domingo, 19 de enero de 2020
Economía/ Creado el: 2019-12-06 11:19 - Última actualización: 2019-12-06 11:23

Exportaciones de café aumentaron 6,3% de enero a noviembre

Las exportaciones aumentaron 6,3% a 13,5 millones de sacos frente a los 12,7 millones de sacos del año cafetero anterior. Ante las mayores exportaciones y la estabilización de la producción y el consumo, para suplir la demanda interna las importaciones crecieron 122% a 1,3 millones de sacos frente al año cafetero 2017/18.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | diciembre 06 de 2019

En el primer día del Congreso Nacional de Cafeteros, el Gerente General del Comité de Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo, presentó un informe ante los asistentes sobre este sector, del cual se destacan variables positivos para la caficultura Colombia.   

“La rentabilidad de la actividad cafetera ha sido mi objetivo central desde la llegada a la Gerencia General hace cuatro año y en este quehacer se ha venido avanzando con base en los ejes de la estrategia, esto es, en lo económico, social, ambiental y de gobernanza”, sostuvo Vélez Vallejo.

De acuerdo con el informe presentado por el Gerente General, la producción mundial de café en el año de cosecha 2018/19 aumentó 9,1% comparando con el año 2018, alcanzó 174,6 millones de sacos de café verde de 60 kg, debido al incremento de la producción de Brasil (la variación fue de un 99,5%), este país pasó de 51 millones a 65,5 millones de sacos (la más alta a la fecha).

Vietnam mantuvo su producción en 30,5 millones de sacos, ubicándose en el segundo lugar. Por su parte, Colombia conservó su tercer lugar.

En 2% creció el consumo del café a nivel mundial con respecto al año anterior, además alcanzó un volumen de 164,1 millones de sacos, esto porque los países importadores aumentaron su consumo en 2,1 millones de sacos. Estados Unidos encabezó con 26.6 millones de sacos, es decir, 2,5% más que el año 2018. En los países productores, el crecimiento más relevante fue el de Brasil, con un consumo de 23, 2 millones de sacos, lo que indica que tuvo 1,3% más que el año pasado.

Según las estimaciones de la firma LMC, la producción mundial para la cosecha 2019/20 será de 164,9 millones de sacos, arrojando una caída frente al periodo anterior debida a la menor producción estimada para Brasil por las características naturales de su ciclo productivo.

Por otro lado, la demanda a nivel mundial se prevé que seguirá una tendencia al alza para alcanzar 167,3 millones de sacos consumidos.

Producción de cafés suaves

Colombia es reconocida especialmente por su café de alta calidad, consolidando al país como el productor y exportador líder en el segmento de cafés suaves con 13,9 millones de sacos, ratificándolo como un jugador clave en el mercado internacional.

Con 19 millones de sacos, los países de Centroamérica redujeron su producción en 2,5%. El café colombiano supera en 6,8 millones de sacos a Honduras, su más cercano competidor, le sigue Guatemala, Nicaragua y Costa Rica.

A noviembre, la producción de café de Colombia, mayor productor mundial de café arábigo suave lavado, alcanzó 14,3 millones de sacos de 60 kg en los últimos 12 meses, 4% más frente a los 13,8 millones de sacos del mismo periodo anterior.

La cifra anualizada contribuyó el hecho de que solo en noviembre, pico de la segunda cosecha del año, se produjeron 1,5 millones de sacos, 16% más frente a los 1,3 millones de noviembre de 2018.

En lo corrido del año la producción aumentó 7% al alcanzar 13,1 millones de sacos frente a los 12,3 millones de sacos producidos en el mismo periodo anterior. Y en lo que va del incipiente año cafetero (octubre-noviembre 2019), la producción acumula 2,9 millones de sacos, 20% más que en el mismo periodo anterior.

Con 13,9 millones de sacos cerró el año cafetero

La producción de Colombia en el año cafetero 2018/19 se mantuvo estable con un volumen de 13,9 millones sacos, 0,4% más que la producción del año cafetero anterior.

 Las exportaciones aumentaron 6,3% a 13,5 millones de sacos frente a los 12,7 millones de sacos del año cafetero anterior. Ante las mayores exportaciones y la estabilización de la producción y el consumo, para suplir la demanda interna las importaciones crecieron 122% a 1,3 millones de sacos frente al año cafetero 2017/18.

Este incrementó se impulsó por la demanda creciente de Estados Unidos, contribuyendo 61,8% a dicho aumento, le sigue Malasia con 8,1% y Rusia con un 6,8%.

Norteamérica (Estados Unidos y Canadá con 6 millones y 1,1 millones de sacos) Europa con 3,9 millones (principalmente Alemania y Bélgica) y finalmente Asia, con 1,9 millones de sacos (especialmente Japón y Corea del Sur).   

