lunes, 20 de agosto de 2018
Neiva/ Creado el: 2018-01-29 11:28 - Última actualización: 2018-01-29 11:31

El Curíbano se ‘ahoga’ en contaminación

En menos de cuatro meses, después de haberse realizado una jornada de limpieza en el lugar, el humedal ubicado en la comuna 10 de Neiva fue nuevamente invadido por escombros, plásticos y cartón, entre otros residuos sólidos que contaminan el medio ambiente.

Escrito por: Caterine Manchola | enero 29 de 2018

La Secretaría de Medio Ambiente de Neiva estuvo realizando una jornada de limpieza en el humedal El Curíbano ubicado en la comuna 10 de Neiva. Pese a que el lugar se encuentra debidamente señalizado y ya se ha capacitado a la comunidad sobre la importancia de no contaminar el medio ambiente; y en octubre del año pasado hubo una jornada de limpieza, en menos de cuatro meses el lugar fue nuevamente invadido por escombros y basuras, según informó Gloria Amparo Gutiérrez Olaya, secretaria de Medio Ambiente de Neiva.  

«Recogimos aproximadamente 25 bultos de residuos sólidos entre plásticos, latas, cartón, restos de sillas, entre otros elementos», dijo Erik Camilo Gaitán López, funcionario de la Alcaldía.

«El año pasado hicimos limpieza en los tres humedales de la ciudad: Colores, El Curibano y Jardín Botánico. Contamos con la ayuda de la población y otras instituciones», agregó.

“Es responsabilidad de la comunidad”

Por su parte, la secretaria de Ambiente hizo un llamado a los neivanos para que estén más pendientes, sobre todo con el tema de las escombreras.

«Es muy triste la situación de los humedales, recogimos cualquier cantidad de desechos porque las personas de la zona han tomado el lugar de basurero».

Señaló que la ciudad tiene servicio de recolección y que no hay justificación para que se contamine de esta manera.

«Encontramos cualquier cantidad de escombros que aún no los hemos recogido porque ese día nosotros teníamos era la meta de limpiar, no sabíamos que detrás de los matorrales estaban estos restos».

Dijo que muchas veces la ciudanía creía que el tema era solo tarea de la Administración, y «muchas veces no se puede tener los ojos puestos en todas partes, y si los neivanos no colaboran es muy difícil tener buenos resultados».

«La gente cree que el humedal es responsabilidad de la Alcaldía y no se apersonan ni apropian de los espacios», aseveró Gutiérrez Olaya.

Lo más lamentable, según la funcionaria, es que alrededor del humedal El Curíbano hay bastantes condominios «bien bonitos, una clínica y una bomba, pero no tienen el amor por la ciudad, y no la ayudan a cuidar».

Aunque la iniciativa nació de los ciudadanos, al momento de efectuar las labores, según informó la secretaria, solo colaboraron dos personas. Las labores fueron realizadas en su mayoría por personal de la Alcaldía.  

«Hay que individualizar a los que están contaminando para poderlos sancionar. Pero para hacerlo necesitamos a los residentes del lugar, porque son quienes toman el vídeo o foto al ‘zorrero’ o ven las placas del automóvil;  ellos pueden observar a los que infringen la ley. No podemos hacer que en cada humedal haya un Policía ya que no daríamos abasto», puntualizó Amparo Gutiérrez.

Según los funcionarios, la próxima limpieza está programada para el viernes de la presente semana a las 7:00 a.m. en el humedal Los Colores o El Chaparro ubicado en la comuna 10 en el barrio Antonio Nariño, como celebración del Día de los Humedales.
*

Escombreras ilegales

Neiva tiene más de 30 sitios críticos por Residuos de Construcción y Demolición – RCD, algunos ubicados a orillas de los ríos  Magdalena, Del Oro y Las Ceibas;  las escombreras ilegales están en el sur, norte,  oriente y occidente de la ciudad, según informó Gloria Amparo Gutiérrez, líder del proceso ambiental, personas de todos los estratos arrojan despojos en cualquier parte sin medir las consecuencias.

«Los neivanos no están haciendo buen uso de estos restos, simplemente llaman a un ‘zorrero’ o ellos mismos en sus vehículos, cargan el material y lo arrojan en cualquier lugar», afirmó.

Además de la Escombrera Municipal, en octubre del año pasado entró en funcionamiento una nueva  que está ubicada en la salida a Vegalarga, y estará disponible por cinco años; luego se convertirá en una zona verde. El llamado es a que se haga uso de las mismas para evitar más contaminación en la capital opita.



Se recogieron aproximadamente 25 bultos de residuos sólidos.

Comentarios