jueves, 18 de octubre de 2018
Opinión/ Creado el: 2018-05-16 09:27 - Última actualización: 2018-05-16 09:27

Deshojando Margaritas: Los primeros en volar

Escrito por: Margarita Suárez Trujillo
 | mayo 16 de 2018

Por Margarita Suárez Trujillo

 

Las placas de los vehículos en Carolina del Norte, tienen pintado un avioncito en letras azules con la frase “First in flight” que traduce “Primeros en volar”. Hace alusión a que el 17 de diciembre de 1903 los hermanos Orville y Wilbur Wright, se convirtieron en los primeros en realizar un vuelo en un avión controlado, lo cual les dio el reconocimiento mundial como los que inventaron, construyeron y volaron el primer aeroplano del mundo de forma exitosa. El Museo del Transporte de Carolina del Norte, en el antiguo Spencer Shops de 1896 de la Southern Railway, dedica gran parte de su espacio de 260 mil metros cuadrados, a la historia del primer vuelo y del ferrocarril del estado. Su edificio Back Shop tiene casi tres pisos de altura, es del tamaño de dos canchas de fútbol de largo. El Museo recibe 80 mil visitantes al año. Allí funcionó el taller de trenes que empleaba 3.000 personas y aún se conservan 40 hangares dispuestos en círculo. Además de tener la mayor colección de reliquias ferroviarias en las Carolinas, hay exhibición de autos antiguos y la réplica del biplano de madera y tela, con motor de combustible de 12 caballos, con el cual los hermanos Wright lograron la proeza de volar por primera vez un aparato más pesado que el aire. Tiene 9,76 metros de envergadura y 1,52 metros de cuerda, equipada con una cola vertical doble, en la cual se basaron para construir el aeroplano al que adaptaron un motor de combustión interna. Los vuelos se realizaron en las llanuras de Kill Devil, Carolina del Norte y permitieron a Wilbur, ante sólo cinco testigos, protagonizar un vuelo de casi un minuto durante el cual recorrió 26 metros. Para llevar a cabo esta gesta, que

señala el inicio de la aviación, los Wright construyeron un planeador al que siguió un modelo más evolucionado, llamado Flyer III, con dos hélices. Los Wright empezaron construyendo cometas y planeadores biplanos, que perfeccionaron con elementos como el timón vertical, el elevador horizontal y los alerones. Para probar sus desarrollos inventaron en 1901, una instalación, conocida como túnel de viento. Le debemos mucho a los Wright que dieron el primer paso para que hoy podamos volar.

Comentarios