miércoles, 24 de abril de 2019
El Quimbo/ Creado el: 2015-05-10 02:31

Seis mandatarios quedarán rodeados por El Quimbo

Hace siete años comenzó la obra de la Hidroeléctrica El Quimbo. De ahí en adelante empezaron los cambios para muchos municipios, positivos y negativos según sus mandatarios. DIARIO DEL HUILA dialogó con cinco alcaldes de las localidades impactadas por el embalse.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | mayo 10 de 2015

En el año 2008 el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Minas y Energía, dio a conocer la noticia de que el proyecto Hidroeléctrico El Quimbo empezaría su construcción en el Huila, todo con el objetivo de suministrar la demanda energética que toda Colombia podría necesitar en un futuro.  

Desde ese momento muchas voces, unas a favor y otras en contra, se hicieron sentir por todo el departamento. Algunos de los acaldes de turno reaccionaron positivamente, otros fueron indiferentes ya que no verían en sus mandatos algunos de los beneficios que traería esta obra o sufrirían por lo que pudiera causar negativamente la misma.  

Gigante, Garzón, El Agrado, Paicol, Tesalia y Altamira, son los municipios del área de influencia del proyecto El Quimbo. De manera directa o indirecta son beneficiados o perjudicados. Sus habitantes recibieron la noticia con buenos ojos, otros no estuvieron de acuerdo porque se verían afectados al perder sus casas, sus tierras o su trabajo.

Alcaldes y compromisos

El 16 de marzo de 2009 se celebró un Documento de Cooperación entre la Gobernación del Huila, los municipios de la zona del proyecto, Emgesa y los ministerios de Minas y Energía y Agricultura en donde cada parte se asumió una serie de obligaciones.

En esa oportunidad, los mandatarios firmantes no fueron los mismos que están hoy al frente de las localidades afectadas por la megaobra. El gobernador era Luis Jorge Sánchez García; el alcalde de El Agrado, Héctor Horacio Castro Moreno; el de Gigante, Julián David Díaz Moyano; Garzón, Édgar Bonilla Ramírez; Altamira, Amín Losada Losada; Tesalia, Luceny Valenzuela Mayorca; y Paicol, Mauricio Durán Durán. El único que estampó su rúbrica en esa época y todavía se mantiene en el cargo, es el gerente general de Emgesa, Lucio Rubio Díaz.

Las partes convinieron suscribir un documento en el cual se recogen los acuerdos obtenidos en las sesiones de varias mesas de concertación creadas por el entonces presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, y que se llevaron a cabo el 22 de diciembre de 2008; el 8, 14 y 22 de enero de 2009 y 4 de febrero del mismo año en Bogotá y Neiva, respectivamente.

En resumen, la multinacional asumió 30 compromisos; los municipios adquirieron 5 deberes; la Gobernación del Huila debía hacer realidad cinco obligaciones; el Ministerio de Minas y Energía, dos; y el Ministerio de Agricultura, seis responsabilidades.

Han pasado seis años desde la firma del Documento de Cooperación y los actuales alcaldes ya están prácticamente terminando sus periodos. DIARIO DEL HUILA dialogó con cinco de los seis mandatarios de los municipios impactados por el embalse. Delio González (Garzón), Luis Alfonso España (El Agrado), Fernando Antonio Pérez (Tesalia), Alfonso Lizcano Romero (Altamira) y Norberto Palomino Ríos, de Paicol, expresaron su opinión sobre el cumplimiento, o no, de los compromisos de Emgesa.

“Esto puede traer implicaciones de carácter social negativas”

Delio González Carvajal (Partido Conservador), alcalde del municipio de Garzón, es uno de los mandatarios que cree que la obra les ha traído beneficios, un progreso grande para la población y el cumplimiento por parte de Emgesa, quien prometió no abandonar a los habitantes que vivían donde hoy es El Quimbo y ya están reubicados.

“Es el desarrollo para la región y naturalmente para el municipio de Garzón en materia energética, en materia de infraestructura y ojalá sea en la parte turística. No se puede negar que han tenido un plan de gestión socioeconómico y cultural que integra todos los programas y proyectos relacionados con las personas, la forma como viven, se relacionan y obtienen su sustento, es un sector de desarrollo positivo y donde obviamente se ha visto reflejado en el municipio”, expresó Delio González.

