lunes, 18 de noviembre de 2019
Opinión/ Creado el: 2019-10-02 10:00

Deshojando Margaritas: Luis María Rouillé

Escrito por: Margarita Suárez Trujillo
 | octubre 02 de 2019

Luis María Rouillé Tamayo, hace tres años presidente del Comité de Ganaderos del Huila, ahora reelegido por dos años más, viene realizado con la junta directiva y con Luceni Muñoz Bermeo, directora del Comité, una estupenda labor. Resaltamos el crecimiento de la entidad y el proyecto de cosechas de aguas con apoyo del gobierno departamental, para construcción de lagos en Rivera, Tello, Baraya y Colombia, para regar una hectárea de tierra de pasto o maíz, para alimentación de ganado en el verano. “Para ser ganadero, hay que primero ser agricultor”, dice. Otra iniciativa es el proyecto de transferencia de embriones F1 Gyr x Holstein sexado hembras, implantando 1.070 embriones. “Se hizo dominando el miedo y enfrentando un fuerte verano, hoy son novillas que están pariendo con producciones de 18 a 25 litros en primera lactancia”, explica. También forma parte de su gestión, la compra del lote para construir la sede institucional. Nació en Teruel donde estudió primaria, luego estuvo en el San Luis Gonzaga de Elías y en el Seminario Menor de Garzón. Se retiró “por locura de juventud”, regresando a las labores del campo. Fue maestro en escuelas de Timaná y Oporapa, y citador en Juzgados de Teruel, La Plata y Neiva. Regresó al campo a manejar una finca ganadera en la Vereda La Urriaga, Palermo. Allí presidió la Junta de Acción Comunal, fue concejal dos periodos y presidente del cabildo de Palermo, donde fue alcalde entre 1978 y 1979. Presidió la Junta de Deportes, en donde se inició y se dio al servicio el Campo de Fútbol Valerio Carrera, en un lote donado por Arturo Carrera. En el SENA estudió administración agropecuaria, especies menores e inseminación artificial. En Loja, Ecuador, trabajó y estudió Ciencia de la educación, con énfasis en filosofía. Su esposa Luz Elvia, su gran motor, es Licenciada en Educación. Juntos se especializaron en Educación Sexual en la USCO. Realizó posgrados en Desarrollo y en administración de instituciones educativas. En concurso para Magisterio ocupó el segundo lugar, permitiéndole ser maestro en la IE Julián Polanía, El Juncal, y la IE María Cristina Arango de Pastrana, en Neiva, donde concluyó su ciclo como educador y se pensionó. Gran ejemplo de vida y superación.