miércoles, 24 de abril de 2019
Economía/ Creado el: 2016-01-13 06:05

Banco Agrario alista créditos blandos y seguros para los piscicultores

El presidente del Banco Agrario de Colombia, Francisco Solano Mendoza, estuvo ayer en Neiva reunido con los piscicultores que tienen sus proyectos productivos en Betania. En diálogo con DIARIO DEL HUILA se refirió a la bolsa de recursos que habrá para apalancar los proyectos piscícolas.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | enero 13 de 2016

El alto ejecutivo también se refirió la implementación de una oficina de la entidad que estará ubicada en Bruselas (Pitalito) y a la administración temporal que hará Fiduagraria del Fondo Nacional del Ganado. EXCLUSIVO.

 

En la reunión que acaba de terminar con los piscicultores hablaron de créditos y seguros, ¿Qué definieron?

Fue una reunión que hacía parte de los compromisos que quedaron de las reuniones que se llevaron a cabo ayer (antier) con los ministros de Minas y Ambiente en donde básicamente tratamos dos temas específicos: recursos para salir a tierra y el análisis de un posible seguro agropecuario para la piscicultura.

Estuvimos explicándoles todos los mecanismos que se tienen, las líneas que se tienen para trabajar en el sector piscícola, tanto en Finagro como Bacóldex, organizamos un plan de trabajo y dejamos a una persona encargada, que es nuestro coordinador de asesores agropecuarios, Israel González, como coordinador encargado de hablar con cada uno de los piscicultores y manejar sus proyectos para tramitar los productos y hablamos de trabajar de la mano para explorar con Bancóldex nuevos mecanismos y nuevas líneas que les permitan aumentar las exportaciones.

También les explicamos cómo va a funcionar el programa Colombia Siembra. Nos hicieron consultas sobre los procesos de inscripción en la página web, dudas que tenían, hablamos con la Gobernación del Huila, que creo es una aliada importante y que está muy interesada en trabajar en el convenio de garantías complementarias y con la articulación y el acompañamiento a los programas de piscicultura y, en general, agrícolas del departamento.

 

¿Y del aseguramiento?

Finalmente, estuvimos hablando del tema del seguro. Nosotros como Banco Agrario lo que hemos venido haciendo es trabajar en un esquema de seguro para los clientes del banco. Estuvimos haciendo gestiones con las aseguradoras con las que hemos venido trabajando y nos comentaron que en este momento no existe un reaseguro para proyectos piscícolas, en Colombia no existe un reasegurador que esté trabajando con proyectos piscícolas y en ese orden de ideas les aclaramos que si bien está la expectativa de trabajar con un esquema de seguro que mitigue los efectos de haber puesto en funcionamiento El Quimbo, no será un tema inmediato o que se pueda trabajar ya con las reaseguradoras porque no hay este sistema en el país.

Los piscicultores nos comentaron que Emgesa ha hablado de unos recursos, que puede disponer hasta de $60.000 millones que eventualmente se podría constituir en una fiduciaria y trabajar un esquema de seguro en una fiducia. Eso lo podemos explorar, lo podemos mirar, ellos estuvieron analizando los posibles disparadores de la póliza, cuáles serían las causales de pago, bajo qué condiciones se iba a medir el nivel de oxígeno en el agua y demás, pero sería un seguro o un instrumento financiero para mitigar el riesgo y aprovechar esos recursos que eventualmente se podrán invertir, pero como seguro en este momento no estamos listos. Lo que sí les contamos es que vamos a empezar a trabajar con las aseguradoras y reaseguradoras en el seguro piscícola, que es un producto que aquí necesitan mucho y que tenemos todo el camino para explorar y dejar esa puerta abierta.

 

¿Cuánto dinero tendrán disponibles los piscicultores para acceder a las líneas especiales de crédito del Banco Agrario?

Hay una noticia muy importante y es que el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, se comprometió con los piscicultores y especialmente con los empresarios del Huila para destinar unos recursos específicos para una bolsa de piscicultura y esos recursos vienen en camino. La Comisión Nacional de Crédito Agropecuario lastimosamente no se pudo reunir en diciembre del año pasado porque con los nuevos decretos de la institucionalidad agropecuaria del país se cambiaron las estructuras y el cuórum, entonces no se pudo completar el cuórum porque las delegaciones son muy estrictas.

Antes teníamos al ministro de Agricultura o su delegado, ahora esa responsabilidad recae exclusivamente en el viceministro de Agricultura; el Banco Agrario hacía parte de la Comisión, pero ahora no; ahora hay una entidad externa que es el ministro de Hacienda o su delegado que es el viceministro; entonces son agendas más complejas de coordinar y no se pudo llevar a cabo la última Comisión Nacional de Crédito Agropecuario, la cual se pospuso para finales de este mes.