El acalde fue enfático al decir que El Quimbo tiene puntos positivos como negativos. “Esto puede traer implicaciones de carácter social negativas para el municipio, un calentamiento que va afectar al sector agropecuario, hay una afectación enorme que se va producir y que se verá reflejada en la parte agrícola”, dijo.

Y agregó: “debo reconocer que en materia del cumplimiento de los acuerdos de la licencia ambiental se han efectuado correctamente y los seguimientos que se han hecho desde la administración han sido buenos. En ese sentido Garzón ha tenido un avance positivo, la ubicación de la gente que tuvo que salir de sus casas, que tuvo que desplazarse y fue ubicada de manera correcta, les cumplieron en sus compensaciones”.

Las noticias para Garzón en materia deportiva también llegaron a través de Emgesa. En días pasados el acalde dio a conocer el apoyo que la multinacional brindará en la remodelación de la Villa Olímpica.

“Como alcalde me reuní con las directivas de Emgesa y con ellos logramos un presupuesto bastante alto para invertirlos en /></a> la remodelación de la cancha, las tribunas y los camerinos. Una vez Emgesa nos entregue el estudio estructural que sobre el escenario, la multinacional muy amablemente está realizando, iniciaremos con la obra, optamos por la construcción de la tribuna y descartamos la instalación de tribunas metálicas móviles para garantizarle más seguridad a los espectadores”, agregó Delio González Carvajal.</p><p><strong>“La mayor pérdida para estas personas son los proyectos productivos”</strong></p><p>En el municipio de El Agrado 90 familias se vieron beneficiadas con proyectos de vivienda de interés social, cerca de 650 millones de pesos invirtió la multinacional Emgesa para dicha obra y en el casco urbano de esta población las personas ya cuentan con sus casas.</p><p>“Todo esto se hace dado al cumplimiento de los compromisos adquiridos que Emgesa hizo cuando iba a comenzar con la construcción de El Quimbo, y nos alegra porque es impulsar proyectos que de una u otra manera benefician al municipio”, dijo Luis Alfonso España (Partido Liberal), alcalde del municipio de El Agrado.   </p><p>El Agrado se encuentra situado en la parte suroccidental del departamento del Huila y en él se encuentran dos regiones naturales, una plana perteneciente al valle central del río Magdalena y una montaña derivada de la Serranía de las Minas, en este municipio la construcción de El Quimbo impactará un 37,83% de la localidad.</p><p>“No hay que negar que las condiciones de vida de los habitantes del municipio pueden mejorar, esto significa desarrollo local y calidad para las personas  de este territorio con recursos aportados por la construcción del proyecto El Quimbo”, expresó el mandatario de El Agrado.</p><p>Y agregó, “desde un principio se dijo que Emgesa puede darle una nueva casa a las familias y lo han cumplido pero también sostuvimos que la mayor pérdida para estas personas son los proyectos productivos que tenían en sus tierras”.</p><p><strong>Tesalia no ha visto los beneficios prometidos</strong></p><p>Pero si en Garzón y Agrado, la construcción de El Quimbo ha beneficiado o perjudicado a sus pobladores, en Tesalia, la obra no ha sido para bien. Su acalde Fernando Antonio Pérez expresó que tan solo un 1,25% de sus feudos son tocados y que poco ha visto la mano de Emgesa en su territorio.</p><p>“Tesalia queda al rincón de la represa, después del puente Paso El Colegio y por ello el municipio tiene una participación poca en el tema, a nosotros nos ha perjudicado el movimiento de transporte de material, Tesalia ha puesto todo el material de arena, de relleno y la carretera no la han vuelto nada, la dañaron, y eso nos ha perjudicado porque no la han arreglado”, aseveró el mandatario. </p><p>Pero la preocupación del mandatario local es grande, ya que los beneficios que debería tener el municipio por ser uno de los que tiene participación de la obra, aunque sea mínima, no los ha tenido, y fue claro al decir que la administración no ha visto avances en la población como lo han tenido Garzón o El Agrado.</p><p>“En beneficios no hemos sentido nada, el municipio no ha tenido mejorías por estas obras, si hubo algo de ayudas o retribuciones fue en la anterior administración en la nuestra no. Antes nos hemos visto perjudicados y por ello pedimos una vía alterna donde los habitantes de estos municipios que están después del puente se puedan movilizar en buenas condiciones”, comentó el mandatario de Tesalia.</p><p>Finalmente Fernando Antonio Pérez  dijo que algunos de los habitantes del municipio se han visto beneficiados en mano de obra no calificada, “pero ya casi ni en eso nos tienen en cuenta”.