martes, 22 de septiembre de 2020
Panorama/ Creado el: 2020-05-19 08:34 - Última actualización: 2020-05-19 08:34

Estilistas “esperando cita” para abrir  

El gremio guardo sus tijeras durante la contingencia. Los salones de belleza donde atendían quedaron vacíos y hoy se enfrentan a una crisis de la que no se recuperarán tan fácil, aun cuando ya tienen una larga fila de clientes esperando una cita. En Neiva, más de 550 personas entre estilistas y barberos viven del oficio de embellecer a las personas y a pesar de que no han recibido ayudas solicitan de manera urgente colaboración.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | mayo 19 de 2020

Catalina Durán Vásquez
Fotos: Tatiana Ramírez

La crisis económica y social generada por la pandemia del coronavirus ha tocado a todos los sectores económicos que de una u otra forma se devengan ingresos; de esta cruda realidad no ha sido ajeno el sector de salones de belleza y estilistas. No solo los dueños de dicho servicio se han visto afectados, sino también centenares de personas que prestan sus servicios en dichos lugares.

A este clamor, se ha unido Fenalco nacional a través de su presidente.

“Si hay asepsia importante en algún sector del comercio, es precisamente en las peluquerías, donde todo es desechable, donde todo es desinfectado y ahora con mayor razón”, sostiene Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco.

Ante un eventual regreso, las peluquerías deberán cumplir no solo con los protocolos de bioseguridad, la atención se haría con cita previa.

 “La posibilidad de hacerlo organizadamente y con distancia física entre las personas; esto lo iremos haciendo en la medida en que tengamos esa posibilidad de conocer y estimar cuánto es la población que está actualmente circulando”, ha señalado el ministro de Salud Fernando Ruiz.

Fenalco estima que en promedio hay 70.000 mil peluquerías de las que dependen aproximadamente 400.000 personas.

La crisis económica y social generada por la pandemia del coronavirus ha tocado a todos los sectores económicos.

No solo los dueños de dicho servicio se han visto afectados, sino también centenares de personas que prestan sus servicios en dichos lugares.

Viviendo del día a día

“La verdad el Covid ha afectado que mis deudas no pueda cancelarlas, no poderle cancelar a mis proveedores, no poder cancelar el arriendo y los servicios, es difícil porque nosotros vivimos del día a día, yo cerré desde el pasado 20 de marzo y desde entonces no hemos podido hacer nada, yo soy cabeza de familia y no he podido ganar dinero de ningún lado, en las temporadas bajas siempre nos hacíamos 600 mil pesos en la semana y es plata que desde hace más de dos meses no recibo, desafortunadamente no hemos recibido ayuda por parte del gobierno, necesitamos que nos ayuden con el pago de los servicios, los recibos llegan normal como si estuviésemos trabajando y eso es muy complicado”, indicó Fernando Conde, estilista profesional y cuya clientela se ha diezmado a lo más mínimo.

En medio de la cuarentena se han tenido que ingeniar métodos para subsanar la crisis económica y de empleo que enfrenta este momento su gremio. Algunos con ventas electrónicas de kits de champú, tintes y tratamientos capilares.

“Para nosotros el gremio de la peluquería y la belleza ha sido muy desalentador, ha sido muy triste nos tocó cerrar la peluquería, no podemos atender ningún cliente pero aún seguimos pagando arriendo y recibos, no estoy teniendo en ingresos por ningún lado, lo poco que he hecho estos últimos días porque ya la verdad no sé qué hacer es vender los pocos productos que tengo, pero el ingreso es muy mínimo, esto es muy preocupante, yo tengo 4 personas que me colaboran y me preocupa porque si no trabajamos como van hacer ellos, esto es muy triste, aparte de eso el gobierno no nos esta ayudan en absolutamente nada, al gremio de peluquería nos tienen a un lado, nosotros solo le pedimos que nos dejen abrir los locales  para poder atender a la gente con todas las medidas de bioseguridad, no podemos esperar más, se nos acabó todo”, sostuvo Cristian Gómez, estilista profesional.

