jueves, 29 de octubre de 2020
Regional/ Creado el: 2020-03-01 11:46 - Última actualización: 2020-03-01 11:47

Electrificación para El Pato-Guayabal, Caquetá

Con una inversión de $6.870 millones, de recursos Faer, la Electrificadora del Huila llevará la energía a la región, en jurisdicción de San Vicente del Caguán, beneficiando a 619 familias.

Hernando Ruiz López, gerente de Electrohuila, anunció a la comunidad que la obra ya inicia su ejecución.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | marzo 01 de 2020

El pasado sábado, el gerente de la Electrificadora del Huila, Hernando Ruiz López, y miembros de la Comisión de Paz del Senado, llegaron a Guayabal para socializar con la comunidad la presentación del proyecto de construcción de construcción de redes de energía de mediana y baja tensión El Pato Guayabal y 12 veredas vecinas.

La inversión total es de $6.870 millones, con recursos Faer, Fondo de Apoyo Financiero para la Energización de las Zonas Rurales Interconectadas; y beneficiará a 619 familias de la zona rural, durante años castigada duramente por el conflicto armado colombiano.

“Es un muy importante proyecto de justicia social, de utilidad pública, con el cual sumamos a la paz, la competitividad, el progreso y desarrollo de Colombia”, dijo Ruiz López en su discurso.

La obra consiste en construir redes de conducción de energía para media y baja tensión, con una extensión de 101 kilómetros, desde la vereda Pueblitos hasta Las Morras, cruzando las veredas Rovira, La Abeja, El Roble, el corregimiento Guayabal, vereda EL Oso (sector San Luis), La Libertad, Linderos, Chorreras, Los Andes, Lucitania y la unidad piscícola Miravalle.

El senador Guillermo García Realpe, de la Comisión del Congreso, que contribuyó a hacer realidad la obra, destacó la importancia de asegurar inversiones en un área que “durante años sufrió el embate de la violencia. La paz se consolida con inversión social”.

También asistió su colega Victoria Sandino, ex miembro de las Farc. “Los colombianos queremos la paz, pero una paz verdadera que permita la concordia entre los habitantes y establezca una efectiva justicia social. Con la obra se paga parte de la deuda que tiene el Estado con esta reserva campesina”, afirmó la senadora.

El proyecto es el primero de dos etapas. El primero, que inicia ejecución, se estima termine antes de finalizar el presente año. Mientras, la estructuración de la segunda parte se contempla esté lista en la misma época, una vez se defina necesidades, usuarios y el presupuesto.

Calidad de vida

La llegada de energía a las comunidades mejorará la salud de las familias que dejarán de utilizar lámparas de queroseno y petróleo, que a largo plazo pueden generar daños neurológicos y renales. Además, recibirán un ahorro económico pues cada hogar gasta importantes recursos mensuales en lámparas, velas o compra de madera y carbón.

“Gracias a Electrohuila estamos a un paso de hacer realidad nuestro sueño de tener luz, que nos permitirá reformar nuestras vidas y trasformar las labores diarias en el campo” dijo María Stella Medina, Presidenta de la Asociación de Mujeres.

Maximino Espinosa, representante de las comunidades, manifestó que “estamos muy agradecidos con Electrohuila y todos quienes tienen relación con la obra. Con electricidad podremos acceder a neveras, ventiladores, electrodomésticos y garantizar proyectos productivos”.