domingo, 05 de julio de 2020
Primer Plano/ Creado el: 2019-10-08 09:54 - Última actualización: 2019-10-08 09:56

Ex Fiscal Oliveros e hijo implicados en fuga de Aída Merlano

El hijo de la exfiscal huilense se presentó en el Búnker de la Fiscalía, luego de que fuera mencionado por Blanca Jazmín Becerra como presunto partícipe de los hechos al igual que su mamá Tatiana Oliveros.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | octubre 08 de 2019

Nuevos detalles se conocen luego de la cinematográfica huida de la excongresista Aída Merlano la semana pasada, en momentos que asistía a una cita odontológica al norte de Bogotá.

A las investigaciones que adelantan las autoridades se suma ahora el testimonio de Jazmín Becerra, la mujer que está condenada a una pena de 16 años tras ser señalada como el cerebro del ‘cartel de la devolución del IVA’.

Según su relato, hay varias exfuncionarias del patio ocho, de la cárcel el ‘Buen Pastor’ que están involucradas de forma directa en la fuga de Merlano; una de ellas es precisamente la exfiscal huilense Tatiana Oliveros, quien se encuentra recluida en dicha cárcel, tras ser condenada por nexos con Jairo de Jesús Durango, alias Guagua, un cabecilla del ‘clan del Golfo’.

De acuerdo con el testimonio de Becerra, trató de alertar a las autoridades pero su denuncia nunca tuvo eco e indicó a la Fiscalía que la exfiscal presuntamente se comunicó desde la cárcel con su hijo y le dio instrucciones para que entregará un monto de 10 millones de pesos y la soga que utilizó la excongresista para ejecutar su escape desde la ventana del consultorio médico a donde fue trasladada para un diseño de sonrisa.

Según información publicada por la Unidad Investigativa de el periódico El tiempo, Becerra aseguró que el lunes, un día antes de la fuga, Merlano, Díaz y Oliveros habrían hablado por teléfono con la exgobernadora de San Andrés Aury Guerrero, en prisión domiciliaria y condenada por un multimillonario saqueo al departamento, y que le dijeron que “todo está listo”.

La mujer relató a los investigadores que el día de la fuga de Merlano, Oliveros habría usado el teléfono del patio del centro penitenciario a las 8:45 a. m. “cosa que nunca realizaba, porque ella tiene celular”, según Becerra, para hablar con su hijo y decirle que ya le habían consignado 10 millones de pesos para que hiciera una entrega, “que solo era llevar la cuerda”.

Por ahora las autoridades corroboran el testimonio de la mujer para obtener más pistas que ayuden a dilucidar la forma en la que se planeó el escape de la excongresista barranquillera Aída Merlano.

Se entregó hijo de exfiscal

Mientras avanzan las investigaciones, ayer en horas de la tarde, el hijo de la exfiscal Oliveros se presentó al Búnker de la Fiscalía, luego de que fuera mencionado por Blanca Jazmín Becerra como presunto partícipe de los hechos.

Según afirmaciones de Jazmín Becerra, la testigo “estrella” de la Fiscalía, el joven quien es menor de edad habría recibido 10 millones de pesos, dinero que posteriormente consignó a una guardia de la cárcel ‘El Buen Pastor’ para permitir la fuga de la excongresista Aida Merlano, ocurrida el pasado primero de octubre.

Otros implicados

Pero Becerra no solo habló de la exfical Oliveros; su testimonio también implica a otras personas entre los que se encuentra un antiguo compañero sentimental de Aída Merlano. Se trata de Yeico Manuel Vargas Silvera, quien según registró del centro penitenciario la visitó el sábado 28 de septiembre, tres días antes de la fuga.

Vargas no solo habría sacado varias bolsas de la celda de Merlano hasta dejarla casi vacía, “como si ya se fuera a ir de libertad”. También, según dijo Becerra, fue quien esperó a la política costeña afuera del consultorio odontológico “tiene la misma contextura de la persona que la visitó el sábado, que se llama Yeico”.

Las indagaciones preliminares indican que Manuel Vargas aparece en el expediente de la Corte Suprema como un testigo de la defensa de la excongresista condenada por delitos electorales.

Además, según documentos en poder del ente investigador era asistente 1 de la Unidad de Trabajo Legislativo (UTL) de Merlano en la Cámara de Representantes, desde el 2017.

Él de acuerdo a las indagaciones realizadas hasta ahora, no aparecería en el registro de visitas de la excongresista sino en el de otra interna, Margarita Díaz Martínez, una exjuez del Meta vinculada a un caso de corrupción judicial por favorecimiento judicial a miembros de un grupo paramilitar.

Díaz, de acuerdo con la declaración de Becerra, la amenazó a ella y otras reclusas tras la fuga, en compañía de la también presa Tatiana Oliveros.

Más decisiones judiciales

Entre tanto, el fiscal general encargado, Fabio Espitia, advirtió que el ente acusador  prepara las primeras decisiones de fondo contra aquellos funcionarios del INPEC que presuntamente tendrían responsabilidad en la fuga de Merlano.

 “Con toda seguridad, porque aquí intervinieron particulares, pero sobre todo el mayor reproche punitivo es frente a los funcionarios que eventualmente participaron en actos irregulares”, dijo el fiscal (E) Espitia.

Según el funcionario, el análisis probatorio determinará si es necesario acudir ante los jueces para que sean emitidas las respectivas órdenes de captura con los funcionarios implicados en este caso o si se solicitan las correspondientes audiencias para imputación de cargos.

En relación con estos hechos, la Fiscalía podría formular cargos contra los funcionarios del Inpec presuntamente involucrados por delitos como favorecimiento de fuga de presos.

Recientemente, la Procuraduría General de la Nación decidió suspender de sus cargos a ocho funcionarios del Inpec por su presuntas actuación irregular con la custodia y vigilancia de Aida Merlano.

Por estos hechos ya fueron capturados Aida Victoria Merlano Manzaneda, hija de la excongresista y el odontólogo Javier Guillermo Cely Barajas, sindicados como presuntos cómplices de la fuga de la exsenadora.