lunes, 22 de octubre de 2018
Economía/ Creado el: 2015-10-20 03:44

Piscicultores de Betania alegan por calidad de agua que llegará al embalse

Piscicultores piden garantías y planes de contingencia ante posibles mortalidades de peces una vez la represa El Quimbo genere energía y provea de más caudal al embalse de Betania. Les sigue preocupando los niveles y solicitan decretar emergencia económica.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | octubre 20 de 2015

Durante una reunión entre piscicultores de Betania y Lucio Rubio Díaz, director de Emgesa en Colombia, ya no se habló solo de la cantidad de agua que ingresa al embalse -que es poca ya que está por debajo de los 160 metros cúbicos por segundo que contemplaba la licencia ambiental del Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo- sino de la calidad una vez éste último empiece a generar energía.

En el encuentro estos actores estuvieron de acuerdo que ya los niveles no dependen de la multinacional sino de las condiciones generadas por el fenómeno de El Niño y de las órdenes que imparta el Ministerio de Minas y Energía sobre el total de energía que se deba producir para proveer el Sistema Interconectado Nacional. “Durante la cordial y propositiva reunión se dijo que lo más duro de este semestre presuntamente ya pasó  (entre el 15 de septiembre al 14 de octubre) y que según registros históricos, el siguiente periodo crítico sería enero - febrero 2016”, indicó Luis Fernando Rojas, jefe de la Oficina de Productividad y Competitividad del Huila.

Rubio Díaz solicitó a los empresarios desistir de la medida cautelar que quedó sin piso por el decreto presidencial que ordenó la producción energética para prevenir situaciones de racionamiento pero no logró convencerlos. “El inicio de operación de El Quimbo no sólo contribuirá con los caudales del río Magdalena sino también con la protección de la actividad piscícola en el embalse de Betania, ya que el administrador del Sistema Interconectado Nacional -XM– ha exigido el despacho de la energía de Betania, por seguridad, debido a las condiciones presentadas en el país por el fenómeno de El Niño”, afirmó.

Según Sara Patricia Bonilla, directora ejecutiva de la Federación Colombiana de Acuicultores- Fedeacua-, “más que desistir o continuar es revisar las condiciones de la calidad del agua. Esa es una garantía para los piscicultores, hay material flotante o sumergido que no fue removido que puede cambiar las condiciones de la calidad de agua, mientras no haya garantías no es factible. Pero no es una camisa de fuerza, también cabe la opción de visualizar acciones”.  

Para Juan Manuel Gutiérrez, gerente de la Asociación de Piscicultores del Huila -Asopishuila- se trata de que si la piscicultura en Betania se ve afectada, se reconozca la responsabilidad de El Quimbo. “Además necesitamos un comité de alto nivel, porque a Emgesa se le sale de las manos si Minminas o el comité de reparto de energía obligue a Emgesa a generar, pueden bajar mucho más los niveles de embalsamiento de Betania”, sostuvo.

Solicitan plan de contingencia

A pesar de que Lucio Rubio Díaz informó que ya cumplieron con el aprovechamiento de la biomasa e incluso han sacado “más material del que estaban obligados”, los piscicultores agremiados en Asopishuila pidieron que “cumpla el compromiso adquirido en las mesas de seguimiento de llenado de El Quimbo de dar un mapa de los terrenos de ellos cerca del embalse de Betania y que los comparen con el mapa de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena -Cam-  donde se podrían hacer fosas para meter mortalidad en caso de mortalidad masiva, alrededor de 10.000 toneladas que se morirían y no hay forma de evacuarlas ni enterrarlas lo cual sería un impacto ambiental grande para el sector piscícola y el río”.

Gutiérrez habla de que si el nivel de Betania baja del 50% y hoy está en 58%, se podría dar una mortalidad masiva. No obstante, Rubio Díaz dijo que “el comportamiento  ha estado muy en línea con los promedios históricos registrados para los meses de julio a octubre, lo que demuestra que el proceso de llenado de Quimbo no ha generado afectaciones a la actividad piscícola”. Entre tanto, Sara Patricia Bonilla comentó que es incierto a nivel técnico científico determinar si se presentará muerte de altas densidades de peces cuando El Quimbo empiece a generar energía. “Es muy difícil comprometerse con un porcentaje cuando en variables ambientales puede ser positivo o negativo. Nadie lo puede afirmar”, puntualizó.

Gobernador evaluará decretar ‘emergencia manifiesta’

A raíz de los bajos niveles de agua en la represa de Betania por cuenta del fenómeno de El Niño y la pérdida de caudal proveniente del embalse El Quimbo, piscicultores de la Asociación de Piscicultores del Huila -Asopishuila- creen que es necesario que el gobernador del Huila, Carlos Mauricio Iriarte decrete la emergencia manifiesta “para darles más libertad y mitigar los impactos” en la actividad productiva.

En caso de que el mandatario responda positivamente, los empresarios podrían mover los jaulones hacia zonas de mayor profundidad y sin necesidad de tramitar permisos ante la  Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena -Cam- al igual que ubicar pozos para mortalidad sin cumplir con todos los requerimientos técnicos ambientales. Además, ubicar más jaulones que “permitan abrir el pescado y mermar la densidad”.

Igualmente, solicitaron al Gobierno Departamental la gestión frente al Ministerio de Minas y Energía para que la generación de energía en Betania no implique que el embalse de Betania a niveles críticos de caudal. También que se realicen nuevos encuentros como ‘Mesas piscícolas’ que involucren también a esta cartera, a la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca- AUNAP- y  a la CAM.