En este sentido, el gremio de peluquerías realizó un Derecho de Petición a la Alcaldía, Gobernación y Presidencia donde más de 550 estilistas de Neiva daban a conocer la situación por la que estaban pasando en este tiempo de crisis, pues han sido muy obedientes con las leyes y se han mantenido en cuarentena como fue decretado, sin embargo los compromisos no dan esperar, por eso les piden soluciones a los entes gubernamentales para que de alguna manera puedan generar ingresos.

Belleza desde casa

En cuarentena, muchos clientes acudieron al comercio electrónico con tal de conseguir productos de belleza para hacerse una coloración en casa o algún otro retoque estetico, pero muchos no lo hicieron bien, por lo que les urge regresar al salón para hacerse una corrección o un retoque de raíces.

Y aunque las ventas de los esmaltes de uñas, tintes de pelo, jabones y demás productos se dispararon hasta 200 por ciento en las últimas semanas, lo cierto es que el gremio pide regresar al trabajo en el salón porque esto ayudará a los que saben del oficio a poner un poco “más guapas” sus finanzas en lo que resta del año.

“Después de que pase la emergencia las personas deben volver al salón porque ahí se hace la magia y también esa es una forma de ayudar a sus estilistas para que salgan fortalecidos de esta crisis”.

¿Qué es ASOESPROH?

Es la Asociación de Estilistas Profesionales del Huila, la función de la asociación es la capacitación constante de los socios en el área laboral de la peluquería, tienen intercambio con las diferentes casas de color que hay en el país, se  capacitan, trabajan brindándoles a los socios la mejor instrucción en el área

“En estos momentos contamos con 26  socios activos y un sin número de socios retirados por la pandemia, restructuraremos  nuestro grupo tan pronto se de vía libre a la apertura  de nuestros locales, aparte que nuestros socios son todos dueños de peluquerías que generan 5 a 6 empleos”, manifestó Alberto Varón Presidente de Asosproh.

Opines

Varios los integrantes de este gremio que solicitan la ayuda inmediata por parte del Gobierno, pues ya son varios días sin laborar y algunos de ellos al de hoy no tiene como seguir sobreviviendo pues el sustento les ingresaba a diario.

Johana Sánchez



“Yo cerré desde que se inició la cuarentena y desde entonces no laboro, ni he recibido ninguna ayuda del gobierno, es difícil desde el punto de vista ya que hay que pagar colegio de mi hija, es privado aparte tengo un bebé y existen gastos básicos como lo son arriendo local, servicios, entre otros, que no cubro por falta de dinero que anteriormente ingresaba al salón, normalmente mensual bajo promedio de trabajo se hacía en mi salón teniendo en cuenta que laboro sola y no tengo empleados $1.500.000 por mes trabajando de lunes a domingo sin parar”

Roció Marín Castilla



“No es fácil, los ahorros que tenía poco a poco se fueron esfumando; soy consciente de que primero está el bienestar físico y obviamente mental, procuro no entrar en caos conmigo misma y no entrar en conflicto con mi familia, a fin, esto ha fortalecido nuestros vínculos afectivos, pero por otro lado tengo mucho temor de contaminarme con algún turno, tengo claro los EPP pero esto no me acentúa de enfermar; ahí es dónde me pregunto, ¿cómo corro el riesgo de contaminarme? Y me siento como en un bucle, atrapada”

Deyanira Rojas Meneses



“Soy estilista profesional llevo 14 años laborando como estilista profesional, en esta época de pandemia covid-19 nos hemos visto  afectados por la falta de trabajo  ya que vivimos  del día día  y nuestros ingresos se han visto totalmente perjudicados, adicionalmente el gobierno local,  departamental y nacional no nos ha tenido  en cuenta para brindarnos  una ayuda, que por favor nos ayude a sobrellevar esta crisis por falta de trabajo, ya que somos muchos estilistas que sostenemos nuestras  familias con nuestra arte de la belleza”

