miércoles, 24 de abril de 2019
Economía/ Creado el: 2015-03-23 05:50

Emgesa admite que habría afectación piscícola por llenado de El Quimbo

Para levantar la medida cautelar de suspensión del llenado del embalse, la multinacional que construye el proyecto hidroeléctrico envió una petición al Tribunal Administrativo del Huila proponiendo una caución por $15.000 millones que equivale a dos meses de producción piscícola. Los empresarios demandantes, a través de su apoderado, hicieron saber que no están de acuerdo con el monto. EXCLUSIVO.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | marzo 23 de 2015

La multinacional Emgesa envió a los magistrados de la Sala Cuarta de Oralidad del Tribunal Administrativo del Huila una petición para fijar una caución (garantía) que les permita levantar la medida cautelar que suspende el llenado de la hidroeléctrica El Quimbo.

El documento, en poder del DIARIO DEL HUILA, llegó a mediados de este mes al magistrado Ramiro Aponte Pino, quien a finales del año pasado decidió admitir la demanda (acción popular) de 16 personas jurídicas y una natural “en procura de que se amparen los derechos colectivos al medio ambiente sano, a la salubridad pública, seguridad alimentaria y a la seguridad y prevención de desastres técnicamente previsibles”.

Los piscicultores habían solicitado además la medida cautelar de suspensión de llenado del embalse El Quimbo por las graves afectaciones que se pueden presentar en los proyectos acuícolas de la hidroeléctrica de Betania, pero en esa oportunidad no se dio.

 width= 

Sí a la medida cautelar

Sin embargo, en febrero de este año el togado decidió decretar la medida y le ordenó a Emgesa “que no inicie la actividad de llenado del embalse El Quimbo hasta que se satisfaga el caudal óptimo (mínimo de 160 m3/s y 300-400 m3/s, en época de aguas altas), para lo cual efectuará la medición de dicho caudal semanalmente”.

En la petición, el abogado Bernardo Gómez Vásquez, representante legal para asuntos judiciales de Emgesa SA ESP, solicita al Tribunal que fije la caución por el valor equivalente a la producción piscícola, en toneladas, de dos meses.

“En ese orden de ideas, se solicitará la fijación de una caución por el término de dos meses (término más que suficiente para que el embalse alcance la cota de generación), que se ampliaría en caso que se requiriera por cualquier razón, lo cual se informaría de inmediato al Tribunal por ese cometido”, añade el documento.

 width= 

Caución de $15.000 millones

Emgesa considera que a pesar de que en Betania hay varias especies de peces que son cultivados, la tilapia roja y negra son “de lejos” las de mayor cultivo y por esa razón tuvieron en cuenta únicamente esta variedad para efectos de cuantificar la caución, “pero sin perjuicio de que el amparo cobije a las demás especies”.

Así las cosas, el cálculo anual es de 22.000 toneladas, según el Instituto Colombiano de Desarrollo Agropecuario (Incoder). La producción mensual calculada por la multinacional es de 1833,33 toneladas que totalizaría 3666,6 toneladas en dos meses. Si se multiplica esta cantidad por $4’050.000 por ton. (valor estimado en 2012) se tiene que el valor de la garantía que está fijando la compañía asciende a $14.849,9 millones.

Más adelante, Emgesa precisa que si se requiere por cualquier razón “informará y solicitará oportunamente la ampliación de la caución”. Además, solicita que la modalidad de la garantía consistiría en una póliza de una compañía de seguros y que sea por dos meses a partir del 15 de mayo de 2015.

 width= 

Emgesa reconoció el peligro

DIARIO DEL HUILA habló con el apoderado de los piscicultores, el abogado Julián David Trujillo Medina, quien destacó que en este momento se encuentran en una etapa vital del proceso porque Emgesa ya reconoce que sí hay un peligro latente contra la producción piscícola del embalse de Betania.

“Eso se puede concluir en el documento que hicieron llegar al Tribunal Administrativo del Huila solicitando que se les fije una caución por valor de $15.000 millones equivalentes a dos meses de producción en caso que se pueda, como lo están admitiendo, presentar una mortandad masiva”, dijo.

Sin embargo, se presentó una réplica ante el alto tribunal toda vez que la cifra que ellos aportan para fijar una caución “es totalmente apartada de la realidad. Esto en razón de que los valores sobre los cuales ellos toman esta cifra no tienen ningún soporte económico ni técnico”.

 width= 

Daño emergente y lucro cesante

El abogado explicó que las garantías de caución, tal como lo establece el Código Contencioso Administrativo, establece que éstas tienen que garantizar los perjuicios que se presenten: daño emergente y lucro cesante. “Ellos por el contrario están simplificando a que se van a afectar dos meses de producción, pero no precisan que este periodo equivale a un año del ciclo productivo”.

