lunes, 18 de noviembre de 2019
El Quimbo/ Creado el: 2015-07-01 03:33

Sorpresa en el Huila por llenado de El Quimbo

Institucionalidad y gremio piscicultor calificaron como un irrespeto el inicio de llenado de la represa El Quimbo sin previo aviso. Emgesa envió un comunicado oficial ayer en la mañana para dar la noticia.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | julio 01 de 2015

A las cinco y treinta de la mañana de ayer, 30 de junio de 2015, empezó la inundación de 8586 hectáreas del departamento del Huila correspondientes al área del proyecto hidroeléctrico El Quimbo. La multinacional Emgesa envió un comunicado oficial horas después a los medios de comunicación. Al director de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena -CAM- le avisaron mediante un mensaje de texto. De esa manera se dio inicio a un cambio de cara del territorio huilense, un proyecto de 400 megavatios de potencia instalada y que generará unos 2200 gigavatios hora.

La construcción del embalse inició en el año 2010 y desde antes ya había causado polémica. Huilenses marcharon en su contra pero la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales le dio vía libre desde mayo de 2009. El presidente de la República en su momento, Álvaro Uribe Vélez, dijo “El Quimbo va porque va”. Se hizo un censo de afectados, se realizaron compensaciones, se hicieron desalojos y las montañas del centro- occidente del Huila fueron intervenidas por grandes máquinas para la edificación de la presa.

La noticia del llenado tomó por sorpresa aun cuando la semana anterior el director de Emgesa en Colombia, Lucio Rubio, declaró que ya todo estaba listo para llevarse a cabo. Se le preguntó insistentemente por una fecha específica pero no la precisó. El gobernador del Huila, Carlos Mauricio Iriarte, ayer calificó el acto como una “burla a los intereses y derechos del departamento” haciendo referencia a compromisos que la firma dejó pactados en actas de compromiso pero que todavía no se han concluido.

Rubio anunció que desde el pasado 28 de junio se hicieron las adecuaciones técnicas de las compuertas que sellaron el túnel de desvío. “El 30 de junio se dieron las condiciones hidrológicas adecuadas para poder hacer este cierre. Hemos contado con caudales superiores a los 400 metros cúbicos por segundo  lo cual garantiza una operación segura y adecuada. Este proceso de llenado tomará cerca de treinta días, que podrían variar en función de la hidrología y posteriormente se inician las pruebas de generación para entregar la energía que el país necesita”, afirmó.

Piscicultores indignados

Una medida cautelar fijada por el Tribunal Administrativo del Huila suspendió el llenado de El Quimbo el 9 de febrero de 2015 después de una acción popular radicada por los piscicultores que advertían graves consecuencias para su actividad en la represa de Betania, aguas abajo. Sin embargo, ésta fue modificada los primeros días de junio de este año especificando que se debía garantizar la entrada 160 metros cúbicos de agua por segundo al embalse.  Luego se informó que las obras del proyecto hidroeléctrico estaban en un 98% de avance.

“Estamos consternados por la noticia, fue una decisión arbitraria que no se publicó con anterioridad para tener un tipo de medida en el embalse de Betania. Pasaron por encima del Gobernador del Huila, que no tenía ni idea. Nos hicieron perder el tiempo en cinco reuniones previas para tratar el tema, con unos compromisos establecidos que nunca se cumplieron y les pedimos en reiteradas ocasiones al señor Lucio Rubio, que diera una fecha exacta para mitigar el impacto”, manifestó Juan Manuel Gutiérrez, gerente de la Asociación de Piscicultores del Huila, Asopishuila. Ellos hablan de una posible mortalidad de 30.000 toneladas de pescado.

Para Manuel Macías, directivo de la Federación Colombiana de Acuicultores –Fedeacua-, “es lamentable la decisión tomada y es otra acción natural de Emgesa, de irrespeto absoluto por los huilenses, de hacer lo que se le da la gana cuando quiere y como quiere. Paralelamente otro acto de complicidad de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales -ANLA- de autorizar el llenado sin tener en cuenta a la región ni el cumplimiento por parte de Emgesa de muchas acciones de la licencia ambiental”.

Al respecto, Lucio Rubio le expuso al DIARIO DEL HUILA que “la Compañía venía reiterando desde tiempo atrás que desde el punto de vista técnico, las obras requeridas para el inicio del llenado del embalse se encontraban listas y que en función de la verificación de los requisitos necesarios para iniciar esta operación por parte de la ANLA, se podría iniciar el llenado del embalse siempre y cuando las condiciones hidrológicas fueran las óptimas para hacerlo”.

ANLA autorizó el llenado

Según el comunicado oficial de Emgesa, la ANLA verificó la terminación de las obras necesarias para el llenado y por ello se cerraron las compuertas para la inundación. Carlos Alberto Cuéllar, director general de la CAM, fue avisado por un mensaje de Whatsapp (aplicación de mensajería) enviado por Lucio Rubio y advirtió que la Autoridad Nacional habría generado la resolución de permiso el pasado viernes 26 de junio.