A finales de enero quedará concertado todo lo relacionado con la bolsa para el sector piscícola. Finagro como secretaría técnica viene trabajando en esto y se va a incluir una bolsa de recursos para la piscicultura honrando el compromiso del señor ministro que se comprometió a tener unos dineros para este sector.

 

¿Cuáles fueron las sugerencias de los empresarios en materia de créditos?

Aquí, en la mesa de trabajo que hicimos en Neiva hoy (ayer), se concluyó que se manejaría de una forma similar al Amtec para el arroz, donde Amtec lo que busca es una aplicación de tecnología. Lo que estaban proponiendo los piscicultores era que empezaran a trabajar con las mejores prácticas, dejar de lado los ensayos y pruebas individuales y en tener una metodología estándar y que se financien estos equipos y mecanismos para tecnificar aún más la piscicultura. La propuesta incluye a los pequeños y medianos piscicultores como en el caso de la Adopción Masiva de Tecnología (Amtec).

Muchos de los que estaban presentes, además de ser piscicultores son arroceros, entonces conocen el mecanismo y me pidieron que le transmitiera la solicitud tanto al señor ministro como a Finagro para que en la próxima reunión de la Comisión Nacional de Crédito Agropecuario sea tenida en cuenta la solicitud y los recursos de ICR para piscicultura tengan ese mismo contexto.

 

¿Qué falta para definir el monto de la bolsa que tendrán los piscicultores para créditos?

Eso todavía está por definirse porque los presupuestos se están ajustando. El Ministerio de Agricultura está haciendo una revisión detallada del presupuesto que finalmente quedó asignado para distribuir de la mejor forma, hay muchos compromisos adquiridos y muchos programas en los que se viene trabajando. Indudablemente el tema de financiamiento es muy importante, entonces de la mano del programa Colombia Siembra y los recursos que se tienen para la financiación hay unos dineros importantes y unos compromisos adquiridos tanto con los proyectos productivos, por ejemplo lo que se trabajó en PARES y de diversos acuerdos y compromisos que se fueron adquiriendo y en los temas de vivienda.

En ese orden en ideas, están haciendo una redistribución de los recursos, pero en este momento no está definido un monto específico, pero sí será una bolsa de recursos para la piscicultura.

 

¿Cómo les fue el año pasado?

El 2015 fue un año muy bueno, con un muy buen balance. Nosotros hemos visto una mejora muy importante en la cartera del Banco. Entre julio de 2014 y diciembre de 2015 logró mejorar su cartera vencida varios puntos básicos. Pasamos de una cartera vencida de 8,8 en julio de 2014 a 6,8 en diciembre de 2015.

Hemos tenido una mejora y una recuperación permanente y eso es muy importante porque es el reflejo de que los proyectos productivos sí se pueden financiar y pagar; que los productores, en especial los pequeños, son buenas pagas y lo importante es estar gestionando y dándoles oportunidades para ponerse al día. En eso hemos trabajado muchísimo.

 

¿Cuáles son los resultados del Fonsa?

Cumplimos el Fonsa que fue uno de los grandes acuerdos y compromisos del Gobierno Nacional donde el 94% eran del Banco Agrario y fue una tarea realmente ardua en la entidad porque nos correspondió recorrer todas las veredas y municipios del país rural disperso, fuimos buscando a la gente y cerrando los pagarés. Esta fue una tarea titánica que llevó a cabo el Banco y también hemos gestionado y encontrado mecanismos para mitigar los diferentes factores de riesgo a los que está expuesto el sector agropecuario, como los temas climáticos (sequías, déficit de lluvias).

 

Volviendo al aseguramiento, ¿cuáles son los resultados a nivel general del Banco Agrario?

Empezamos a ofrecer el seguro agropecuario y creo que esto es un antes y un después en la gestión del riesgo indudablemente porque el seguro, aunado al crédito, nos ha permitido ofrecer una mejor condición de crédito, una mejor tasa para los productores y que puedan tomar el seguro.

En este momento vamos con un proyecto piloto para cuatro productos: arroz, maíz, algodón y papa. Ha funcionado bastante bien pero queremos empezar a incrementar los cultivos asegurados para poder realmente masificar el seguro agropecuario con el crédito. Yo creo que ese es un súper logro del Banco en el año 2015.

 

¿En tecnología y cobertura?

Hemos puesto al Banco a punto en cuanto a tecnología. Nosotros hoy en día estamos haciendo el 55% de las transacciones por medios electrónicos y entramos a una red que nos ha permitido dar un gran salto en transacciones del comercio electrónico y hoy, incluso, los depósitos judiciales se pueden constituir en internet desde la casa, sin congestionar el hall bancario y hemos trabajado en nuestro tema de cobertura.

