martes, 15 de octubre de 2019
Neiva/ Creado el: 2019-05-23 12:33 - Última actualización: 2019-05-23 12:35

Continúa polémica por endeudamiento para alumbrado

El Acuerdo Municipal 004 de 2019, dio vía libre para que la Alcaldía de Neiva realice un crédito por 30.000 millones de pesos para cambiar el 80 por ciento  de luminarias (luz amarilla) a tipo LED. Este fue demandado por dos concejales y posteriormente el Departamento Administrativo Jurídico de la Gobernación lo envió a revisión del Tribunal Administrativo del Huila.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | mayo 23 de 2019

Caterin Manchola
Diario del Huila, Neiva

Como “lamentable” calificó el concejal de Neiva Juan Carlos Ramón Rueda, el hecho de que el alcalde, Rodrigo Lara Sánchez, haya realizado el empréstito por 30.000 millones de pesos con el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), sin que el Tribunal Administrativo del Huila se haya pronunciado acerca de la validez del Acuerdo Municipal 004 de 2019.  

El Acuerdo del pasado 13 de febrero, dio vía libre para que la Alcaldía de Neiva realice un crédito por $30.000 millones, para cambiar el 80 por ciento de luminarias de luz amarilla a tipo LED. Pero este fue demandado por el concejal en mención y el cabildante Ovidio Serrato el 20 de febrero.  El 22 de marzo, el Departamento Administrativo Jurídico de la Gobernación del Huila lo envió a revisión del Tribunal Administrativo del Huila para que realice el control de validez y aún no se pronuncia al respecto.

Por ende, en la cláusula segunda del contrato quedó estipulado que con ocasión de dicho proceso judicial, el desembolso de los recursos y los efectos mismos del contrato, “quedan supeditados al resultado favorable de validez de ese acuerdo por parte de la corporación judicial y se mantenga incólume esa facultad otorgada”. El contrato figura con fecha del 9 de mayo.

Sin embargo, para el cabildante Juan Carlos Ramón Rueda, que se desempeñó como secretario de Hacienda, “ellos –la alcaldía- hicieron la negociación de ese crédito basados en las facultades que le dio el Concejo, y como el acuerdo todavía está vigente porque no ha sido derogado, así esté demandado y esté en estudio en el tribunal, el acuerdo está pleno. Entonces el gobierno –local- lo que ha hecho es adelantar el trámite pero con una salvedad (…); a mí me parece que él debió haber esperado a que el tribunal determinara finalmente, antes de adelantarse a todo. Lamento esto porque a mí me parece que ese crédito no es la solución para los problemas de la ciudad. Esa no es la solución para los problemas de inseguridad de Neiva”.

Agregó que la decisión por parte del Tribunal Administrativo del Huila no debería exceder los dos o tres meses. Casualmente ayer se cumplieron dos.

Conforme a la ley

De otro lado, la secretaria de Hacienda, Nayarin Saharay Rojas Téllez, manifestó que la Alcaldía de Neiva “ha obrado conforme a las facultades y al pie de la letra de la ley”.

Argumentó que “no sólo el alcalde, sino la entidad financiera siguieron los trámites. Pues la demanda no impide que así se haga. Al contrario, se puede leer como una omisión por parte de la administración no hacerlo”.

Y que entre tanto, teniendo en cuenta la situación jurídica del acuerdo, se dejó inmersa en el contrato de empréstito la cláusula ya mencionada. “Esto quiere decir que por el contrario, la Administración Municipal ha actuado de manera respetuosa de la ley sin obrar con negligencia de cara a una responsabilidad de Ciudad”, señaló la secretaria de Hacienda. 

Pero además manifestó que de hecho la adición presupuestal realzada mediante el Decreto 274 de 2019, fue una consecuencia natural de la celebración del contrato de empréstito el 9 de mayo de 2019.

Esperando el pronunciamiento

“Una vez surtidos todos los trámites, la Alcaldía de Neiva está a la espera del pronunciamiento del Tribunal Administrativo tal como lo consignaron en el mismo contrato y esperando que el alumbrado público por fin pueda ser una realidad tan esperada por los neivanos”, puntualizó Rojas Tellez.

El “contrato de empréstito interno y de pignoración de rentas” con el BBVA,  otorgó a la Alcaldía de Neiva 30.000 millones de pesos con cargo de línea de crédito Reactiva Colombia de Findeter, tasa compensada en la modalidad de crédito público interno y pignoración de rentas mediante desembolsos que a bien desee la alcaldía, hasta el 26 de agosto del presente año.

Se deberá pagar en 10 años, incluidos dos de gracia contados a partir de la fecha en que se realice el primer desembolso. Pero deja en claro que la alcaldía puede pagar la deuda antes si se es posible.

¿Por qué fue demandado?

