domingo, 19 de noviembre de 2017
Opinión/ Creado el: 2017-09-13 02:10

Falta planeación

Escrito por: Editorial | septiembre 13 de 2017

Está demostrado que cuando se ejecutan obras de infraestructura, sin tener una verdadera planeación, desde que se inicia el proceso de diseño de la misma, hasta que se entrega al servicio de las comunidades, deben cumplir las 5 “ES”, que contempla la normatividad vigente para tal fin. La eficiencia, eficacia, economía, equidad y ecología son las palabras que deben primar en todos los actos contractuales, para que se pueda finiquitar el desarrollo de las diferentes inversiones, que buscan tener un alto impacto para beneficio de la sociedad en general. Desafortunadamente algunos gobernantes con sus respectivos funcionarios han vuelto costumbre durante las dos últimas décadas, la forma de contratar dichos proyectos que los dejan en muchas ocasiones en la mitad del camino y otros quedan sin iniciarse, porque no se han cumplido con todos los procedimientos como la obtención de licencias ambientales o permisos para la ejecución de las mismas. Lo más grave, es que autorizan anticipos, los cuales quedan en los bolsillos de los contratistas y tranquilamente van pasando los años, creyendo que ningún órgano de control los va a requerir por estas irregularidades. La sociedad huilense se encuentra bastante preocupada por la cantidad de obras inconclusas y de mala calidad, que se encuentran a lo largo y ancho del territorio, donde se han ejecutado millonarias inversiones del presupuesto nacional, que se nutre de los impuestos que pagamos con mucho esfuerzo al erario y que se han despilfarrado por algunos ordenadores de gasto, que no les interesa el bienestar de las comunidades, sino, fortalecer sus intereses económicos y politiqueros en el momento que ocupan dichos cargos.

La Fiscalía General de la Nación, procedió a capturar a cinco personas involucradas en el incumplimiento de la intervención al Corredor Férreo de la avenida 16 como eje lúdico, adjudicado por el exalcalde Héctor Aníbal Ramírez en diciembre del 2011 por $1815 millones. Un contrato firmado seis días antes de que se venciera el comodato, que permitía que la Alcaldía de Neiva interviniera el Corredor Férreo sobre la carrera 16, en diciembre de 2011, fue el motivo por el cual el ente acusador inició la investigación. Las obras del Eje Lúdico de la 16, que empezaron a ejecutarse en febrero de 2012, no tenían autorización para realizarse en ese terreno. El proyecto está y lo poco que se construyó ha sido consumido por la maleza. Lo anterior es reflejo de la improvisación y de la mala planeación de la administración municipal de la época de los hechos, porque nunca tuvieron en cuenta que los terrenos que iban a ser intervenidos no eran propiedad del municipio. Esta situación debe servir de ejemplo, para todos los servidores públicos que tienen la responsabilidad de ser ordenadores del gasto, de no cometer esta clase de actuaciones que los pueden comprometer en el futuro ante los Organismos de Control.

Comentarios