, Faiver Tamayo, fue director de la emisora.

Por lo tanto, Tamayo liquidó la emisora ante MINTIC, abrieron una licitación para instalar los equipos nuevos que llevaban 7 u 8 años en el sótano, según él, fueron adquiridos en la administración del exgobernador Luis Jorge Pajarito Sánchez, por un valor aproximado de 180 millones de pesos.

Adicionalmente, relató que donde estaba ubicada la emisora en Cerro Neiva, adeudaban 19 años de arriendo a la Fundación Jorge Eliecer Gaitán. Allí inicialmente, estuvieron los equipos de transmisión recién inaugurada la emisora en el año 95, posteriormente dichos equipos se fueron dañando y también los fueron desvalijando; por tal razón, los pocos equipos buenos terminaron trasmitiendo desde el centro de convenciones donde actualmente están las instalaciones de la emisora.

“Con el Fondo Mixto, hacemos el primer comodato de la historia para poder en Cerro Neiva, construir una caseta, pero el compromiso era que ellos la construían y la gobernación le ponía energía. Luego se licitó para que esos equipos se subieran y se pudiera trabajar; allá trabajamos excelentemente, se hicieron unos cambios en equipos, se modernizó el estudio, se licitó para comprar otros equipos”. Esto permitió cubrir y trasmitir no solo en el departamento sino en todo el sur del país.

Tamayo, antes de dejar el cargo para aspirar al Concejo de Neiva, inició un proceso de legalización que se abrió con la MINTIC, debido a que cuando se produjo el cambio del Instituto Huilense de Cultura a la actual Secretaría de Cultura y Turismo, no se liquidó al ser un bien público; por tal razón, tuvieron que volver a solicitar la licencia como si fuera por primera vez, sin embargo, tenían el permiso temporal para seguir operando.

A su vez, el concejal solicitó viabilidad, que consistía en realizar unos estudios técnicos para la aprobación de la licencia. “Pero ahí yo me retiro, no sé qué pasó. El director que quedó lastimosamente no hizo nada. Esa viabilidad se perdió, porque no se presentó en los tiempos establecidos”.

Indicó que le “toco revivir a un muerto”, porque durante el lapso de 13 años, nadie se apersonó de la emisora cultural y en efecto, esa mala administración y esa poca gestión, hizo que atravesara por serias dificultades que hoy la tienen sin operar.

En el gobierno de González Villa, según información aportada por el concejal Tamayo, en el 2017, se pusieron a paz y salvo en deudas que tenía la emisora de toda una vida, tales como: Sayco de los cuales se debían $56`000.000 millones y se renegoció en $25.000.000; Acinpro se debían $46.000.000 y se renegoció pagando $15.000.000. Se hicieron los estudios y pagos del espectro, uno de los impuestos que se le pagan al Gobierno por derecho para poder utilizar el espacio, en los cuales no se habían venido incumpliendo en los últimos años y debido a esto al departamento le toco pagar una sanción de $20.000.000 por no haber cumplido en el reglamento y compromiso de ley.

Negligencia de MINTIC

La exsecretaria de Cultura y Turismo del Huila, Diana Marcela Molina, explicó que fue lo que sucedió con los trámites ante el MINTIC. “Fue un tema que nosotros descubrimos cuando iniciamos el proceso de la emisora; no contaba con licencia de funcionamiento. Nosotros interpusimos todas las acciones con el ministerio, por lo cual, reconoció que era un tema de negligencia de parte de ellos. Todo ese tiempo de no tener la licencia, fue una falla de ellos, por no haber requerido a tiempo la licencia en su debido momento. Ellos nos dieron un tiempo de funcionamiento, mientras tanto lo que nos pedían es que fuéramos haciendo todo el procedimiento para la consecución de esa misma. Después, entró en un procedimiento administrativo que llevó a cabo el ministerio”. 

Problemas de fondo

De otro lado, el comunicador social y periodista, Andrés Felipe González Díaz, quien fue director de la emisora cultural, indicó que cuando estuvo al frente, ésta tenía varios problemas de fondo: uno, la licencia fue tramitada a través de la Secretaría de Cultura, pero desde hace varios años, la responsabilidad fue trasladada a la Secretaría General. Segundo, no tenía recursos propios, lo que hace que no se pueda sostener por sí misma. Tercero, no tenía empleados de planta. Cuarto, no contaba con personal técnico contratado. Quinto, las deudas con Sayco y la falta de renovación de la licencia. Y, sexto, no contaba con buenos equipos.

Menos politiquería

Para José Miller Trujillo, gestor cultural y productor artístico, la situación actual de la emisora se debe principalmente a la falta de apoyo y financiamiento por parte de las administraciones departamentales para fortalecer este espacio dedicado a la comunidad que permite difundir la cultura e historia del Huila.

“La emisora pasó a ser un espacio politiquero de los gobiernos de turno, algunos muy conscientes, otros no. Se convirtió en un pasatiempo para muchas cosas. Por allí pasaron muchos directores con iniciativas muy loables, sino que no le paraban bolas a los requerimientos que ellos hacían para que la emisora estuviera bien y querían que la emisora estuviera arriba cuando empezó con su falla técnica desde hace mucho rato”.

El gestor cultural sostuvo que mientras no haya una planeación, organización ejecutiva y una proyección técnica, la emisora terminará ejecutando el proyecto de manera errónea y poco eficaz, siendo el resultado totalmente malo. “Equipos tirados al abandono, desperdiciándose, pudriéndose. Entonces, es pura falta de manejo administrativo que ha ocasionado que la emisora esté vuelta nada. Esto, además, es parte de la parte negativa de la idiosincrasia opita, ser conformes y muchos solo llegan a ganarse un sueldo, y lo único que para ellos existen son las fiestas de San Pedro”.

Hace un llamado al Gobierno Departamental para que se pongan las ‘pilas’, tomen conciencia de la riqueza cultural, creativa e intelectual del departamento, y nombren a una persona con amplia experiencia en la radio cultural.

“Tenemos una riqueza envidiable, pero no existen las verdaderas políticas que desde el sector público se desarrolle bien. Entonces, el medio de comunicación más importante se nos está muriendo”, puntualizó el gestor cultural.