martes, 11 de agosto de 2020
Salud/ Creado el: 2020-03-06 10:13

Consejos para perder peso si pasa de los 40 años

Nunca es tarde para ponerse en forma. Aunque a medida que pasa el tiempo cada vez es más difícil adelgazar, gracias a su fuerza de voluntad y a estas tácticas puede  conseguirlo.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | marzo 06 de 2020

Aunque no lo crea y sienta nostalgia por el pasado, alcanzar la madurez tiene muchos beneficios, empezando por la sabiduría obtenida gracias a la experiencia. Además, también gozará de mucha más autoconciencia: se conoce mejor a sí mismo y sus límites, ha pasado por enormes dificultades para estar donde está ahora y las ha superado con aplomo y voluntad.

Sin embargo, hay que reconocer que su estado físico ya no es el de antes. Uno de los cambios más típicos una vez llega a los 40 años es el descenso del ritmo metabólico, lo que puede provocar que mantenerte en el peso adecuado sea cada vez más difícil. El cuerpo ya no quema grasas a tanta velocidad como lo hacía hace años.

Pero a pesar de ello, adelgazar a edades avanzadas no es tan difícil como parece. Tan solo necesita una gran capacidad de esfuerzo y sacrificio para adquirir una dieta saludable y hacer actividad física con más frecuencia. Recuerda que las condiciones físicas de cada uno son algo muy personal y exclusivo, por lo cual debe buscar cuál es el método que mejor se adapta para usted. Y, sobre todo, consulte con su médico de cabecera para cualquier cambio que quiera dar.

Aquí van una serie de consejos:

Reduce cantidad, no carbohidratos

Los carbohidratos son el combustible del cuerpo, por lo que por nada del mundo debería restringirlos en exceso de su dieta. Entre ellos destacan la fruta, los cereales enteros, las patatas. Muchos de ellos también contienen vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes. Si no toma la cantidad de carbohidratos suficiente puede sufrir problemas de salud como estreñimiento o fatiga.

Lógicamente, si pasa de los 40 años y quiere adelgazar, debería disminuir su consumo.

La mejor solución será optar por aquellos que más beneficios reporten a su cuerpo o de mayor calidad. Y, sobre todo, ingerirlos como complemento, más que como plato principal. Recuerde también que no debe sufrir en exceso, pues si no saciar su hambre correrá el riesgo de que los antojos sean más frecuentes.

Más verduras

Sus mejores amigas, no solo para adelgazar sino también para llevar una vida saludable. "Cuando vaya a ponerse a cocinar, que las verduras sea lo primero que prepare"; recuerde que la Organización Mundial de la Salud aconseja tomar al menos cinco piezas de fruta o verdura al día. Una de las más eficaces en los planes de adelgazamiento bien puede ser la manzana. Este peculiar alimento es muy nutritivo y saciante, y además contiene peptina, una de las mejores sustancias para combatir tanto el estreñimiento como la diarrea. En definitiva, le vendrá genial a su salud gastrointestinal y a la vez le servirá para adelgazar.

La pérdida de peso saludable no tiene nada que ver con privarse de ciertos alimentos, ya que al final resulta contraproducente

"Combine las verduras con una buena fuente de proteínas magras como pescado o pollo a la plancha, y añádele una buena dosis de carbohidratos saludables", asevera Sas. "Entonces, estará creando el equilibrio perfecto de una dieta para reducir peso y a la vez muy nutritiva".

Nada de alcohol

Este es uno de los productos clave a restringir si quiere adelgazar. Pero también si quiere estar mucho más sano, ya que el alcohol en ningún caso puede ser bueno para la salud. Ya no solo porque contenga un montón de calorías vacías, sino porque ciertos tipos de alcohol estimulan el apetito, lo que hará que acuda a la nevera más de lo debido. Además, cuando lo consume, la mayor prioridad para el cuerpo es descomponerlo, por lo que el resto de alimentos no se digerirán igual.

En contra de las dietas

La keto, la paleo o la de ayuno intermitente son algunas. Pero muchos especialistas y nutricionistas no aconsejan seguir ningún régimen hermético y cerrado. "La pérdida de peso saludable no tiene nada que ver con privarse de ciertos alimentos, ya que al final resulta contraproducente", reiteran. "En vez de esto, adopte una mentalidad equilibrada respecto a lo que come, lo que implica no comer en exceso ni tampoco demasiado frugal. Hay que usar un enfoque nutritivo, no restrictivo".

Algún capricho no viene mal

Lo malo de ellos es que al final acaben con sus propósitos, pero si lo controla con moderación y tiene fuerza de voluntad para resistir a la tentación, puede ser muy útil como por ejemplo chocolate negro, ya que además "ayuda a frenar los antojos de alimentos dulces o salados". También es un potente reductor del estrés. "Cinco tabletas de chocolate negro 70% de cacao contienen menos de 250 calorías, pero proporcionan antioxidantes y fibra, así como magnesio, un mineral ligado a la relajación y a un mejor estado de ánimo".