Finalizamos el año pasado con una cobertura del 100% en el país, tanto con oficinas como con corresponsales bancarios, y eso creo que es una gran meta del banco. En 2015 logramos darle una inclusión financiera del 100% al país, es decir, abrimos un corresponsal bancario en el único municipio de Colombia que no tenía ningún tipo de intermediario financiero: Jordán Sube (Santander) y ahora tenemos presencia en la totalidad de los municipios.

 

¿En el cronograma de aperturas de este año hay alguna oficina para el Huila?

Ahora estamos profundizando y complementando los corresponsales bancarios con el esquema “Banco Agrario más cerca” que busca desarrollar centros de servicios que de cara al cliente son como una pequeña oficina de banco donde pueden hacer todas sus transacciones.

Muy pronto estaremos honrando el compromiso de tener un “Banco Agrario más cerca” en Bruselas, que fue el compromiso que adquirimos el año pasado cuando estuvimos en Pitalito dada la importancia que tiene Bruselas como centro agrícola aun siendo parte del Valle de Laboyos.

 

¿Qué otras iniciativas vienen para el Huila en 2016?

Para este año vienen muchos temas importantes como la culminación de todas las viviendas rurales que están pendientes de entregar, pero que ya están en construcción. Recordemos que la Gobernación del Huila y las alcaldías hicieron un trabajo muy importante en vivienda, estamos hablando de cerca 3000 para el departamento de las cuales están pendientes de entregar unas 2400 como lo publicó esta semana el DIARIO DEL HUILA.

Además de eso vienen cerca de 500 viviendas nuevas que hacen parte de todo el proceso de Pacto Agrario que están pendientes de entregar durante el primer semestre del año.

 

En esta entrevista usted ha hablado de Colombia Siembra y Bancóldex, ¿qué trabajo han considerado en el departamento?

Una de las grandes apuestas del programa Colombia Siembra es el Huila por su importancia agrícola. Tanto en los temas piscícolas porque hay mucho por hacer y fomentar y es considerado uno de los productos estrella del sector agropecuario.

El trabajo articulado con Bancóldex es muy importante porque sale de la reunión de hoy (ayer) porque vemos cómo ponemos a trabajar a las entidades de la mano. Con Bancóldex estamos en mora de ponernos a trabajar más de la mano y sobre todo en proyectos piscícolas donde ya la exportación es una realidad y se puede generar una sinergia importante.

Vamos a trabajar en la compra de tierras, el propósito es facilitar la adquisición de terrenos para la compra e inversión. Eso fue algo que nos solicitaron hoy (ayer) y seguiremos apoyando todo lo relacionado con vivienda para generar arraigo en la zona rural.

 

¿Cuál es el balance de Fiduagraria, entidad filial del Banco Agrario de Colombia?

Nosotros tenemos el 94 por ciento de Fiduagraria y creo que 2015 fue un año muy positivo. Después de cerca de siete u ocho años muy difíciles en los cuales se hablaba de liquidar la fiduciaria y constituir una única fiduciaria para todo el Estado, quedó claro que es muy importante que el sector agropecuario tenga una fiduciaria especializada, en este caso Fiduagraria.

En 2015 tuvimos un resultado positivo, esperamos tener utilidades cercanas a los $1000 o $1200 millones y además de eso los estados financieros fenecieron. Es decir, la Contraloría feneció los estados financieros de 2013 y 2014 y por primera vez desde el año 2008 vamos a poder hacer un reporte consolidado con estados financieros fenecidos y consolidados. Ese ha sido un trabajo muy importante que se ha venido gestando con todo el equipo de la Fiduciaria.

 

¿Qué plan han contemplado desde Fiduagraria para el manejo de los recursos del Fondo Nacional del Ganado que ahora no está administrado por Fedegán?

Este es un tema complejo. Nosotros en ese sentido estamos esperando todas las definiciones y los trámites. El Gobierno Nacional de la mano del ministro Iragorri tomó la decisión que la administración de los recursos se realice a través de Fiduagraria.

En este caso la idea es que el Ministerio, como administrador de los recursos, se va a apoyar en la fiduciaria. Es una medida temporal mientras se resuelve y se define todo el proceso de la Ley 1116 en la cual están embebidos tanto Fedegán como Friogán.

Este en un proceso que será comunicado en detalle tanto por el Ministerio como por la Fiduciaria cuando se haya discutido con calma con el gremio. Para Fedegán fue algo que sucedió en los últimos días del año y no ha tenido espacio. Hoy habrá una reunión del Fondo Nacional del Ganado que es presidido por el ministro Iragorri y luego se hablará del esquema de trabajo.