miércoles, 24 de abril de 2019
Economía/ Creado el: 2015-05-13 05:25

Sobrecarga de Betania debe bajar en seis meses

La Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca -Aunap- publicó una resolución en la cual determina las condiciones para que la sobrecarga piscícola de Betania se solucione. Mientras se cumple el plazo, habrá una mesa de concertación entre piscicultores y Aunap, los productores y pescadores artesanales plantearon sus posiciones en una reunión realizada ayer en Neiva.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | mayo 13 de 2015

Hasta el 13 de noviembre los piscicultores de Betania tienen plazo -sin posibilidades de prórroga-  para que la carga en la represa llegue a su normalidad, 22.000 toneladas. Quienes pretendan llevar su producción a tierra tendrán tres meses adicionales. Así lo afirmó ayer Otto Polanco Rengifo, director de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca -Aunap- en una reunión que convocó a productores, pescadores artesanales, entidades relacionadas y trabajadores del sector piscícola.

“Esta decisión tiene tres objetivos: prevenir nuevas pérdidas para los piscicultores, devolverle la salud ambiental a la represa y regresar la capacidad de carga aprobada, es decir, pasar de 56.000 toneladas a 22.000 toneladas. No hay ninguna intención de perjudicar a nadie. Esto está llegando a oídos de Presidencia de la República, Ministerios, Contraloría, Procuraduría y Fiscalía y es hora de ponerle coto. Me tocó y no le voy a huir a la responsabilidad”, expresó enfático Polanco Rengifo.

Una vez cumplido el plazo, las medidas serán sancionatorias o de revocación de permisos. Por otra parte, desde ahora deben empezar las gestiones para las concesiones de piscicultura en tierra y las organizaciones que estén llevando a cabo proyectos de investigación o innovación tecnológica deben presentarlos ante la Aunap en un término de quince días hábiles. Todas las medidas responden a la necesidad de regulación de producción piscícola después de la crisis que enterró cerca de 2000 toneladas de tilapia.

Expresiones en un ambiente acalorado

Con un auditorio lleno, el directivo leyó la resolución y los piscicultores no tardaron en expresar sus inquietudes, sugerencias y desacuerdos. Se habló en tono fuerte y de la misma manera respondió Otto Polanco Rengifo. Jorge Muñoz, gerente de Coolfish S. A. S., solicitó reconsiderar la fecha límite de retiro de la infraestructura excedente. “Tenemos la intención de ayudar pero no hay una política de fomento (haciendo alusión a las funciones de la Aunap). No se trata de que veamos cómo nos salimos y que hay una obligación de salir. Hay un conflicto social en esto”, vociferó y lo acompañó un aplauso nutrido de los asistentes.

Por otra parte, empresarios asociados a la Asociación de Piscicultores del Huila (Asopishuila) pidieron que se establezca un estándar de unidad de producción para cada jaulón, especificando las características para tilapia roja y negra, para que haya precisión a la hora de hacer el ordenamiento de la piscicultura en la represa de Betania.

“La naturaleza nos cobró y no nos notificó. Ahora la Aunap nos presenta una solución fácil y debemos llegar a un acuerdo de las unidades productivas por cada jaulón. Pedimos equidad en el proceso, ya hemos solicitado apoyo para salirnos a tierra y para eso tenemos que regular el mecanismo para que no pase lo mismo que en el embalse”, manifestó Efrén Tovar, presidente de la agremiación.

Mesa de concertación

“Queremos felicitarlo por su empuje y empeño (al director de la AUNAP). En Betania no se ha implementado el mejor esquema y vemos que esta es una oportunidad para lograr la sostenibilidad del negocio. El tema de los seis meses creemos que se debe discutir. De cualquier manera, hay otro tema en el que debemos pensar y es el llenado de El Quimbo y en tres años ese tendrá un gran potencial implementando un modelo perfeccionado dada la experiencia de Betania”, advirtió Sara Patricia Bonilla, directora ejecutiva de la Federación Colombiana de Acuicultures -Fedeacua-.

Por su parte, la Asociación de Pequeños Piscicultores de Betania (Aspepibe) manifestó el apoyo a la política de ordenamiento de la Aunap y que esperan se dé un buen diálogo en la Mesa de Concertación creada ayer en la reunión. En ese espacio de interlocución estarán todas las organizaciones gremiales y la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena -CAM- “para llevar a cabo un proceso mancomunado. Después invitamos a la Procuraduría y a la Fiscalía”,  expresó el director general de la Aunap.

Los pescadores artesanales de los municipios Hobo, Campoalegre y Yaguará también hicieron presencia en la reunión y pidieron ser tenidos en cuenta ya que su sustento depende en gran medida de las condiciones de la represa de Betania. En el mismo sentido se pronunciaron los empleados de las procesadoras de pescado quienes afirmaron que no tienen trabajo después de la crisis piscícola.

Veda para siembra sigue vigente

Una de las grandes preocupaciones de los piscicultores es el levantamiento de la medida de prohibición de siembras en el embalse de Betania, establecida por el Instituto Colombiano Agropecuario -ICA- después de la mortalidad que se extendió por cerca de un mes provocada por una bacteria. ¿Cuándo vamos a sembrar?, fue la pregunta que hicieron ayer en la reunión gremial.

Tito Alberto Suárez Caicedo, gerente seccional del ICA en el Huila, aseguró que la veda no se levantará hasta que el Instituto no tenga la certeza “técnica y científica” de que las condiciones sanitarias de la represa están en total normalidad. “El ICA tomará las decisiones cuando se normalice la situación basados en unos insumos: la observación técnica que ha evidenciado condiciones mucho más favorables, el análisis epidemiológico de 64 muestras recolectadas y un análisis de calidad del agua que debe entregar la CAM. La tenemos de un cacho”, indicó.