miércoles, 24 de abril de 2019
Economía/ Creado el: 2015-05-27 02:22

Compensaciones de El Quimbo llegan a 1900 personas

En los estands había piña, en trozos, jugo de cholupa, esculturas de madera, frutas. La multinacional Emgesa graduó ayer a cien personas en la formación que denominan ‘Emprendedores con energía’, orientada a quienes no vivían en la zona de influencia del proyecto hidroeléctrico El Quimbo pero su actividad productiva derivaba de estas tierras del centro y occidente del Huila.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | mayo 27 de 2015

Como doña Adelina Osorio vendía los mojicones, las cucas, los bizcochos, las cañas y demás masas en la vereda Veracruz de Gigante y esa zona fue evacuada para la construcción del proyecto hidroeléctrico El Quimbo -PHEQ-, la multinacional Emgesa la compensó. Ella es una de las cien personas que se graduaron ayer de la estrategia Emprendedores con Energía que creó esta firma para la población no residente y residente no propietaria, de las 1900 que hasta ahora han hecho parte del plan de compensación del PHEQ.  

Esta señora de cerca de 150 centímetros de estatura es acompañada de su hija en el estand que adornaron con el aroma a pan fresco. Ha vivido en el corregimiento de Río Loro y allí fabrica sus alimentos, la única diferencia con años atrás es que ahora habita sola su casa. Como sus hijos también fueron subsanados, compraron tierras en otros lugares y ahora sólo van de visita. Eso, dice ella, es lo único malo de la llegada del proyecto hidroeléctrico.

“Yo siempre he trabajado con pan, con la compensación ha crecido la ‘microempresita’. Aumenté mi negocio, compré una casita y la tengo arrendada. Como la casa tiene cochera entonces metí unos cerdos para fortalecer mis finanzas. Voy bien gracias a Dios. Estoy tratando de sacar el pan para afuera, llevando muestras para Bogotá y les han gustado mucho los bizcochos”, expresa humildemente.

“Hubo personas que desaprovecharon el dinero”

54.000 millones de pesos es la cifra oficial que la multinacional ha destinado para enmendar los cambios en los procesos productivos en la zona de influencia de la represa. “En seis meses este grupo de beneficiarios recibió formación a través del programa de Jóvenes Rurales del SENA y además cada uno recibió $500.000 mensuales para no alterar su estructura salarial. La idea es que esto sea el comienzo y que ellos busquen más alternativas y no se queden ahí”, declaró Lucio Rubio, director de Emgesa en Colombia.

Camilo Castrillón, responsable del relacionamiento institucional de la firma, explicó que los proyectos productivos  estuvieron basados en un capital semilla que para algunos beneficiarios llegó a los $45’000.000. “A algunos les está yendo muy bien porque trabajaron y siguen haciéndolo pero hubo personas que desaprovecharon el dinero y están mal, yo lo he manejado bien”, advirtió doña Adelina.