martes, 20 de octubre de 2020
Especiales/ Creado el: 2019-11-16 10:27 - Última actualización: 2019-11-16 07:01

Cierre de Cumbre Petrolera y Gas, fijó derroteros a futuro 

La cumbre permitió conocer las expectativas que se tiene en el país en materia de canasta energética, el Presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, Francisco José Lloreda Mera hizo una exposición de la situación que vive el país. 

Escrito por: Redacción Diario del Huila | noviembre 16 de 2019

Por: Jhon Freddy Figueroa

Especial, Bogotá 

La industria del petróleo y gas en Colombia está en proceso de reactivación, así lo manifestó el Presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, Francisco José Lloreda Mera en desarrollo de la II Cumbre del Petróleo y Gas, adelantada en la ciudad de Bogotá. 

Indicó que, en el país, se han tomado decisiones importantes que empiezan a surtir efecto y prueba de ello, es la recuperación en las reservas y el crecimiento que se viene presentando en la producción, lo cual ha permitido que diferentes empresas le sigan apostando al sector desde diferentes aristas. 

“Tenemos además un puñado de empresas, grandes, medianas y pequeñas, consolidadas y en etapa de emprendimiento que pese a la crisis de precios y su volatilidad y a las complejidades de nuestro país -que no son pocas- le han apostado y le siguen apostando a Colombia” dijo. 

Lloreda Mera, referenció las apuestas exploratorias de empresas como Grantierra, Amerisur y Vetra en Putumayo; Parex, Geopark, Frontera, Hupecol, Perenco, Cepsa, Emerald, Tecpetrol, ONGC y Hocol, en los Llanos Orientales, y muchas otras empresas en las diferentes regiones, que han permitido incorporar cerca de 800 millones de barriles de nuevas reservas de petróleo en la última década, fruto de inversiones que para dicho periodo superaron 10.500 millones de dólares, además de ser una fuente importante de contratación de bienes, servicios y mano de obra. 

El trabajo de Ecopetrol 

Para el Presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, es de destacar el trabajo que en los últimos años ha venido desarrollando Ecopetrol a pesar de la fuerte crisis que ha vivido la estatal petrolera que por ejemplo en el 2015, perdió más de 3.9 billones de pesos y hoy, en tiempo presente registra al corte de septiembre utilidades por un valor cercano a los 9.2 billones de pesos. 

“Un ejemplo de resiliencia en una de las crisis de precios más profundas, hoy con inversiones en el Golfo de México, en Brasil y en Permian uno de los campos más importantes de no convencionales en Texas” recalcó Lloreda. 

Cambio climático 

El evento también sirvió para que en las diferentes conferencias y charlas programadas se hablará de una problemática que hoy día afecta al mundo entero y es por ello que Lloreda Mera recalcó el uso de energías renovables las que a su juicio llegaron para quedarse. 

“Cada región del planeta, cada país, avanzará a su propio ritmo, en razón a sus necesidades y especificidades, en esta evolución, reconversión, transformación o transición energética, y de si tome 25, 50 o 100 años. Dependerá principalmente de la tecnología, de las necesidades y características de cada país: de su cultura, sus recursos naturales, su acceso y capacidad de pago de las distintas fuentes de energía, y claro, del costo de las mismas. Y representa para nuestra industria del petróleo y gas, en toda su cadena, oportunidades y desafíos” 

Destacó que, en lo concerniente al cambio climático, no solo su entidad, sino también toda la industria del petróleo tiene claridad sobre los riesgos que trae este fenómeno y los factores que contribuyen a el que no son ajenos a la realidad de Colombia. 

“Varias empresas trabajan y están comprometidas en reducir emisiones y la quema y venteo de gas; en generar su electricidad con renovables no convencionales. Un ejemplo, Ecopetrol; pronto generará 300 MW adicionales a las 1.300 MW ya instaladas. Fuimos además el primer sector en comprometerse con la iniciativa de Economía Circular. Y pronto las empresas serán de energía; el petróleo y gas serán parte de su portafolio” indicó. 