Por otro lado, en noviembre, las exportaciones de café de Colombia cayeron 3% a 1,19 millones de sacos de 60 kg frente a los 1,23 millones de sacos puestos en el exterior en el mismo mes de 2018.

$6,5 billones alcanzó la cosecha

Pese a la alta volatilidad del precio internacional, la elevada prima de calidad reconocida al café colombiano y la depreciación del peso frente al dólar ayudaron a que el precio interno se recuperara.

De acuerdo con el informe, el comportamiento del precio interno se explica por la dinámica de tres variables fundamentales: el precio del café en el contrato C (precio internacional del café arábico lavado), el diferencial por calidad para el café de Colombia y la tasa de cambio peso/ dólar.

Añade, que en el 2019, el precio interno mostró una tendencia a la baja hasta abril, alcanzando un mínimo de $655.000 por carga, esto se recuperó en el tercer trimestre hasta un máximo de $852.000 por carga.

Por lo anterior, se explica en el comportamiento del precio internacional en la bolsa de Nueva York, que cayó hasta 20,8% (86,7 centavos de dólar por libra, ¢/lb) en abril frente al mismo mes del año anterior.

“La tendencia a la baja del Contrato C en los primeros meses se explica por las expectativas de mejores condiciones climáticas en Brasil, la devaluación del real brasileño y la presión especulativa con posiciones netas cortas de hasta 79.067 contratos en abril. Sin embargo, para finales de mayo el precio del café se recuperó ante las preocupaciones de heladas en Brasil y la liquidación de las posiciones cortas, para tocar techos de 112,25 ¢/lb en julio”.

Ya en el tercer trimestre, el precio volvió a caer por la devaluación del real ante debido a las relaciones comerciales entre China y Estados Unidos, sumado a los reportes que disipan los temores de heladas en Brasil.

“El diferencial del grano colombiano (UGQ) permitió que los caficultores del país contaran con un “colchón” a pesar de la caída del contrato C, cuyo valor promedio fue de 23,8 ¢/lb en el año cafetero 2018/19, equivalente a $146.745, cerca de 19% del precio interno de referencia, lo que refleja un reconocimiento del mercado internacional a la alta calidad de nuestro café. El aumento gradual del diferencial hasta los 30 ¢/lb entre mayo y septiembre obedece a un efecto de compensación por los precios bajos en el mercado”.

El informe además menciona que, con una depreciación del peso frente al dólar aumentan los ingresos de los exportadores. En 2019, la tasa de cambio sufrió una fuerte depreciación hasta alcanzar 3.500 pesos por dólar.

Según los analistas, lo que explica este comportamiento “es la guerra comercial de Estados Unidos y China, la eventual salida de Gran Bretaña de la UE (Brexit), la desaceleración económica de Europa y los temores de desaceleración global que han provocado una fuga de capitales de las economías emergentes hacia bonos del Tesoro estadounidense, vistos como más seguros”.

‘La renovación de cafetales ha sido siempre una prioridad’: MinAgricultura

En el segundo día del 87 Congreso Nacional  de Cafeteros, el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Valencia, reconoció que la renovación de cafetales ha sido una prioridad para el Gobierno Nacional.

El ministro en su intervención expuso los avances de su cartera ante los 90 delegados al Congreso Nacional de Cafeteros, la cual busca la competitividad y rentabilidad del sector agropecuario, para lo cual siguen cinco estrategias bien articuladas.

La primera, el ordenamiento de la producción, ha permitido en el caso particular del sector renovar más de 851.000 hectáreas (casi todo el parque cafetero) entre 2010 y 2019, lo que a su vez ha elevado la producción 57% y la productividad 74% en ese periodo.

A su vez, recordó que el año que termina el Gobierno destinó recursos por $38.000 millones para apoyar la renovación de cafetales, por lo que se buscarán recursos con el Ministerio de Hacienda para seguir apoyando esta buena práctica.

Esta primera estrategia de ordenamiento de la producción incluye reducir costos con base en tres pilares: vigilar los precios de fertilizantes y plaguicidas; facilitar el acceso a estos agroinsumos mediante negociaciones conjuntas, y fomentar su uso y aplicación eficiente, racional y sostenible.

La segunda estrategia, de comercialización, ha permitido cobijar a 25.000 productores agropecuarios bajo el esquema “Coseche y venda a la fija”, de los cuales casi 5.800 son caficultores con acuerdos comerciales y 3.510 productores participan en 54 alianzas productivas en café en 9 departamentos.

Los incentivos financieros a la producción y al seguro agropecuario también han jugado un papel protagónico en esta estrategia, con créditos a tasa subsidiada (la más baja del mercado) para capital de trabajo.

La sanidad y defensa comercial y la extensión agropecuaria son las otras dos estrategias que han permitido impulsar con muy buenos resultados el sector agropecuario.