domingo, 05 de julio de 2020
Primer Plano/ Creado el: 2020-01-26 04:27 - Última actualización: 2020-01-26 04:30

El drama de ser trans en Neiva

A diario muchas mujeres trans les toca lidiar con los malos comentarios, insultos y los golpes por ser diferentes a los demás. Ellas, solo piden más oportunidades de estudio, de acceso a la salud y al trabajo. Rechazan los actos violentos que se han presentado. Diario del Huila conoció que Hillary Medina había sido amenazada por un hombre.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | enero 26 de 2020

Por Linda Vargas

La transición de hombre a mujer, es un proceso difícil que cualquier mujer trans ha experimentado en su vida. Así lo explica María Paula García, de 24 años de edad, quien indica que el rechazo inicia desde sus hogares, con la discriminación de sus padres y hermanos.

“A parte de eso nos toca enfrentarnos a una sociedad que discrimina y lo único que hace es criticar a las chicas trans”, sostiene María Paula.

Ella, además afirma que, pese a tener estudios y haber tenido un buen trabajo, su día a día es salir en las noches a la Carrera Segunda, a ejercer la prostitución. Un mundo al que entró como opción para empezar su proceso de transición, sin ser estigmatizada por su nueva apariencia física.

“Soy estudiada, pero por ser una chica trans no tengo los derechos que tiene cualquiera para ejercer su labor; entonces me toca trabajar en la calle, al agua y en la noche esperando a que Dios nos ampare y nos favorezca”.

Cada día es más dura su situación, María Paula siente miedo al salir a la calle y ser violentada por cualquier persona que con palabras obscenas se burlan por ser mujer trans o en algunos casos, es golpeada y menospreciada por una sociedad que no acepta la decisión de vida que tomó.

“Ejercer la prostitución uno lo ve fácil, pero a la vez es difícil, porque no es igual estar con una persona a la que uno ama, sino que uno lo hace por la necesidad”.

El sueño de María Paula, es estar en un mundo que la acepte como es, sin peros ni reproches, con más oportunidades: laborales, de estudio y de salud.

“La gente lo ve a uno como un bicho raro”                     

La misma situación lo vive a diario Danna Sofía Correa, quien también cuenta que a los 14 años inició su transformación, por tal razón, optó por marcharse de su casa debido a que su familia no la aceptaba.

“Me fui para la casa de una amiga quien me dio todo el apoyo, me dio el hogar, comida y me explicó toda la transformación que tenía que hacer para ser lo que soy ahora”, explica.

El cuerpo de Danna desde que era un niño, tuvo una inclinación inconsciente hacia lo femenino, admiraba y quería ser como una mujer, tener el cabello largo y usar vestidos.

Sostiene que los actos discriminatorios por su transformación lo vive en la calle, donde no faltan las bromas de mal gusto y las palabras grotescas, que la desanima a la hora de salir a sitios públicos.  No solo eso, también cuando va acceder al sistema de salud y cuando va a pedir trabajo, “la gente lo ve a uno como un bicho raro”, dice.

Además, denunció que ellas nunca tienen el apoyo de un policía, por el contrario, las golpean “como si uno no sintiera o no fuera nada”.

Hizo un llamado a los entes gubernamentales para que adelanten acciones que ayuden a la comunidad LGTBI y que les permitan desarrollar su proyecto de vida. “Quiero decirles que nos abran las puertas, que hagan escuelas de estilistas profesionales, no solo de eso, recreacionistas, que nos apoyen y nos tengan en cuenta”.

De acuerdo con la organización comunitaria LGTBI “Severa Flor”,  se calcula que, tanto en Colombia como en América Latina, la expectativa de vida de las mujeres trans es en promedio de 35 años, cifra producto de la discriminación estructural que experimentan desde infancia por no ajustarse a lo que la sociedad ha impuesto como normal y deseable. Es por ello, que muchas son expulsadas de sus familias y excluidas de los entornos educativos, laborales y comunitarios, exponiéndolas a situaciones de vulnerabilidad y riesgo.

Su único pecado fue el de ser mujer

Confirmado lo anterior, sobre la expectativa de vida de esta población, se encuentra el caso de la joven Hillary Medina, de 21 años de edad, quien fue ultimada por varios sicarios en la Carrera Segunda con Calle Sexta de la ciudad de Neiva, donde ejercía la prostitución.