Por su parte, como institución ambiental, expresaron que realizarán un monitoreo constante de la calidad y cantidad del agua a partir de unos puntos establecidos aguas debajo de la presa y en la cola del embalse de Betania.  “No es solamente la cantidad de caudal que entre al embalse lo que debe garantizarse sino también la calidad, si el agua es de mala calidad va a generar unos riesgos muy elevados para la actividad piscícola”, comentó Cuéllar. Igualmente, dijo que quince profesionales estarán estudiando dichas condiciones ambientales.

La Asociación de afectados por El Quimbo -Asoquimbo- reaccionó convocando a una movilización y declaró el 30 de junio como “el día del mayor ecocidio en la historia de Colombia”. Míller Dussán, académico opositor al proyecto hidroeléctrico y representante de este colectivo, consideró el proceso como “una acción violenta e ilegal del gobierno de Santos y la ANLA. El llenado se autorizó sin el cumplimiento de las obligaciones económicas, sociales, ambientales y culturales establecidas en la licencia ambiental. Emgesa se burló del Tribunal Administrativo del Huila que aún no se ha pronunciado sobre el recurso de apelación interpuesto por la Asociación de Pescadores Calandreros del Municipio de Hobo Huila, debido a que no ha levantado la medida cautelar de suspensión del llenado del embalse”, aseguró. 

Entre tanto, el vocero de Fedeacua, expresó también que ya no realizarán pronunciamientos ante la ANLA “porque no sirve para nada y hacen todo lo que Emgesa les dice y les ordena. Hay que hacerlo ante estamentos judiciales porque no tenemos otra alternativa. Tenían que dar cumplimiento a unas acciones de la medida cautelar y tampoco lo hicieron. Esperar a ver qué pasa, no tenemos nada qué hacer, rezar es lo único que nos queda”. Por su parte, Otto Polanco Rengifo, director de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca -AUNAP-, indicó que acompañará las acciones de la CAM y hará seguimiento al plan de recuperación de peces que Emgesa implementará durante el llenado.

“Es una burla”: gobernador

Carlos Mauricio Iriarte Barrios, gobernador del Huila, dijo que el inicio del llenado de El Quimbo es “altamente inconveniente, inconsulto y una burla a los intereses y derechos del departamento” respecto a las compensaciones de la multinacional Emgesa con las comunidades del Huila y en general el territorio huilense y recalcó que siempre insistió en que de cualquier manera no se retribuiría completamente “el daño de todo tipo”. Sin embargo, Lucio Rubio, de Emgesa, dijo que desde el 28 de junio le habían indicado al mandatario que todo dependía de las condiciones hidrológicas óptimas para hacer la operación de cierre y comenzar el llenado.

Iriarte Barrios declaró que existen cerca de quince puntos determinados en las Mesas de Concertación no se han cumplido y que deben realizarse. Entre ellos mencionó la implementación de proyectos productivos definidos junto a los municipios del área de influencia (Gigante, El Agrado, Garzón, Tesalia, Altamira y Paicol), la compensación de 5200 hectáreas; asumir los costos del plan de ordenamiento piscícola; la construcción de seis puertos para actividades piscícolas y turísticas; la compra de 2500 hectáreas de tierra que cuenten con riego por gravedad; la construcción de la vía perimetral y la reubicación de la capilla de San José de Belén. 

Así mismo, manifestó que el llenado de El Quimbo amenaza la subsistencia del renglón piscícola del Huila, considerado de clase mundial. “Doy mi mensaje de respaldo a los piscicultores. La piscicultura huilense tiene un alto riesgo de ruina  por la cantidad y calidad de agua que llega del río Magdalena, es supremamente preocupante que no se han respectado las garantías que ellos deben tener”.

Los planes durante el llenado

Estos son los planes de contingencia que Emgesa realizará durante el llenado de la represa El Quimbo.

Rescate contingente de peces: brigadas conformadas por pescadores de la región y dirigidos por profesionales realizarán el rescate, captura y traslado de peces aguas abajo del embalse. Los peces capturados se les tomará información como especie, talla, peso y posteriormente se trasladarán en contendores aguas abajo del río Páez para su liberación. 

Rescate contingente de fauna: 75 personas la mayoría de la región harán salvamentos vía terrestre y acuática. Una vez rescatada la fauna, se llevarán a los centros de paso, donde recibirán atención médica especializada para ser posteriormente liberados en el área de restauración del Proyecto, zona que será la receptora de la fauna.

Extracción de macrófitas (vegetación acuática): se harán inspecciones durante el llenado del embalse para identificar presencia de vegetación acuática. En caso de identificarse se hará el confinamiento y extracción para luego trasladarla a los sitios donde se realice la deshidratación. Luego se realizará la disposición final, monitoreo y control.

Extracción de material flotante: se hará la recolección manual o mecánica de la biomasa (ramas, follaje), para hacer el posterior traslado a los sitios de disposición. Además se retirarán los residuos sólidos que puedan estar presentes.

Generalidades

Ubicación: al sur del Huila, entre las cordilleras Central y Oriental, aproximadamente a 70 kilómetros de Neiva.

Municipios de influencia: Gigante, El Agrado, Garzón, Tesalia, Altamira y Paicol.

Área del proyecto: 8586 hectáreas.

Inversión estimada: 1093 millones de dólares.

Inicio de construcción: 2010