María Margoth Calderón



“Soy estilista hace 20 años, de los cuales los primeros 8 trabajé como empleada en dos peluquerías muy reconocidas en la ciudad de Neiva; de acuerdo a mis proyecciones y metas, decidí independizarme y armar mi propio negocio hace 12 años, junto a dos colaboradoras ofrecemos todos los servicios que podemos realizar en una peluquería, tengo una clientela activa, un reconocimiento bastante amplio en la zona donde está mi negocio que es a dos locales de la alcaldía de Neiva, desde el día 18 de marzo por la cuarentena y la pandemia, tuve que cerrar mi negocio sin ninguna otra fuente de ingreso adicional, tanto para mí y mis colaboradoras han sido tiempos complejos. Debido al cese inesperado de mis actividades he tenido que incumplir mis obligaciones financieras, pago a proveedores,  pago de alquiler  en mi negocio y mínimamente tratar de ayudar en algo a estas dos personas que me colaboran; toda esta situación se ha desarrollado durante estos dos meses sin obtener ninguna ayuda por parte de una institución pública como Alcaldía, Gobernación, Gobierno Nacional, y Cámara de Comercio, es preocupante esta situación en mi postura de independiente, el escenario de la cuarentena aún es incierto, por eso me gustaría pedirle a un ente gubernamental un auxilio, un respiro ante esta dura situación”

Luz Mery Leal



“Quiero dar a conocer nuestra inconformidad con la crisis sanitaria del Covid-19 ya que nos hemos sentido abandonados el gremio de los estilistas,  no hemos tenido ningún tipo de ayuda ni del Gobierno Nacional, Departamental, ni Municipal, por favor que se coloquen la mano en el corazón y nos ayuden, que nos dejen trabajar o que nos brinden alguna ayuda, los compromisos económicos no dan espera”

Alberto Varón



“Nos inscribimos para la ayuda y no salimos favorecidos en nada, solo Cámara de Comercio, a través de la Coordinadora de Asociados nos dieron un mercado, la verdad no hemos recibo ayuda del gobierno seccional destacándose que somos como asociación un núcleo  importante para el comercio de la región, estamos legalmente constituidos y pagamos impuestos pero hemos sido desconocidos, para nadie es un secreto que los tributos siguen corriendo, los recibos no dan espera y estamos en el olvido, para que existe tanto papeleo  para abrir un salón de belleza si los mismos organismos del Estado nos ignoran en tiempo de crisis, además nos exigen estrictos protocolos de bioseguridad y somos los que más manejamos, pienso que se debería brindar ayuda por sectores pues en estos momentos llevamos 2 meses sin laborar y seremos el último sector en abrir”

Mauricio Castellanos



“Realmente estamos viviendo una situación muy crítica para todos los estilistas de Neiva, somos un gremio bastante grande donde nos estamos viendo muy afectados porque no hemos podido abrir nuestros establecimientos, no creo que sea justo que hayan abierto la mayoría de los establecimientos y nosotros no podamos hacerlo sabiendo que cumplimos siempre con un reglamento y un protocolo de bioseguridad donde utilizamos tapabocas, donde el aseo es siempre impecable en cada salón de belleza; tenemos un protocolo bien estricto por Secretaría de Salud desde antes de la pandemia no hay derecho de que tengamos que trabajar a escondidas porque no es nuestro estilo, además de que ya es hora de que nos ayuden económicamente porque tenemos obligaciones como todos, no podemos seguir sobreviviendo así”

Angélica Cuéllar



“Como estilista independiente, propietaria y administradora de mi negocio en la que trabajo con mi hija, logramos hasta el mes de marzo cubrir nuestras deudas y ya no sabemos qué hacer, porque tenemos obligaciones crediticias con: los acreedores (quienes nos venden los productos y herramientas de peluquería mes a mes para poder trabajar no tenemos capacidad para tener inventario por más tiempo); con el Bancamía (quien nos prestó para remodelar), con los arrendatarios del local y residencia, con los servicios públicos, para comprar los elementos de bioseguridad, ya no tenemos como proveer nuestros alimentos, los productos de aseo, medicamentos, además de tener a mi cargo el cuidado de mi madre de 75 años quien sufre de trastorno bipolar y tiene cáncer, entre otros. Pero en este mes de mayo no contamos con un solo peso porque no estamos generando ingresos por el cierre obligatorio de nuestra peluquería. Queremos que las autoridades gubernamentales competentes sepan que el gremio está olvidado y abandonado porque han tomado medidas e implementado acciones con otros sitios, pero con los salones de Belleza no lo han hecho”