No obstante, Lloreda Mera llamó al trabajo aunado, lo que implica un esfuerzo integral de todos para frenar el cambio climático. 

“La deforestación es la segunda causa del calentamiento global y aporta el 24% a los Gases de Efecto Invernadero. El reto, restaurar 350 millones de hectáreas a 2030, lo que permitirá capturar una sexta parte del dióxido de carbono. Este es un tema crítico para Colombia, pues si no hacemos nada, en diez años tendremos 450.000 hectáreas deforestadas: 312.000 más que el año pasado”

De acuerdo con datos del Ministerio de Ambiente, que también se hizo presente en el evento, seis departamentos concentran el 81% de la deforestación y aquellos donde opera la industria petrolera concentra el 68%. 

Las causas según la cartera ministerial vienen siendo cultivos de coca, extracción ilícita de minerales, ganadería extensiva y la tala ilegal; mención especial el impacto del derrame de crudo de los grupos guerrilleros. 

“En buena hora el Gobierno Nacional ha reducido la tasa de deforestación y nuestra industria está comprometida con esta causa. No solo participa con el uso del 1% de inversión forzosa ambiental y recursos de compensación, sino que tenemos empresas como Gran Tierra que invierte 10 millones de dólares en reforestación y conservación en Putumayo. Similar labor es la de Equión Energía en Casanare con su programa Conectando Bosques. Pero no solo debe preocuparnos los Gases de Efecto Invernadero; Colombia solo aporta el 0.4% de estos a nivel global y si los países que más contaminan no toman con seriedad el Acuerdo de París, habremos hecho poco” 

Gas, la transición energética

Precisamente en el último día de la cumbre, se habló de la importancia del gas para la canasta energética del país. 

En este aparte, el Presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, Francisco José Lloreda Mera, sostuvo que el gas hoy lidera a nivel mundial la transición energética y que en Colombia cada día gana más espacio; anticipó que pronto se conocerá el potencial que tiene el país cuando se dé a conocer un estudio del Ministerio de Energía, que aconsejará una revisión regulatoria y de paso permitir inversión a riesgo en infraestructura y tarifas razonables en todas las regiones.

“Es más, la diversificación económica y la transformación energética del país serán menos complejas, si contamos con un sector como el petrolero que pueda apalancarlas. Tenemos una gran oportunidad, la de ser no solo autosuficientes en petróleo y gas, sino, en aprovechar la creciente demanda de estos combustibles en la región y a nivel mundial. Por eso, el diversificar nuestra matriz energética y transformar la eléctrica, como lo lidera el Gobierno Nacional, no es incompatible con aprovechar nuestros hidrocarburos, más en una ventana de oportunidad” señaló. 

Más exploración 

Para Lloreda Mera, es importante insistir más en la exploración petrolera, sostuvo en su intervención que Colombia lleva tres años consecutivos de 50 pozos exploratorios en promedio al año cuando el país requiere al menos 100; una sísmica en tierra que ligeramente sobrepasa los 1.000 km equivalentes al año, cuando se debería estar en mínimo 8.000; inversiones anuales de 5.000 millones de dólares, cuando se requieren 7.000 millones de dólares, año, sostenidos. 

“Sobre el particular y con toda razón se pronunció la Ministra de Energía. Destinar menos del 30% de los recursos de inversión a exploración da resultados en el corto plazo, pero anticipa un escenario incierto a mediano plazo. Más si el 70% de la inversión en exploración la realizan empresas privadas y ha sido difícil atraer nuevas empresas y si la participación de las privadas en el mercado es cada vez menor” 

Al respecto sostuvo que su entidad, ha iniciado con la ANH la valoración de una serie de iniciativas, que aspira sean de buen recibo en el Consejo Directivo. 

“De los recursos por encontrar el 50% está en cuencas con producción comercial. Debemos buscar entonces la manera de desarrollar ese potencial: facilitar el traslado de inversiones entre proyectos e incentivar a las que ya están operando en dichas áreas, para que exploren. Esta es una figura que se utilizó en el pasado, y encontrar mecanismos para desarrollar áreas que están congeladas. Y abrirles camino a empresas emprendedoras bajo nuevas modalidades de operación; con estándares, pero con flexibilidad. Además de las grandes empresas, necesitamos a las medianas y pequeñas”

Protección a la industria 

De acuerdo con el Presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, el país se acostumbró, en especial en la última década, a que la ley se negocia y es por ello que rechazó como se promueven o cohonestan las vías de hecho, se pisotean los derechos de los terceros ciudadanos de menor categoría, para presionar a las empresas y al Gobierno. 

