domingo, 19 de noviembre de 2017
Opinión/ Creado el: 2017-07-17 01:43

El gran colombiano

Escrito por: Redacción Diario del Huila | julio 17 de 2017

Por: Álvaro Hernán Prada
Colombia es cuna de grandes, científicos, deportistas, escritores, artistas y unos pocos políticos. Uno de ellos es Álvaro Uribe Vélez, ciudadano ejemplar, sencillo, patriota y trabajador sin descanso. Un hombre que ha dedicado su vida al servicio de la Patria. su hoja de vida, llena de méritos y éxitos, examinada con lupa por contradictores, donde lo único que encuentran, es coherencia de discurso, firmeza en sus convicciones, respeto por las instituciones, amor por los compatriotas y probada honestidad, les ha dejado solo la calumnia como único argumento en contra.
Un expresidente que podría estar disfrutando de su familia, distribuyendo su tiempo entre el descanso y conferencias internacionales, decidió seguir acompañando a los colombianos que agradecemos su esmero y dedicación por salvar los valores perdidos. Creó el partido Centro Democrático, para dejar un vehículo que permita hacer buena política a las nuevas generaciones. Sacrificó el tiempo con sus nietos, por asegurar que el resto de los colombianos puedan hacerlo.
Uribe, estadista latinoamericano que se ajusta a la definición de Winston Churchill: “el político se convierte en estadista cuando comienza a pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones”. El presidente antioqueño visualizó un país en orden, con seguridad democrática, estabilidad jurídica e incentivos permanentes a la generación de empresas para responder a la inversión social necesaria, que nos hiciera sentir orgullosos de haber nacido en Colombia.
Como compatriotas, nunca estuvimos más unidos como en su gobierno. Nos apoyábamos y rodeábamos a las víctimas. Compartíamos las alegrías y celebrábamos los triunfos del país. Nos sentimos gobernados y defendidos ante la amenaza del bloque de países liderados por modelos populistas y articulados con los grupos terroristas.  Las operaciones militares siempre fueron acompañadas de políticas sociales que aislaron criminales de la comunidad, nos acercamos a nuestras Fuerzas Armadas y aprendimos que en Colombia los héroes sí existen. Desmovilizo 53 mil terroristas, sin entregar nada que arriesgara el Estado de derecho y el imperio de la ley. Los campesinos dejaron de estar en el olvido. Multiplicó los ingresos de la Nación, por la confianza generada en el sector productivo nacional y extranjero. Los capitales regresaron y el país se enrumbó por el camino correcto. Terminó la gestión con niveles de popularidad superiores al 80 por ciento.
Álvaro Uribe nos enseñó que el país no se cede ni un milímetro y su trabajo ha sido galardonado a nivel mundial, con reconocimientos como Mejor Dirigente Político Iberoamericano de la Década' por el Grupo Inte, el premio Revel Líderes 2020 y el premio liderazgo que le otorgó el Congreso de los EEUU. Recientemente en el Fórum Europa, fue catalogado como referente político por sus principios inquebrantables, liderazgo político, convicciones morales y por haber enderezado el rumbo de Colombia cuando era un Estado fallido. Pero su premio más valorado, es el cariño de la mayoría de conciudadanos que le da un capital político sin precedente y  permitirá retomar la ruta. Recordemos como el sentimiento colectivo se expresa: “yo voto por el que Uribe diga”
En medio del injusto matoneo mediático, hay que recordar que Uribe es un líder mundial, un estadista admirado, es el Gran Colombiano.

Comentarios