</p><p><strong>Altamira, una participación mínima en El Quimbo</strong></p><p>Altamira es otro de los municipios que tienen participación en El Quimbo, la obra toca sus tierras en un 0,21%, algo mínimo en comparación con los demás municipios. El acalde Alfonso Lizcano Romero quien en elecciones atípicas asumió su mandato en el año de 2013 manifestó que la multinacional ha cumplido con lo pactado.</p><p>“Yo vengo de una elección atípica y lo que he visto y he podido observar con relación a Emgesa y los compromisos adquiridos que se hicieron, se han cumplido, pese a que es algo mínimo lo que le correspondió a Altamira”, dijo Lizcano Romero. </p><p>Además aseguró que, “en cuanto a empleo que han dado, las viviendas, y que vale la pena recalcar que están quedando muy bonitas, un carro para la recolección de basuras, el arreglo de unas vías y la cementación de las calles del barrio de Villa María, todo hasta el momento se ha cumplido en el caso de Altamira” .</p><p>En cuanto de calidad de vida, empleo, el mandatario aseguró que todo ha sido frente al porcentaje que le correspondió al municipio y que Emgesa los tiene en cuenta a ellos. “Emgesa sí nos ha tenido en cuenta para empleos, creo que los habitantes que han sido beneficiados no pueden quejarse frente a ese tema, es mínimo el porcentaje de empleo, pero lo han dado, trabajo sí han dado y en ese aspecto también podemos decir que estamos satisfechos, han prometido, han cumplido”.</p><p><strong>“En Paicol recibimos limosnas de Emgesa”</strong></p><p>Paicol es otro de los municipios que tiene una mínima participación, lo que en un principio se estimado que podía ser en un 0,04%, terminó siendo 0,01%, según su alcalde Norberto Palomino Ríos, quien preocupado expresó que Emgesa no ha cumplido con lo que prometió y que en vez de ser una de las localidades beneficiadas, terminó siendo perjudicada. </p><p>“Es un megaproyecto que se han construido con una zona de influencia de 6 municipios, entre esos Paicol, considero que para lo que es el proyecto, no hemos tenido la compensación que debería ser, es ahí cuando se ve el daño que se está presentando en la región y en un futuro se presentará un deterioro grande por efectos del espejo de agua y si vamos a la realidad, Paicol es uno de los municipios que debería estar más beneficiado por efecto que parte de la vereda Domingo Arias es zona de influencia directa y fueron ubicadas estas personas en el municipio de Gigante y este terreno pues ya es propiedad de Emgesa”, comentó el acalde Norberto Palomino Ríos.</p><p>Pero el mandatario fue más allá de su descontento por la obra y el no cumplimiento por parte de Emgesa y expresó que a Paicol solo le correspondió el 0,01% cuando un 20% del dique o muro de El Quimbo está construido en predios pertenecientes al municipio que dirige y que ante ello la multinacional no ha compensado como debía ser.  </p><p>“Me parece inaudito e inconcebible que dentro de esas negociaciones que hacen o repartición, por decirlo en esos términos, que la participación como zona directa nos toque el 0,01% y eso que redondeando cifras porque en un principio tenía entendido que era el 0,05% o 0,04% y le asignan un poco o limosnas como parte de compensación al deterioro presente y futuro que se está presentando y que vendrá y que afectara a la comunidad de Paicol”, aseguró Palomino Ríos.</p><p>Sin embargo, DIARIO DEL HUILA examinó la página web del proyecto El Quimbo en donde está la ubicación del embalse y el área de influencia y logró establecer que Gigante es el municipio con mayor impacto (43,91%); le sigue El Agrado con 37,83%; Garzón (16,76%); Tesalia (1,25%); Altamira (0,21%); y Paicol con el 0,04 por ciento.</p><p>El acalde manifestó que en la administración anterior, Emgesa dio un dinero pero cree que fue poco ante la obra inmensa que están construyendo “y donde llevan cerca de mil millones de dólares invertidos y no es concebible, vuelvo y lo digo, que se vaya a dar una limosna como recursos para los municipios, hablo por Paicol que tiene influencia directa en este proyecto y que no lo han tenido en cuenta”.</p><p>Finalmente el acalde Norberto Palomino manifestó que el único beneficio que han recibido fue el dinero que dieron en un principio, “entre comillas le llamo yo a esos beneficios y fueron los 1200 millones de pesos que dieron para algunos proyectos del municipio, más allá de eso no hay nada más, ni siquiera para decir que sean como desarrollo para nuestra comunidad, porque no es así”.</p><p><em>El Quimbo abarcará 8586 hectáreas de los municipios de Gigante, El Agrado, Garzón, Tesalia, Altamira y Paicol</em></p><p><img style=

