lunes, 22 de octubre de 2018
Economía/ Creado el: 2015-12-18 05:01

“Apagado de El Quimbo podría generar mortalidad masiva de peces”

Manuel Antonio Macías Arango, empresario de la piscicultura y directivo de Acuapez, afirmó que Emgesa podría haber seguido generando energía en El Quimbo hasta el próximo año cuando se cumplieran los seis días siguientes a la decisión de la Corte Constitucional, después de la vacancia judicial.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | diciembre 18 de 2015

El inicio de la decisión de la Corte Constitucional tiene que ver con la medida cautelar que ustedes solicitaron al Tribunal Administrativo del Huila. ¿Son ustedes enemigos de El Quimbo?

Los piscicultores claramente lo hemos dicho, a través de la historia de este proceso: nosotros no somos enemigos de El Quimbo. Siempre hemos sido partidarios de El Quimbo, creemos que este tipo de obras de infraestructura son necesarias para el departamento y el país, generan desarrollo, seguridad nacional, seguridad energética y en la producción.

 

¿Cuál ha sido entonces el reclamo del sector en este tiempo?

Somos totalmente amigos del proyecto hidroeléctrico El Quimbo. Sin embargo, estamos muy preocupados por la forma como Emgesa, como empresa, se ha portado con el Huila y todo lo que ha hecho en contravía de los intereses de los huilenses en el desarrollo de las obras y con temas claramente probados de incumplimientos.

Afortunadamente el Tribunal Administrativo del Huila lo ha podido apreciar, la falta de cumplimiento de los compromisos y de tratar de imponerse por encima de todo un departamento sin importar lo que le convenga a la región. El mismo gobernador del Huila lo ha expresado de manera pública en muchas ocasiones.

 

¿Cómo empezó la historia de la medida cautelar que solicitaron ustedes ante el Tribunal Administrativo del Huila?

No recuerdo exactamente las fechas, nosotros interpusimos una acción popular donde les solicitamos a los magistrados del Tribunal Administrativo del Huila que nos dieran garantías que durante el proceso de llenado de El Quimbo no habría mortandad de peces en los cultivos de Betania.

 

¿Por qué?

Porque consideramos que técnicamente era posible sobre la base que se bloqueara el río Magdalena que es el principal afluente o aportante de aguas a Betania. Solicitamos dentro de ese proceso que el llenado se hiciera en las épocas de invierno en el sur, que es coincidente con los meses de mayo-junio-julio-agosto, pero ya por la temporada y los atrasos que tuvo la obra no era posible hacerlo en ese momento.

 

Es ahí cuando ustedes pidieron que se suspendiera el llenado de El Quimbo.

Sí. Entonces solicitamos puntualmente que se suspendiera el llenado de la represa hasta tanto no se garantizara la sobrevivencia pesquera en Betania. La medida cautelar salió a favor nuestro, el Tribunal Administrativo del Huila suspendió el llenado hasta tanto no se garantizara la culminación de unas obras, el retiro de una biomasa en el vaso del embalse para disminuir la contaminación del agua que estaría fluyendo hasta Betania y que garantizara un caudal mínimo que debía evacuar hacia Betania.

 

¿Cuál fue la reacción de Emgesa?

Estos señores de Emgesa, como siempre, para nosotros, incumplieron la medida porque el que determinaba si había cumplido o no era el ANLA y ésta última, con un informe “amañado” y mentiroso, determinó que sí cumplieron. Esto lo hicieron sin el pertinente proceso de notificación que se le debía dar, porque en ese momento consideraron que la notificación a través de un mensaje de texto del señor Lucio Rubio al gobernador del Huila a las 6:00 de la mañana de un día domingo era suficiente y entonces inició el llenado sin cumplir los términos legales de la notificación.

 

¿Ahí fue cuando ustedes reaccionan y el Tribunal Administrativo del Huila le pide a la CAM un informe sobre la remoción de la biomasa en el embalse?

Nosotros denunciamos eso nuevamente ante el tribunal y tomaron la decisión de modificar la medida cautelar, ahora se suspendía la generación de energía hasta tanto no se cumpla con todos los requerimientos desde el punto de vista ambiental porque también el tribunal identificó que el informe del ANLA, con el cual habían iniciado era mentiroso, no coincidía con la realidad.

El Tribunal Administrativo del Huila le encargó a la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM) y vea la gravedad del asunto: un ente judicial le cambia la competencia a una entidad ante los informes no consistentes y adecuados, en este caso del ANLA, y le dice a la CAM que sean ellos los que informen si Emgesa cumplió o no con el retiro de toda la biomasa.

 

¿Qué respondió la CAM?

El informe de la CAM fue contundente al decir que no han cumplido. Entonces el Tribunal Administrativo del Huila les prohibió la generación de energía. Emgesa, no sé cómo hace, o el Gobierno Nacional, pero el presidente Santos invocó un estado de excepción a través de un decreto donde argumentó que por la crisis de Venezuela se requería mayor caudal del río Magdalena en la zona de Barrancabermeja para mover combustible y ordenó a Emgesa la generación de energía en El Quimbo.

Ese decreto presidencial nosotros lo demandamos ante el Consejo de Estado, tribunal que todavía no ha fallado, pero la Corte Constitucional, por ejercicio natural de sus funciones revisó el decreto y determinó que ese documento no tiene validez y que el presidente de la República no puede saltarse una medida cautelar. Es decir que declaró inexequible el Decreto Legislativo 1979 de 6 de octubre de 2015, que autorizaba el inicio de la generación eléctrica en el proyecto hidroeléctrico El Quimbo, por no guardar conexidad externa ni interna con las causas que dieron lugar al estado de emergencia en la frontera con Venezuela y no cumplir los requisitos de finalidad, necesidad y proporcionalidad exigidos de las medidas de excepción.

 

Pero ustedes afirman que Emgesa podría haber seguido generando energía. ¿Por qué?

Lo que dice la norma y el procedimiento de la Corte Constitucional, desde el punto de vista de notificación, es que son seis días desde el momento en que sale el auto, que se cumpliría el 12 de enero, dadas las vacaciones de la Rama Judicial. Es decir que hasta el 12 de enero no se daría la notificación, más las posibilidades que tiene Emgesa en la Corte de solicitar aclaraciones.

Emgesa podría haber generado energía hasta el 12 de enero, pero ellos, de una manera que no entendemos, toman la decisión de suspender la generación de energía.

 

¿Habría afectación en la piscicultura de Betania con el apagado de las turbinas de El Quimbo?

Podría generarse una mortalidad masiva de peces, pero hay otro tema que han que clarificar. Es tan clara la inconveniencia de la suspensión de la generación, de la actitud que tomó Emgesa, suponemos nosotros como medida de presión para el Gobierno Nacional, como para nosotros los piscicultores, que haciendo esto está incumpliendo la medida cautelar en lo concerniente al caudal requerido de los 160 metros cúbicos. En este momento está el caudal ecológico de 36 metros cúbicos por segundo del río Magdalena más lo que hoy está aportando el río Páez que es de alrededor de 70 metros cúbicos por segundo.