“Si bien es cierto ellos manifiestan que el pico más alto de producción es la época de Semana Santa, también es cierto que los ciclos productivos duran todo el año porque las empresas piscícolas producen todos los días del año. En aras de esto solicitamos entonces que se haga una valoración real de la afectación que se pueda llegar a presentar tal como ellos ya lo están reconociendo”, agregó.

Trujillo Medina sostuvo que en estos momentos hay un giro de 180 grados porque Emgesa pasó de decir que no va a suceder nada a que eventualmente sí puede pasar, que es lo que estamos diciendo, “reiterando que las empresas piscícolas, con esta demanda, jamás han tenido pretensiones económicas, sino el propósito de prender las alarmas de que se puede presentar un daño de una magnitud tal que afectará a todos”.

“Reconociendo ellos mismos que sí, que se puede presentar algún daño, la caución que están proponiendo es irrisoria toda vez que no están calculando en debida forma el precio”, expresó.

 

Verdades a medias

En la réplica los empresarios de la piscicultura, a través del abogado Julián Trujillo, solicitan al Tribunal que se fije un valor real asegurable que garantice los posibles perjuicios que va a generar el demandado (Emgesa) durante la etapa de llenado de la hidroeléctrica El Quimbo, “pues el cálculo proyectado por Emgesa SA ESP para fijar la cuantía de la caución solicitada no contiene los suficientes elementos técnicos y de convicción”.

El valor real que calcularon los acuicultores se acerca a los $100.000 millones, pero como la multinacional fijó una cantidad menor pidieron al magistrado Ramiro Aponte que se mantenga la medida cautelar de urgencia, es decir, la suspensión del llenado de El Quimbo.

Sustentan su petición en que el tiempo de afectación sobre las cargas pesqueras sembradas actualmente en los proyectos piscícolas del embalse de Betania será superior a los dos meses. Contrario a lo que dijo Emgesa en la “Petición de fijación de caución”, si bien es cierto que en la época de cuaresma es el pico de mayor producción, “esto no quiere decir que el resto de año no haya una producción constante en las cargas pesqueras que actualmente se encuentran sembradas”.

“Emgesa SA ESP no puede pretender que afectará únicamente 2 meses del ciclo productivo de las cargas pesqueras, sino que afectará el año entero, pues no todos los peces sembrados tienen el mismo peros, y en caso de una mortandad masiva, no solo se morirán los que estaban listos para su sacrificio y comercialización, sino aquellos que se proyectaban para los meses siguientes, colapsando todo el ciclo productivo de la piscicultura de Betania”, indican en el documento.

 

Cálculos mal realizados

Por otra parte, también consideran que hay una indebida estimación, por parte de la multinacional, de la cuantía para la caución para levantar la medida cautelar. Estiman el daño emergente en unos $100.000 millones al calcular la totalidad de la producción (22.000 toneladas) por el costo de una tonelada, que está en $4’500.000.

Pero añaden la figura del lucro cesante, no incluida por Emgesa, en donde se mencionan los compromisos económicos de producción, comercialización nacional y el gran porcentaje de exportaciones.

Sugieren entonces que la caución (garantía) se fije “de acuerdo a un informe técnico rendido por un experto que deba ser sufragado por la parte solicitante de dicha medida. Dicho estudio técnico económico, deberá tener una valoración tanto del daño emergente como del lucro cesante de cada uno de los proyectos piscícolas reconocidos en el embalse de Betania”.

 

“Al aceptar la caución admiten que algo puede ocurrir con el llenado de El Quimbo”

 width=  DIARIO DEL HUILA dialogó con Manuel Antonio Macías Arango, empresario y directivo de la Federación Colombiana de Acuicultores (Fedeacua), quien se refirió al valor de la caución que hizo Emgesa al Tribunal Administrativo del Huila para levantar la medida cautelar otorgada a los piscicultores de Betania.

 

¿Cómo va el proceso en el Tribunal Administrativo del Huila hasta la fecha?

En este momento estamos en el análisis de una solicitud puntual dada por Emgesa directamente donde están pidiendo la determinación de una caución donde ellos clara y evidentemente, desde el punto de vista jurídico, ya cambiaron de posición y aceptan, porque al aceptar la caución están aceptando de manera indirecta, que algo puede ocurrir en el proceso de llenado de El Quimbo.

 

¿A cuánto asciende la el valor de la caución por parte de Emgesa?

En la solicitud ellos hacen una valoración completamente equivocada de la realidad de lo que puede llegar a ocasionar el proceso de llenado. Ellos organizan la caución sobre la base de la producción de dos meses de la piscicultura de Betania y no tienen en cuenta que lo que está en riesgo es la producción de todo un ciclo productivo que es de un año, es decir, 22.000 toneladas de producción que es lo que está estimado en las licencias de producción emitidas por la Aunap.

