viernes, 19 de julio de 2019
Especiales/ Creado el: 2019-06-14 09:48 - Última actualización: 2019-06-14 09:49

Doña Maruja era el alma y nervio del festival

El conversatorio homenaje a Maruja Fernández de Giraldo se cumplió en el auditorio principal del Banco de la República.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 14 de 2019

Con la presencia de las candidatas al Reinado Popular y Señorita Neiva, se cumplió en las instalaciones del auditorio principal del Banco de la República se cumplió el Encuentro con la memoria viva del festival y en el cual se adelantó el conversatorio con Maruja Fernández de Giraldo, una de las mujeres referentes de la cultura en el departamento del Huila.

La moderación del evento estuvo a cargo de Ana Patricia Collazos.

Ella, como una de las personas que más conoce del festival contó varias experiencias que vivió a lo largo de los años que estuvo como directora del certamen en el municipio de Neiva y su relación con las reinas populares.

Evocó las dificultades propias que se presentaron al inicio del festival en la implementación del Reinado Popular y Señorita Neiva, por supuesto en lo concerniente en la comercialización; de ahí que Maruja Fernández indicó al auditorio lo importante que fue crear la ‘Calle del Festival’ como una forma de apoyar las festividades por parte de las empresas.

Maruja Fernández, no fue ajena a criticar algunas cosas que han cambiado la dinámica del festival; cambios que dijo en estos momentos no tiene la explicación del porque algunas cosas cambiaron.

“Veo que ya ha desaparecido el vincular a las Fuerzas Militares a las festividades (…) todo eso era para bien y alargaba las fiestas, ahí estaba el Club Campestre y Club Social y todo eso que ha cambiado ha demeritado el festival” dijo Maruja Fernández.

Por su parte otro de los invitados que participó en el conversatorio fue Alfonso Vargas, quien destacó las calidades como persona y como una digna organizadora de la programación de las fiestas en el municipio.

Asimismo, señaló que ella, como una gran conocedora de las fiestas tenía el criterio precisamente para tomar decisiones en ciertas situaciones que por la presión de las festividades necesitaba de una persona con coherencia.