Claudia Jaramillo, madre de la víctima, indica que rechaza la discriminación que vive a diario la comunidad LGTBI y espera que el acto tan inhumano del que fue víctima Hillary no quede en la impunidad. 

Afirma que la falta de oportunidades de los miembros de la comunidad LGTBI, los ha llevado a muchos de ellos a prostituirse, para lograr llevar comida a sus casas. “Esto es lo único que ellos consiguen, porque en un colegio no los dejan ir a estudiar vestidos de mujer, en un trabajo no les dan la oportunidad de trabajar por vestirse de mujer, sabiendo que ellos pueden estudiar y ser profesionales”.

Esta madre acongojada indica que el trabajo que ejercen muchas de las mujeres trans para lograr su transición, no es fácil, “mi hijo llegaba todos los días golpeado porque los policías me le pegaban, la policía es la que más duro le anda a ellos”.

A Hillary la recuerda su madre, como una buena hija que siempre se caracterizó por preocuparse en darle un detalle el Día de las Madres, el Día de la Mujer y en sus cumpleaños, pero Claudia nunca imaginó que ese día debía sepultarla.

“Él se vino a conseguir lo de mi fiesta, yo enterrándolo ayer-jueves- y estaba cumpliendo años, y me lo mataron; y eso es lo que más me duele, porque él por darme gusto a mí se vino a trabajar”, dice esta triste madre.

“Querer ser mujer, es el pecado de mi hijo”, así lo afirma Claudia, porque ese sueño de Hillary la hizo llevar a la tumba. “Todo el mundo lo rechazaba y  lo discriminaba”.

Todos los días Claudia le decía a Hillary, que no ejerciera más la prostitución, “hasta el último día le dije papi no se vaya por allá”.

Indicó que se enteró de la condición sexual de su hijo Héctor Fabio Quintero cuanto tenía 14 años. “Mi hijo era normal, pero a medida que fue creciendo, él me dijo que no le gustaban a las niñas sino los niños, me dio duro, porque claro, usted desea tener nietos; sin embargo, gracias a la ayuda de Dios y a una ayuda psicológica yo acepté a mi hijo tal cual y como es”.

Clamor de justicia pide esta madre, “el dolor es tan inmenso que así metan preso a los responsables, no voy a dejar de sentir esto, pero si voy a tener una tranquilidad de que la muerte de mi hijo se hizo justicia”.

Daniel Pineda, integrante de la Asociación Caguán Diversa del municipio de San Vicente del Caguán- Caquetá.

Un hombre tenía amenazada a Hillary

Frente a lo anterior, Andry Muñoz Pérez, mujer trans y amiga de Hillary, indicó que desde el pasado 18 de enero, sus compañeras de trabajo no han vuelto a salir a la Carrera Segunda con Calle Sexta, porque sienten temor de que se vuelva a presentar el mismo hecho.

“En estos momentos yo sí estoy saliendo, pero las demás no están saliendo por temor, porque hay todavía homofobia en la calle, la gente todavía nos agrede, me dicen que ya van a pasar los de las moto, que se vaya a dormir, que ya me van a matar, que siga así que le va a pasar lo mismo. Ninguna quiere salir, prácticamente todas vivimos es de esto, nosotras tenemos familias que tenemos que ayudar, también necesitamos el trabajo”.

Andry relató el trágico momento en que varios sicarios le arrebataron la vida a su amiga Hillary. “Esa noche llegó muy contenta, nos dijo que pusiéramos para el trago porque faltaba como 10 mil pesos, y las muchachas le consiguieron. A ella la puedo describir bien, no porque en estos momentos ya no este, pero ella fue una muy buena persona y se veía que era una buena hija”.

Además reveló a Diario del Huila que Hillary en alguna ocasión les mencionó que había un hombre que la tenía amenazada, “unos días antes cuando se fue a Medellín, ese hombre le había hecho unos tiros, gracias a Dios a ella no le pasó nada; probablemente sea el mismo hombre de la vez pasada”.