 

¿Qué aspectos no tiene en cuenta la multinacional?

Ellos no tienen en cuenta las 22.000 toneladas del ciclo productivo, sino única y exclusivamente dos meses. No entiendo la racionalidad o la lógica que ellos exponen, nada diferente a la actitud permanente y constante de ellos de tergiversar y decir verdades a medias.

Sobre esa base, la argumentación que nosotros tenemos es que lo que está en riesgo es la producción de todo un ciclo productivo que equivale a 22.000 toneladas sobre la base de entrar a valorar cuánto vale hoy en día una tonelada (no coincidimos en el valor que ellos proponen) y tercero, que están solamente valorando lo que se llama daño emergente. Es decir, los peces muertos.

 

¿Faltaría entonces calcular el lucro cesante?

En este tipo de sucesos y de acciones civiles hay algo que es más grave y es el lucro cesante. Es decir, ¿cuánto le valdría a Betania, como clúster piscícola del país y del Huila volver a estabilizar la producción? Eso fácilmente se podría lograr dos o tres años después de una tragedia. La historia es muy sencilla y la podemos revisar y podemos verlo con los antecedentes del año 2007 donde la producción de volvió a estabilizar tres años después de ocurrida la tragedia.

Eso en lo que tiene que ver con la supuesta caución que están solicitando donde claramente Emgesa está admitiendo de manera indirecta que algo puede llegar a pasar. Anteriormente lo negaban e insistían en que no podía pasar. Hoy ya lo están aceptando.

 

¿En esas cuentas también deberán incluir los daños ambientales?

Desde el punto de vista sanitario, de seguridad alimentaria y ambiental, ¿esa gran tragedia quién la va a manejar? Tiene que haber un responsable y se llama Emgesa. En la caución no están teniendo en cuenta la valoración de estos aspectos que se generarían con la mortandad de peces. En el caso de 2007, nos costó entre $800 millones y $1000 millones el retiro de esos animales muertos. Estos señores no están teniendo en cuenta eso.

Eso demuestra nuevamente la irresponsabilidad y las verdades a medias que Emgesa ha tenido en su comportamiento con el Huila haciendo todo lo que han querido en una región.

 

Lo que me ha explicado es lo relacionado con la medida cautelar. ¿Cómo va el proceso de la acción popular?

En lo que tiene que ver con la demanda, con la acción popular, estamos en discusión con el Tribunal Administrativo porque en convicción nuestra los términos se le vencieron a Emgesa para responder la demanda. En cuanto a la medida cautelar el siguiente paso de Emgesa es tratar de llegar al Consejo de Estado, aún está en el Tribunal Administrativo del Huila en espera de la resolución de unas objeciones que han interpuesto los apoderados de Fedeacua.

 

“Emgesa ha incumplido todos los compromisos que ha tenido con la región”

 width=Eugenio Silva, empresario del sector y directivo de Fedeacua, recordó que el proceso de llenado de la hidroeléctrica El Quimbo crea dos problemas ambientales. El primero tiene que ver con la disminución de los volúmenes de ingreso de agua al embalse de Betania.

“La medida cautelar garantiza 160 metros cúbicos de agua por segundo, por lo tanto el llenado debe realizarse los meses de mayo, junio y julio que son los únicos momentos del año donde las crecientes que tiene el río Magdalena garantizan estos volúmenes de agua”, dijo.

Explicó que el segundo problema es el deterioro de la calidad de agua en el sistema de llenado del embalse de El Quimbo. “¿Por qué se da? Se debe a la descomposición del cuerpo forestal de la parte inundable. Esa parte será removida por Emgesa pero ya estando a pocos meses del llenado nos damos cuenta que no será removido en su totalidad”.

Anota que sí es importante que absolutamente toda la parte forestal sea removida. Cualquiera de estas dos causas traería mortalidad parcial o total creando una emergencia ambiental y sanitaria no solamente para la región, sino para todo el país.

“Yo no quiero pensar lo que podría pasar si todo el pescado que hay en el embalse de Betania se muere y empieza un proceso de descomposición y pudre totalmente el agua que hay en el embalse y de paso a todo el Magdalena. Eso es lo que está garantizando la medida cautelar”, añadió el empresario.

Destacó que es una medida totalmente ambiental. “Yo celebro que el Tribunal Administrativo del Huila esté garantizando la parte ambiental del río Magdalena y el embalse de Betania. En teoría la licencia ambiental obliga a Emgesa a cumplir totalmente con las medidas ambientales del caso, nosotros no lo estamos viendo”.

Subrayó que Emgesa ha incumplido todos los compromisos que ha tenido con la región. “En estos momentos quieren hacer un llenado rápido de El Quimbo sin evaluar las consecuencias para la región”.