domingo, 18 de febrero de 2018
Economía/ Creado el: 2018-02-06 11:04 - Última actualización: 2018-02-06 11:09

Colombia cayó en el ranking del Índice de Libertad Económica

El país ocupó en esta edición el puesto 42, al obtener una calificación de 68,9 sobre 100. Esto le significó una caída de cinco posiciones frente al lugar 37 que alcanzó en 2017.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | febrero 06 de 2018

Redacción Diario del Huila, Economía

Así lo dio a conocer la Fundación Heritage  de EE.UU. quien presentó el Índice de Libertad Económica 2018, que midió entre 180 países la relación de este modelo económico con el progreso y evaluó la oportunidad de promover la economía de libre mercado en el mundo.

Colombia bajó cinco puestos en el ranking que realiza cada año desde 1995 la entidad republicana. Según Heritage, la libertad económica es «el derecho fundamental de todo ser humano de controlar su propio trabajo y propiedad. En una sociedad económicamente libre, los individuos son propios de trabajar, producir, consumir e invertir en todo lo que quieran».

En regla jurídica, Colombia obtuvo 60,7 frente al 68,9 de 2017. En integridad de gobierno obtuvo 33,4 y subió en efectividad de justicia (36,4).

De esta manera, el país ocupó en esta edición el puesto 42, al obtener una calificación de 68,9 sobre 100. Esto le significó una caída de cinco posiciones frente al lugar 37 que alcanzó en 2017. En la esfera latinoamericano, Colombia quedó en el cuarto lugar, antecedido por Chile (puesto 20), Uruguay (38), Jamaica (40), aunque estuvo por delante de otros como Perú, Panamá, Costa Rica y México.

No obstante, en la medición de 2017 Colombia era la segunda economía de América Latina con mayor libertad para hacer negocios y así, generar prosperidad. Uruguay y Jamaica hicieron mejor las cosas y por eso quedaron por delante del país este año.

«El narcotráfico, la violencia y corrupción que engendra siguen erosionando las instituciones. La corrupción está en niveles de la administración pública».

De esta manera, en el puntaje general Colombia bajó 0,8 puntos, frente a los 69,7 del año pasado. La misma fundación estadounidense de origen republicano, dedicada a realizar estudios de política y de economía, manifestó en su informe que en el caso colombiano es evidente la dificultad en la salud fiscal, integridad del gobierno y los derechos de propiedad. “Estos aspectos opacan la mejora que tuvo el país en la efectividad judicial”, indicó la entidad.

En el pilar de gasto de gobierno subió hasta 74,4, carga fiscal 80,3 y salud fiscal 82,2.

No obstante, se refleja la intención del Gobierno de mantener la estabilidad macroeconómica y la apertura para el comercio y las finanzas mundiales. Por ejemplo, el informe resaltó la reforma tributaria de diciembre de 2016, lo que ha contribuido para que el país mantenga su calificación de grado de inversión, a pesar de los descensos que tuvieron los precios de las materia primas, especialmente el petróleo.

En efecto,  «se necesitan reformas institucionales más profundas para fortalecer el estado de derecho y reducir la corrupción», finaliza el informe.

“Un problema es el que tiene que ver con el tema fiscal”

Frente a estos resultados, el rector de la Universidad del Rosario, José Manuel Restrepo, manifestó su preocupación por que es un mal mensaje para la inversión extranjera en Colombia. «Un problema es el que tiene que ver con el tema fiscal, con un índice de gasto demasiado alto frente al producto interno bruto (PIB). Otro pilar en el que también tiene desafíos el país es el de regla de ley. Nos afecta la corrupción y el ambiente proclive al desarrollo empresarial, como demoras en obras 4G, dificultades por consultas a comunidades, atrasos en licencias ambientales. Es un llamado de atención, porque la libertad económica está en línea con el desarrollo del país».

“No solo con libertad de mercado habrá mayor crecimiento económico”

A su turno, Alejandro Torres, jefe del Departamento de Economía de la Universidad Eafit, se cuestionó frente a que si realmente al país le interesa avanzar solo en economías de mercado, porque es complicado lo de las asignaciones adecuadas. «No podemos pensar que solo con libertad de mercado habrá mayor crecimiento económico. Se requiere la combinación de mercados que funcionen, pero también con la intervención del Estado para ser más eficientes en la asignación de recursos a la sociedad. Se requiere un equilibrio en este aspecto».

Gran parte del sistema judicial está sobrecargado y es ineficiente, y la suborientación e intimidación de jueces, fiscales y testigos obstaculiza el funcionamiento judicial.