El Departamento Jurídico de la Gobernación envió a revisión el Acuerdo 004 del 2019 al Tribunal Administrativo del Huila, el pasado 22 de marzo al considerar que se hallaron algunas imprecisiones.

El ente encargado de revisar el cumplimiento de legalidad y la reglamentación constitucional de los acuerdos aprobados en los concejos municipales, informó que tras la correspondiente revisión, “será el Tribunal el que entre a resolver sobre algunas imprecisiones que advierte el Departamento Jurídico en el mencionado acuerdo”.  

Y dejó en claro que ahora el Municipio de Neiva tendrá la oportunidad de explicar al Tribunal las razones por las cuales considera que el acuerdo tiene todas las condiciones de legalidad.

Esto se da luego de que dos concejales enviaran una solicitud de legalidad, a la Gobernación del Huila, siete días después de haber sido aprobado el proyecto de endeudamiento.

En el documento de 8 páginas se denuncian presuntas irregularidades, “con el fin de prevenir daños al patrimonio y al interés público legal”, reza un apartado de la misiva.

Condiciones

El empréstito por $30.000 millones para modernizar el sistema de alumbrado de la ciudad, con plazo de 10 años, fue aprobado por el Concejo de Neiva con 9 votos a favor y 5 en contra, luego de que la alcaldía presentara dos propuestas que fueron denegadas.

Votaron a favor del articulado, los concejales Roberto Escobar, Humberto Vargas, Felipe Hernández, Marco Alirio Carrasquilla, Leyla Rincón, Diego Tello, Carlos Posada, Luis Eduardo Penagos y Ricardo Vega. Entre tanto negativo, votaron Mauricio Fernando Rojas, Juan Carlos Ramón, Edinson Amín Losada, Juan Pablo Perdomo y Ovidio Serrato, quien se ausentó en los últimos artículos. Por su parte los concejales Jesús Garzón, Deiby Martínez, Dolcey Andrade y Dagoberto Gómez, no asistieron a la sesión; mientras que Carlos Sterling, estuvo presente en el debate, pero ante la sanción de su partido, no pudo votar el articulado.

Pero los concejales definieron incorporar nuevos elementos sobre el proyecto presentado inicialmente. El primero, unas facultades pro tempore por hasta 90 días, para que el alcalde contratara, a la menor tasa posible del mercado, el empréstito.

Además, que la modernización debe implicar que se anexen otras herramientas como cámaras de seguridad, zonas wifi, reguladores de energía, entre otros ítems, que deberá adquirir la Administración Municipal, hasta por un 35 % del total del proyecto.

Asimismo, deberá implementar en un área pequeña, un modelo piloto, para la incorporación de energías renovables como la solar. En ese sentido, se instalarán paneles en algunas lámparas, para establecer un modelo alternativo de energía, que a futuro pueda ser replicado en otros sectores, por futuras administraciones.

Los reparos

No obstante, los reparos por parte de los que dieron su voto en contra, a la fecha prevalecen. Entre los más reiterados, se encuentra el hecho de que endeudar la ciudad debe hacerse para cofinanciar proyectos del plan de acción del estudio Neiva Sostenible y Competitiva 2040, vías,  asentamientos, Malecón, río Magdalena, Circunvalar de Oriente, servicios públicos, desarrollo rural, la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, la articulación de Neiva con la apuesta turística, empleo, competitividad.

“Son muchos los proyectos que requieren inversión y por cada peso que ponemos se debe generar cofinanciación del gobierno Nacional, Departamental y otros. No es correcto endeudar a Neiva por 10 años, sin cofinanciación, para cambiar bombillas, dejando atrás todas estas necesidades por el afán de unos funcionarios y unos pocos concejales”, manifestó el conejal Juan Carlos Ramón.

Para el cabildante, el crédito casi que coparía la capacidad de endeudamiento del Municipio y no figura en el Plan de Desarrollo de Lara Sánchez.

Sin afectaciones

Y de otra parte, como respuesta a estos señalamientos la alcaldía ha manifestado que no se afectarán la inversión ni los programas sociales en la ciudad y que “los 30.000 mil millones de pesos aprobados por el Concejo para el gran paso de luz amarilla a luz LED en Neiva saldrán exclusivamente del impuesto de alumbrado público”.

Pero además, asegura que “este importante proyecto hace parte del Plan de Gobierno y Plan de Desarrollo del alcalde Rodrigo Lara Sánchez”.

Entre tanto, si el Tribunal Administrativo del Huila considera legal el acuerdo, lo siguiente sería efectuar un proceso de selección del contratista encargado de la compra e instalación de las nuevas luminarias LED para la ciudad.  

Pero antes, la alcaldía debe presentar ante el Concejo el plan donde establezca qué zonas serán priorizadas para realizar el cambio de luminarias, y demás condiciones como instalación de cámaras, zonas con wifi, entre otras que quedaron estipuladas en el acuerdo.