GARZÓN

 width=

GIGANTE

 width=

 TESALIA

 width=

ALTAMIRA

 width=

EL AGRADO

 width=

PAICOL

 

La respuesta de Emgesa

DIARIO DEL HUILA consultó a la compañía Emgesa, titular del proyecto hidroeléctrico El Quimbo, sobre las inversiones que ha realizado en cada uno de los municipios que hacen parte del área de influencia.

La multinacional envió  a este medio de comunicación un archivo con las cifras actualizadas que hacen parte de los compromisos que adquirieron en mesas de trabajo con presencia del Gobierno Departamental, los municipios de El Agrado, Garzón, Altamira, Gigante, Paicol y Tesalia y en donde también participaron los ministerios de Minas y Energía y Agricultura.

En el Documento de Cooperación, firmado el 16 de marzo de 2019, hay una serie de responsabilidades que asumieron Emgesa (30), los municipios (5), la Gobernación del Huila (5), el Ministerio de Minas y Energía (2) y el Ministerio de Agricultura (6).

Uno de los compromisos de la multinacional fue girar a una fiducia la suma de $16.500 millones de pesos, por una sola vez, “que serán destinados para ejecución de proyectos previstos en los planes de desarrollo municipales”.

Este dinero sería distribuido de la siguiente manera: $1200 millones para cada uno de los municipios de Paicol, Tesalia y Altamira; $5100 millones para El Agrado; $3900 millones para Garzón y Gigante.

“Estos recursos serán girados a una fiducia la cual se fondeará por parte de Emgesa S. A. en la medida que sean requeridos para la ejecución de los proyectos identificados por los municipios”, expresa el Documento de Cooperación.

“Hasta el momento se han comprometido para la ejecución el 89% de estos recursos (más de $15.000 millones) y se han entregado diferentes proyectos concertados con las alcaldías de los 6 Municipios. Los recursos de la fiducia aportados por Emgesa a los municipios, se han invertido principalmente en vivienda y vías, de la siguiente manera: 27% en vivienda y 20% en vías”, dice Emgesa.

Estas fueron las respuestas de Emgesa por cada municipio:

Garzón: Emgesa destinó $1600 millones para la construcción de proyectos de vivienda de interés social en las urbanizaciones “Riberas de Garzón, “Villa Karol”, “Brisas del Café” y “Villa del Prado”; estación de topografía que permitirá modernizar las labores propias de las obras civiles del municipio; más de $500 millones que han beneficiado a 1440 caficultores con capacitaciones y renovación de cafetales en convenio con lo Federación Nacional de Cafeteros de Colombia y el Comité Departamental del Huila.

Tesalia: más de $970 millones fueron invertidos en la mejora, remodelación y adecuación lugares de interés comunitario como: plaza de mercado, biblioteca y auditorio del municipio; Emgesa ha realizado significativos aportes para el mejoramiento de cerca de 100 viviendas en el casco urbano y en la zona rural del municipio de Tesalia.

Paicol: construcción de una alameda peatonal como una inversión de $210 millones; significativos aportes para la construcción de 117 viviendas en el municipio; y más de $400 millones para la construcción del “Bioparque: Puerta del Viento”, un escenario de bienestar y esparcimiento para los habitantes de Paicol.

El Agrado: reparación del Puente Los Cocos; dotación de laboratorios virtuales de física y química para 4 instituciones educativas; $300 millones para el mejoramiento de 120 viviendas urbanas de interés social; la construcción de 60 baterías sanitarias urbanas con un valor de $225 millones; $648 millones para el fortalecimiento productivo de la caficultura del municipio; reflejados en 200 hectáreas intervenidas y más de 300 familias beneficiadas.

Altamira: equipo de bombeo y transporte de agua que permitirá suplir las carencia en época de verano que afecta a las comunidades de la zona rural; recolector de basura para optimizar la prestación del servicio de aseo; dotación de un laboratorio virtual representado en libros y software (CD) que facilitarán y dinamizarán el aprendizaje en física y química; y más de $80 millones para la construcción de un polideportivo en la vereda La Guaira, con cancha de microfútbol, baloncesto y voleibol.