domingo, 20 de mayo de 2018
Neiva/ Creado el: 2017-12-04 10:58 - Última actualización: 2017-12-05 10:10

Cierre de ‘brechas’ entre el campo y la ciudad para construir paz

El poder dignificar el trabajo de los campesinos para que tengan garantías y buenas estabilidades económicas que permitan mejorar sus condiciones de vida y la de sus familias, es una de las claves para lograrlo.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | diciembre 04 de 2017

Por: Caterin Manchola
Diario del Huila, regional

En el marco del evento se discutió acerca del cierre de brechas y construcción de paz en el campo colombiano, teniendo en cuenta que para llegar a la tan anhelada paz, uno de los temas en los que se debe trabajar ardua y  articuladamente entre los mandatarios, es el de solucionar el acceso a la salud, vivienda, educación, conectividad e infraestructura para la población rural.

Asimismo, el poder dignificar el trabajo de los campesinos, para que los labriegos tengan garantías y buenas estabilidades económicas que permitan mejorar sus condiciones de vida y la de sus familias. Los alcaldes enfatizaron en que estas acciones se deben desarrollar desde cada administración, asumiendo el rol y empoderamiento en cada territorio, para que  la Reforma Rural que se espera lograr por medio de los Acuerdos pactados entre el Gobierno y las FARC, contribuya realmente a dar por terminado uno de los conflictos más prolongados de América Latina.

Lo anterior teniendo en cuenta que fue justamente la falta de ayudas, desigualdad social y la indiferencia por parte del Estado para con los campesinos, lo que originó, entre otras circunstancias, el conflicto interno armado.  

Una mirada desde el exterior

En el encuentro también participó Mehmet Ozkam, director de la Agencia Nacional de Cooperación y Coordinación Turca para Colombia - Tika, quien desde su experiencia dio a conocer qué medidas son las más adecuadas para mejorar las condiciones del campo.

«Colombia tiene mucho potencial, el problema es que no hay una ‘cadena’ para que la producción llegue hasta el mercado y después pase al consumo directo. Ese es el tema principal desde el cual se deben enfocar todas las acciones que permitan conectar la parte de producción con el mercado».

Agregó que los bajos precios y altos costos para el transporte de los productos son una gran falencia, en la cual las respectivas cámaras de comercio de cada ciudad capital deben tomar una posición muy fuerte, porque es una responsabilidad de estas organizaciones la comercialización de lo que cosechan los labriegos.

Por tanto, en cualquier parte que se hagan proyectos de desarrollo social en Colombia, se deben incluir estas instituciones, para que sean un socio que colabore y contribuya en las metas que se propongan.  

«Es importante que esta línea sea confiable, las ganancias justas. En ese sentido, si las cámaras de Comercio actúan justamente se puede resolver este problema», puntualizó Mehmet Ozkam.

Cerrar brechas: La educación

La vinculación entre el campo y la ciudad ha mejorado notablemente en los últimos años, teniendo en cuenta que se ha  trabajado más en la implementación de nuevas vías que conectan las zonas más apartadas del país con ciudades. Esto contribuye, desde luego, a una mejor comercialización y exportación de los productos. No obstante, el acceso de los estudiantes campesinos, según expresó el director de Agencia Nacional de Cooperación y Coordinación Turca, el acceso a la educación superior sigue siendo un problema latente en el país.

«He mencionado a muchos alcaldes que si se les dificulta que los niños accedan a la educación, lo más viable es que implementen el sistema de transporte que desde luego es muy costoso, pero en un futuro ese nuevo profesional muy seguramente vendrá de nuevo a su pueblo a contribuir según los conocimientos adquiridos».

Aportes a las zonas más afectadas

Al encuentro asistieron algunos alcaldes de los municipios más agobiados por el conflicto, estos expresaron sus expectativas del encuentro y hablaron acerca del panorama actual que se vive en sus territorios.

Hernando Ramírez Ramírez, alcalde del municipio se Suarez Cauca   

«Suarez Cauca fue un municipio muy golpeado por el tema de la violencia y conflicto armado que se desarrolló en nuestro país. El 96% de nuestra población está caracterizada como víctima del conflicto, por tanto la firma de los Acuerdos de Paz fue de gran interés porque cesaron los bombardeos, tatucos y en general la ola de violencia que se vivía en esta región. Espero que el Gobierno no continúe disminuyendo los presupuestos para el municipio, para que se pueda dejar atrás la violencia que se vivió».

Paulo Andrés Pizo Lozada, alcalde del municipio de Caldono Cauca

«Anteriormente teníamos tomas guerrilleras mínimo tres veces por semana, pero desde marzo del 2014 no sufrimos  más por este tema, lo cual es un indicador muy importante para Caldas. Esto contribuyó al crecimiento económico de los locales, la inversión ha aumentado y muchas personas que fueron desplazadas regresaron, lo cual genera  tranquilidad y armonía con la parte económica y social de la localidad».  

Javier Rivera Cortéz, alcalde de Algeciras

«En mi municipio aún no se ha visto ninguna inversión del posconflicto pero la fe sigue intacta. Esperamos que realmente todo lo que se ha anunciado se cumpla pero no puedo decir que hay una inversión hecha. Claro está que sí se ha ganado inmensamente en el tema de seguridad, aspecto que es bastante importante. Pero en infraestructura, apoyo a vivienda y salud, nada».

Comentarios