martes, 13 de noviembre de 2018
Huila Emprende/ Creado el: 2017-11-19 08:36 - Última actualización: 2017-11-19 08:39

Entre mostacillas y pedrería se ha ido forjando Sam Accesorios

La idea de negocio de Yenny Catalina González Peña, es hoy una reconocida marca de diseño de accesorios en las ciudades de Neiva y Pitalito. Organización, persistencia y constancia caracterizan a este emprendimiento joven del departamento.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | noviembre 19 de 2017

Lo que comenzó en la universidad como una fuente de ingresos adicional para terminar loas estudios de ingeniería electrónica, se convirtió para Yenny Catalina González Peña con el paso del tiempo,  en un emprendimiento que hoy ha ganado un importante reconocimiento en la región.

Se trata de Siempre a la Moda Accesorios o Sam Accesorios, una marca que, como su propio nombre lo indica, desarrolla los mejores y más exclusivos accesorios a un público femenino que le ha dado el impulso para posicionarse con valores agregados en cada uno de sus productos.

Yenny Catalina es la fundadora y hoy gerente de esta iniciativa empresarial. En 2014 se encaminó por la industria del petróleo para desarrollar su tésis universitaria, un proceso que además, por cosas de la vida como dice ella, la llevó a enfrentar la crisis petrolera que ese año azotó al país.

“Fue en  diciembre de 2014 que empezó la crisis, y entonces decidí definitivamente darle impulso a mi emprendimiento. Yo empecé de la mano de una excelente diseñadora a nivel nacional y siempre trabajamos las dos para diseños exclusivos de nuestras marcas. Empezamos a desarrollarlos y entonces dimos los primeros pinitos para fortalecer las empresas”, expresa Yenny.

La primera tienda de Sam Accesorios fue instalada en el sector La Toma de la capital huilense. El voz a voz y las redes sociales se volvieron sus principales aliados para consolidar su proceso comercial y de ventas, de cara a las tendencias de diseño, y por supuesto, de las necesidades de las clientes que día a día comenzaron a creer en la marca. “Ahí empezamos a darnos a conocer muchísimo más y a coger mucha fuerza en redes sociales; el voz a voz es increible, cada día ha sido lo que nos ha dado la mano a nosotros como empresa”, menciona la emprendedora.

Una vez posicionada, Sam Accesorios se trasladó al centro comercial San Juan Plaza y de allí al centro comercial San Pedro Plaza. El primer escenario se constituyó en una oportunidad de crecimiento, el segundo, en el espacio final para establecer la tienda en Neiva. “Al San Juan Plaza le tengo gran agradecimiento porque nos permitió impulsarnos y darnos a conocer mucho más. Posteriormente recibimos la visita de personas comerciales del San Pedro Plaza, los cuales nos hicieron la invitación para que una marca como la nuestra, perteneciera allí”, agrega Yenny Catalina.

Tras la llegada de Sam Accesorios a esta importante superficie comercial y el buen recibimiento que tuvo por parte del público, en mayo de 2017 los gestores de esta compañía – Conconcreto y Grupo Éxito – no dudaron en invitarla a abrir una nueva tienda, pero esta vez en el centro comercial Gran Plaza de Pitalito. Así, fue como llegaron al Valle de Laboyos.

Generación de empleo y calidad

Sam Accesorios tiene hoy su propio taller en la ciudad de Medellín, lugar donde ensamblan cada una de las piezas y que además, genera diez empleos directos a madres cabeza de familia y estudiantes. Allí, consolidan las dos líneas que actualmente maneja la marca: Básica y Prémium. “¿Cuál es la diferencia?”, explica Yenny. “Son las cantidades, porque en cuanto a la calidad y materiales, es exactamente el baño en oro de 24 kilates, la calcata forética, pedrería natural y mostacillas checas, que a diferencia de las chinas no se pelan, entonces esa es la manera como trabajamos”.

Con relación a la cantidad de productos y exclusividad, Yenny menciona que “estamos sacando en este momento, máximo ocho diseños por producto de línea Básica, cuatro para la tienda de Pitalito y cuatro para la tienda de Neiva. Y de nuestra línea Premium simplemente ensamblamos dos, uno y uno para cada tienda, lo cual hace que nuestros diseños sean exclusivos para cualquiera de nuestras dos líneas”.

En Pitalito y Neiva, el emprendimiento también le genera  empleo directo a seis personas, dos administradoras y cuatro asesoras de ventas en cabeza de Yenny Catalina, quien además de ser la propietaria, gerente y diseñadora, se encarga del mercadeo.

“Nosotros nos preocupamos mucho por diferenciarnos todo el tiempo, en cuanto a producción no solamente aplicamos el baño en oro a todos nuestras piezas, sino que tenemos la ventaja de aplicar una laca fotoforética, que es un proceso después del baño que lo que hace es que sea mucho más duradero y que se preste menos para el cambio, porque ya sabemos que depende de factores externos como el PH y nos ayuda a protegerlo y a cubrirlo muchísimo más”, explica.

Además, dice la empresaria, los últimos diseños han estado ligados a conceptos completamente diferentes. “No es solamente  la pedrería y el dije en el centro, nosotros enfatizamos en diseños con diferentes mostacillas, dijes, martillados; la característica principal de nuestra aretería es que es muy liviana y entonces los maxiaretes no nos van a rasgar la orejita ni nada”.

Y es que además de conservar la calidad en cada uno de los materiales, Yenny es consciente que debe satisfacer al cliente desde que entra a la tienda a comprar el producto hasta que sale. Por eso, dice, “nos preocupamos mucho por la presentación de la imagen de la tienda, entonces cuando tu vas a Sam Accesorios,  cada vez que llevas un producto, lo llevas en su propio empaque, los cuales sirven también para protegerlo del polvo y la humedad”.

Apoyos y respaldos empresariales

Para Yenny Catalina, el apoyo de la Cámara de Comercio de Neiva a través de sus diferentes programas, ha sido decisivo para el fortalecimiento de la marca en la región. “Desde que nos inscribimos nos han apoyado con capacitaciones, charlas y demás procesos de formación. De hecho nosotros como empresa participamos en el Programa de diseño del Sistema de Seguridad y Salud en el Trabajo, lo cual nos ayudó a organizarnos muchísimo más y a manejar también el talento humano que es como lo más complicado de crear y formar”.

Hoy, hacen parte del grupo de noventa emprendedores que participan en el programa Empréndelo, liderado por esa entidad, el Banco Interamericano de Desarrollo y Confecámaras. “Este es un proyecto muy bonito y realmente le hemos sacado el provecho al máximo, hemos compartido con otros emprendedores sus experiencias, más la de los instructores y todo el equipo de trabajo que está detrás de ello y que nos aportan bastante al fortalecimiento como empresa”, comenta Yenny.

La marca quiere seguir posicionando el reconocimiento ganado y por supuesto, no dejarlo a un lado. “Vienen cosas muy bonitas”, dice su fundadora. Entre esas, que su marca traspase el territorio huilense. “Ya tenemos otras dos ciudades diferentes, saliéndonos un poquito del departamento para abrir otras dos tiendas más de Sam Accesorios en un periodo no superior a dos años”, concluye.

El trabajo continúa y sin duda, Sam Accesorios seguirá en el radar de las más exclusivas tiendas de accesorios de la región.