“No deben escatimarse esfuerzos para evitar llegar a vías de hecho, pero la ley es la ley. Confiamos en que el protocolo de protesta social ayude a poner orden y a decidir a tiempo el ingreso de la Fuerza Pública, si se requiere. La labor de la ANH y el Ministerio del Interior en estas circunstancias ha sido muy valiosa”. 

Al tiempo, pidió al Gobierno Nacional hacer más diligentes los trámites para quienes invierten en el sector. 

“Desde la firma de un contrato hasta la comercialización del hidrocarburo transcurren seis a siete años: 83% de tiempo, en trámites. Eso no puede ser. La buena noticia es que estamos trabajando con el Ministerio de Ambiente y la ANLA en la revisión de cada caso, en criterios de evaluación, una guía de vedas a incluir en la licencia ambiental y un nuevo modelo de licenciamiento. Y el ICANH se dispone a reglamentar sus trámites; faltaría revisar el alcance de sus requerimientos. Lo anterior, al tiempo de organizar la consulta previa, con su fortalecimiento institucional, la aplicación de la tasa por expediente, la expedición de otra directiva y la presentación de la Ley Estatutaria” 

De igual forma, Lloreda Mera sostuvo que se debe fortalecer la seguridad jurídica, uno de los principales activos del país. Tres han sido los pilares para atraer inversión a Colombia: su coherencia macroeconómica, su estabilidad política, y seguridad jurídica. Pero se ha perdido confianza en lo jurídico. El abuso de los instrumentos judiciales al acceso del ciudadano, la judicialización de decisiones de política pública, las restricciones por vía judicial de las funciones del Ejecutivo, los cambios en posiciones jurisprudenciales, han debilitado la seguridad jurídica. Y no se trata de repartir culpas; cada Rama cumple con su función. Lo que a veces pareciera no darse es aquello de que estas “deben colaborar armónicamente para cumplir los fines del Estado”.

Industria del petróleo y gas aportan a la investigación ambiental 

Por su parte, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano, quien el pasado jueves participó de una sesión académica sobre el sector de hidrocarburos ante los nuevos retos ambientales, celebró el aporte de la industria de hidrocarburos en la generación de conocimiento e información ambiental, especialmente en las operaciones costa afuera. 

"En cuanto a la investigación, resaltamos el trabajo que se viene haciendo costa afuera. Gracias al sector del petróleo y gas, pudimos descubrir nuestra estructura ecológica marina que era desconocida para todos los colombianos", aseguró Lozano.

El Ministro señaló además que uno de los principales retos del Gobierno y la industria es la inversión en investigación y conocimiento “para responderle al país con nuevas iniciativas tecnológicas, líneas base de aguas superficiales y subterráneas, línea base en biodiversidad”, entre otros. 

Asimismo, el jefe de la cartera ambiental sostuvo que la industria de hidrocarburos es una de las primeras en implementar la estrategia de economía circular, que garantiza sistemas de producción y consumo con eficiencia en el uso de materiales, agua y energía, a través de la innovación tecnológica y colaboración entre actores. 

Y agregó que “las empresas de petróleo y gas están identificando sus emisiones y, simultáneamente, están identificando los nuevos negocios que tienen que ver con la captura y el uso que se le puede dar a los gases dentro del mismo modelo de negocio del sector. Eso también es economía circular”. 

Finalmente, Lozano destacó que el país hoy cuenta con el Registro Nacional de Reducción de Emisiones de Gases Efecto Invernadero (RENARE), una herramienta para la verificación, monitoreo y reporte de reducción de gases efecto invernadero, que permitirá tener información actualizada de los esfuerzos nacionales que se están adelantando en materia de cambio climático.