viernes, 10 de julio de 2020
Primer Plano/ Creado el: 2018-12-22 11:35 - Última actualización: 2018-12-22 11:36

En el Pital, Huila, rescataron al pequeño Ángel Smith

Se cree que la mujer que lo raptó intentaba sacarlo del departamento hacia el sur del país. Hoy,  será llevada a audiencia en donde se conocerán detalles y las razones que tuvo para raptar al menor.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | diciembre 22 de 2018

Por: Leo Medina Jiménez
Para el Diario del Huila.

El rescate de Ángel Smith Ortega Moreno, el bebé de 6 meses que fue secuestrado el pasado jueves, fue un operativo exitoso. Este se produjo a pocas horas de que se lo llevaran de su casa.

Los dramáticos hechos del rapto ocurrieron a eso de la 1:30 de la tarde en el  barrio Paseo Real, sector de Compartir,  del municipio de Soacha, Cundinamarca, al sur de Bogotá.

El pequeño fue arrebatado de los brazos de su abuela, María Adelina Moreno,  por una mujer que la amenazó con un cuchillo. Un video de una de las cámaras de seguridad en el sector fue pieza clave en la investigación, porque en él se observa el momento en el que huye con el niño.

Es de este video de donde se sacaron las fotografías que fueron publicadas por las autoridades, en las que se pudo obtener la fisonomía de la mujer y que sirvió para que un residente de Pital, Huila,  la reconociera y le diera aviso a la Policía.

Con esta información ciudadana, dos días después del secuestro, se produce su rescate en una residencia en donde la protagonista de este secuestro se hallaba escondida esperando el momento de trasladar el niño hacia el sur del país.

De acuerdo con las investigaciones ese día la secuestradora salió a la Autopista Sur y allí abordó un bus hacia Neiva y es en donde pasa a otro vehículo que la llevó a Pital, en donde al parecer pretendía esconderse y evadir el cerco de las autoridades, según explicó el ministro de Defensa, Guillermo Botero.

La recuperación del pequeño por parte de las autoridades ocurre después de que se hubiese ofrecido una recompensa de hasta 20 millones de pesos a quien suministrara información que permitiera ubicar al bebé.

Ayer el propio ministro Botero y el director de la Policía Nacional, general Oscar Atehortua Duque, entregaron a Catalina Ortega, la madre,  a Ángel Smith en la Base Aérea de la Policía Antinarcóticos en Bogotá.

La responsable de estos hechos fue capturada. Las autoridades informaron que durante el procedimiento, cuando uno de los uniformados le solicitó que se identificara, presentó un documento de identidad falso,  que además acompañó de un registro civil que pertenecía a otro menor. Con este registro, es una primera hipótesis,  intentaba sacar al niño fuera del país. El documento, explicó el ministro Botero, había sido robado a la madre de otro pequeño, quién se cree tuvo como su primer objetivo para secuestrarlo.

La detenida, que será judicializada en las próximas horas,  de acuerdo con las  indagaciones, residía desde hacía ocho meses en el barrio Paseo Real en donde ya había conversado con otras personas, les dijo que había perdido a su hijo y es con esta historia triste como logró ganarse la confianza de varias vecinas, en especial de madres embarazadas.

 “La investigación del Gaula fue de inmediato. Adelantaron las gestiones de una Unidad de Policía Judicial Especializada como esta: distribuyeron panfletos, tomaron informaciones, lograron verificar que inicialmente esta señora se desplazó hacia el Huila, posteriormente en actividades realizadas con la comunidad se logró ubicar en Pital por una llamada de un ciudadano que nos dijo que tenía las características de la persona y que se necesitaba  su verificación”, indicó el general Atehortua Duque.

El relato de la abuelita

El Diario del Huila logró conversar con la abuela del niño quien relató cómo ocurrió el secuestro. María Adelina Moreno es la propietaria de una tienda en la que mientras le despacha a sus clientes, la gran mayoría conocidos del sector, al tiempo,  cuida a su nieto el que le deja encargado su hija mientras se va a su trabajo.

 “Esa mujer entró a la tienda y pidió una gaseosa, mientras se la bebía charlaba conmigo. Cuando ella me conversaba el niño lloró y la dejé sola porque me fui a la cocina a calentar el tetero. Ella se vino detrás de mí, fue en ese momento cuando ella agarró el cuchillo con el que yo parto el salchichón,  con él me amenazó y después le pasó el pasador a la puerta dejándome encerrada”, contó la señora María Adelina.

Agregó que mientras estuvo encerrada quiso pedir ayuda, pero al parecer nadie le escuchó. “Cuando me encerró me dijo ‘no vaya a gritar porque la mato’”. En medio de su angustia logró romper un vidrio y pudo salir, pero en ese momento ya era demasiado tarde, la mujer no estaba, ya había escapado con su nieto.

También contó que el jueves no fue la primera vez que la secuestradora la visitó. “Ella ya había estado aquí en la tienda, pienso que fue mirando todo. El miércoles estuvo aquí y me dijo que había viajado de Ibagué (Tolima) porque le había tocado traer a su hijo al médico, que lo tenía internado en una clínica en chapinero”, dijo la abuela del pequeño Ángel Smith Ortega.