sábado, 24 de octubre de 2020
Actualidad/ Creado el: 2020-09-25 04:36

Amenazan a indígenas que tumbaron estatua de Sebastián Belalcázar en Popayán

Afirman que adelantan una estrategia de defensa legal para ellos ante las autoridades nacionales y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | septiembre 25 de 2020

La comunidad misak del Cauca informó que son amenazados, luego de derribar la estatua de Sebastián de Belalcázar. Señalaron que el domingo pasado, algunos misak que vestían sus atuendos y comercializaban alimentos como trucha, fresa, cebolla y papa "fueron perseguidos por patrulleros de la Policía Nacional, hecho que se suma a las múltiples amenazas de corte colonial/paramilitar que han recibido nuestros Taitas, Tatas y Mamas".

El comunicado alertó que las disposiciones, sumadas a los llamados hechos por la Policía Nacional, a través de los medios de comunicación, han puesto "en grave riesgo la vida y la integridad" de la comunidad indígena. "Nos obligan a convocar a todas fuerzas vivas de la Nación para que de hacerse efectiva la captura de alguno de nuestros comuneros o comuneras, Taitas, Tatas y Mamas o de atentarse en su contra, nos volquemos a la movilización masiva, como expresión legítima-pacífica de reivindicación de nuestros derechos.

El comunicado añade que esta decisión, basada en la ley de origen de esta comunidad, está en consonancia con la Constitución y que, por lo mismo, rechazan la disposición de ofrecer recompensas.

"Rechazamos los anuncios que se hicieron y se mantienen vigentes, relacionados con el ofrecimiento de recompensas, a fin de que la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación sometan y judicialicen a los comuneros que acatando su deber y derecho mayor con la autoridad indígena materializaron la orden de echar abajo el nefasto monumento que lleva años revictimizando la memoria colectiva al pueblo misak", reza el comunicado.