Ese día, todas estaban reunidas en la esquina de la Carrera Segunda con Calle Sexta, se estaban tomando media de aguardiente. “En la ocasión, una de mis compañeras me invita una pony malta, yo me voy, a mitad de cuadra yo oigo unos disparos, al voltear miro  que estaban disparando donde estaban mis compañeras, yo me escondí en un hotel, cuando yo vi que bajaron los de la moto, salí corriendo a la esquina a mirar que había sucedido, pero mis compañeras estaban recogiendo a Hillary”.

También, recordó que antes del hecho habían tenido un inconveniente con tres asaltantes, pero fueron capturados por las autoridades. “No aseguro nada si fueron ellos mismos”.

En el velatón que se adelantó el pasado jueves, los amigos, familiares y demás, hicieron un homenaje donde fue ultimada Hillary.

La familia de Hillary clama justicia.

Sin garantías

Angie Lucía Gualy Montealegre, directora de la fundación LGBTI del Huila “Barba Rosa”.

Por su parte, Angie Lucía Gualy Montealegre, directora de la fundación LGBTI del Huila “Barba Rosa”, indicó que las mujeres trans temen salir a trabajar, porque no hay garantías plenas para su derecho al trabajo y a la vida.

“Están asustadas por los hechos que terminaron con la vida de Hillary, entonces están asustadas; ellas no tiene otra manera de ganarse la vida”.

La líder, afirmó que si existiera una formulación de políticas públicas o de leyes diferenciales para la comunidad LGTBI, la cantidad de mujeres trans ejerciendo sexo comercial no sería tan grande, porque tendrían otras oportunidades de vida.

Más oportunidades

Daniel Pineda, integrante de la Asociación Caguán Diversa del municipio de San Vicente del Caguán- Caquetá, afirmó que hay un alto grado de discriminación y de degradación en la ciudad de Neiva. “Entendamos que son niñas que nacieron siendo hombres y de un momento a otro sintieron que hay una mujer dentro de ellas y quisieron explorarlo, sintiendo rechazo también desde sus colegios, muchas veces desde sus familias y de la sociedad”.

Pineda sostuvo que no están de acuerdo con el modus operandi de este tipo de asesinato, porque no solo fue una, sino alrededor de seis personas implicadas.

“Para nosotros es muy duro porque no solo se pierde una chica miembro de la comunidad LGTBI, sino que se pierde una amiga, hija, hermana, un familiar, un ser humano”.

Indicó que no hay programas por parte de la Gobernación o la Alcaldía, donde se les brinde oportunidades de crear o generar empresas.

“La prostitución es exponerse a alta horas de la noche, a un borracho, a ser atropelladas, a ser degradadas e incluso a ser violentadas y golpeadas por agentes de la policía”. 

Política pública

De otro lado, la Secretaria de la Mujer, Equidad e Inclusión, Camila Ortega, dijo que dentro del trabajo que va a realizar la Administración Municipal, está la de sacar adelante la política pública para la comunidad LGTBI, con el fin de garantizar sus derechos y brindar garantías para la inclusión en el mundo académico y laboral, así como establecer estrategias y acciones para mejorar las condiciones en materia de salud, educación, cultura, deporte y productividad.

 “Nosotros estamos organizando un proceso en conjunto con la comunidad, vamos a trabajar de la mano con todos los actores sin importar la raza, religión o sexualidad”.

Más seguridad

La Directora de Seguridad y Convivencia del municipio, Luisa Fernanda Robles, expresó que está trabajando para articular acciones en beneficio y protección de esta población. 

“Para los próximos cuatro años en el plan integral de seguridad y convivencia, sí vamos a implementar una política que de verdad articule y atienda las necesidades de la población LGTBI, no solo en temas de seguridad, también de convivencia. Quiero destacar que sí estamos comprometidos con ellos, que todas las vidas para nosotros son valiosas, no existe justificación para la muerte, nos duelen estos hechos y estamos trabajando. Tenemos grandes retos y uno de los más importantes y nuestra meta es hacer el mejor plan de seguridad de Colombia, queremos dejarle a esta ciudad una herramienta que sea valiosa, practica y que atienda las necesidades de las comunidades, las cuales todas son distintas, y les vamos a dar una solución, cabe resaltar que no será de manera inmediata pero sí será de fondo”, puntualizó la funcionaria.