jueves, 22 de octubre de 2020
Panorama/ Creado el: 2020-07-12 02:49 - Última actualización: 2020-07-12 02:50

En armonía con el medio ambiente

Debemos abandonar la utopía y pensar en ciudades vivas donde crezcan las ideas, se multipliquen los espacios de regeneración y sostenibilidad (Gaviria, 2020, “La década de las ciudades sostenibles”, párrafo 14).

Para el exalcalde Jaime Lerner en Curitiba (71-75,79-83 y 89-92).  La gestión y la voluntad política de hacer el cambio fue parte del éxito. Defendió los derechos del ciudadano, la ecología y la sostenibilidad.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | julio 12 de 2020

Rafael Hernando Yepes Blanco
[email protected]

La Universidad de los Andes termino recientemente el programa de catedra abierta, “Nuestro Futuro”. Se propiciaron debates éticos en torno a la crisis socio ambiental que enfrenta la humanidad, plantearon la necesidad de continuar el camino de las ciudades sostenibles en respuesta al cambio climático y el cuidado de nuestro planeta, implementando medidas ambientales urgentes.

Las ciudades consumen el 66% de energía del mundo y se utilizan 700.000 botellas de plástico por minuto.  La contaminación del aire exterior provoca la muerte 4,6 millones de personas y 780 millones de muertes por carencia de agua potable y saneamiento básico. En Bogotá mueren al año 2.000 personas por la contaminación del aire. Los POT deben garantizar la defensa del medio ambiente en las ciudades. Según ONU HABITAT el  impacto del COVID-19 será más fuerte en las zonas urbanas pobres y densas, especialmente, donde el hacinamiento dificulta cumplir con las medidas recomendadas, como el distanciamiento social y el autoaislamiento. El gran desafío será construir ciudades más humanas, sostenibles, inclusivas y resilientes por ello el conocimiento de experiencias será muy valioso en la toma de decisiones.

La fachada en vidrio y acero cromado de la biblioteca en Friburgo, permite la comunicación entre la universidad y la ciudad. Según la hora, las edificaciones neoclásicas se reflejan o las actividades de los estudiantes se hacen visibles desde el exterior.


En el 2019,el Barrio San Antonio fue declarado el primer Eco barrio en Latinoamérica por el gobierno francés.

Ecología y Sostenibilidad en Curitiba

Desde el primer periodo de alcalde, Jaime Lerner demostró el poder de gestión para atender los problemas urbanos de la ciudad. Probó que no eran los recursos, la raíz del problema, era la falta de gestión y voluntad política para hacer el cambio. Defendió el respeto del ciudadano, cuando existe la confianza, el ciudadano asume una corresponsabilidad con la ciudad y el país.

A comienzos de los 60, Curitiba inició un proceso de crecimiento que la llevo a tener una tasa muy alta en el país, por ello en 1966 nace un Plan Director, basado en un modelo axial y radial de expansión que integraba el transporte público y los usos de suelo mezclados. Posteriormente en los gobiernos de Lerner, la ciudad se moderniza mediante una planeación urbana basada en el desarrollo sostenible, convirtiéndola en un modelo de ciudad ambientalmente sostenible, innovador y eficiente. Una moderada inversión garantizó la eficiencia del trasporte público, el centro urbano fue revitalizado y peatonalizado, se adelantaron programas medioambientales e intervenciones urbanas que le cambiaron la imagen a la ciudad. Los resultados están a la vista; 52 m2 de z. verdes/persona, el sistema de transporte público cubre casi el 100% de la población, millones de árboles sembrados en vías y carreteras y una red de 28 parques distribuidos estratégicamente, estimulan la conservación de las plantas y bosques, y el aseo de los espacios públicos.  Los ciudadanos aceptaron las políticas ecológicas, ayudan en las labores de reciclaje, se recicla el 70% de la basura, la población recibe en cambio productos y servicios como contraprestación de la actividad realizada. En promedio7 de cada 10 ciudadanos se moviliza en bicicleta. Se demuestra que una buena planificación y administración pública honesta es posible, sin necesidad de sacrificar el patrimonio natural y cultural para competir con la globalización.

La estrategia de planeación de Friburgo

La ciudad de Friburgo (Alemania) fue destruida en la II Guerra Mundial, inició su reconstrucción en la década de los 50, teniendo en cuenta conceptos urbanos tradicionales y el patrimonio cultural, pero bajo el desarrollo sostenible. En los 60, se determinó conservar la red del tranvía como la espina dorsal del desarrollo urbano de la ciudad. Utilizaron el denominado concepto de los “cinco dedos” para la distribución de los espacios verdes, con el fin de separar las áreas libres de las áreas construidas. El proceso de planificación urbana sostenible se fortaleció en los años 70, cuando los ciudadanos se negaron a aceptar la construcción de una planta de energía nuclear. En el año 1986, con la catástrofe nuclear de Chernóbil en sus memorias, el concejo municipal propone una política energética orientada hacia el futuro basada en los recursos renovables, lo que los condujo al modelo de vida urbana sostenible. Las edificaciones y viviendas están cubiertas por paneles solares para asegurarse un suministro eléctrico renovable. La ciudad es compacta, un sistema vial que no permite los autos, pero si bicicletas y el tranvía, posee altos nieves de accesibilidad. Uno de los objetivos es convertirse en una ciudad de distancias cortas, para ello trabajan sobre tres estrategias: restringir el uso de autos en la ciudad, ofrecer alternativas de transporte para no usar el auto y regular el uso del suelo para impedir la expansión urbana. Los buses y vehículos solo circulan en la periferia. En resumen, el éxito se logró con una planificación urbana de largo plazo y 30 años de trabajo, la participación ciudadana y una democracia activa resultó fundamental.

Como incrementar el verde en las ciudades

Para enverdecer una ciudad se requiere de un proceso de planeación urbana inteligente y continua, donde el respeto y la integración con la naturaleza ofrece alternativas. Existen estudios que demuestran las bondades de los árboles al reducir la polución del aire, filtran el material articulado de los motores de combustión, reducen igualmente el efecto de la isla de calor en mayor o menor medida según la especie arbórea. Se pude utilizar en los proyectos para el control de plagas, mejoramiento de la sombra y el paisaje, regulación del aire y control de erosión, entre otros. El manejo y reutilización de las aguas lluvias es importante para el sistema sanitario de las edificaciones, en los jardines y zonas verdes, puesto que en algún momento servirán de recarga en acuíferos, lo que beneficia la biodiversidad. En muchas ciudades los techos, las fachadas verdes y humedales artificiales reutilizan las aguas, los pavimentos se diseñan con materiales y filtros para conducir el agua hacia el subsuelo. Se esperaría que después de la pandemia los planes directores y/o POT, mejoren las cesiones y condiciones del EP en las ciudades. Los eco barrios son un ejemplo para las ciudades verdes.  la creación de incentivos y normativa para mejorar los espacios y utilizar materiales amables con el medio ambiente es algo que, en Colombia, se está adelantando como en el barrio San Antonio de Cali, la comunidad promueve la sostenibilidad con programas de huertas caseras, mercados orgánicos y avistamiento de aves entre otros. En Neiva, la actualización de la normativa, el PMEP, los corredores de sombra y la terminación de los estudios de humedales serán un avance en el crecimiento verde de la ciudad.