domingo, 27 de septiembre de 2020
Neiva/ Creado el: 2020-08-04 09:39 - Última actualización: 2020-08-04 11:06

Fin de semana ‘negro’ para comerciantes de Mercaneiva

Vendedores de productos perecederos en Mercaneiva, tuvieron pérdidas económicas debido a las medidas adoptadas a última hora por el alcalde de Neiva, Gorky Muñoz. Con lágrimas en sus rostros, indicaron que tuvieron que botar las frutas, hortalizas y verduras porque no aguantaron las altas temperaturas y se dañaron.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | agosto 04 de 2020

Por Linda Vargas

Las medidas adoptadas el pasado viernes por el alcalde de Neiva, Gorky Muñoz Calderón, sobre confinamiento total durante el fin de semana para evitar el aumento en el número de contagiados, no cayó muy bien en la ciudadanía, especialmente a los vendedores de Mercaneiva, quienes manifestaron que el anuncio no fue hecho con anticipación, lo que hubiese evitado que los productos se perdieran.

Según el alcalde, estas drásticas medidas que no han repercutido muy bien en los neivanos, tienen como propósito evitar que los casos de covid-19 se incrementen.

“Las cifras se están incrementando rápidamente y necesitamos comprometernos a cuidarnos entre todos… Entonces hemos insistido y lo seguiremos haciendo, en que, solo cumpliendo estrictamente con los protocolos de bioseguridad, el lavado de manos constante, el uso de tapabocas y por supuesto el distanciamiento social, será posible detener la propagación de un virus al que todavía no conocemos en toda su dimensión, pues el pico aún no ha llegado y es por eso que necesitamos ir cerrando el camino paso a paso”, señaló.

Pese a que el anuncio puede ser bueno para la reducción de los casos, la ciudadanía indicó que las nuevas medidas debieron regir a partir del lunes 3 de agosto, porque muchos vendedores ya tenían sus productos listos para distribuirlos durante el fin de semana.

‘Negro’ fin de semana

Tal es el caso de los vendedores de Mercaneiva, quienes ya habían surtido sus locales, pero como consecuencia de las medidas restrictivas, les generó pérdidas económicas debido a que muchos de las hortalizas, vegetales y frutas se dañaron.

Tomasa Díaz, una mujer que se dedica desde hace años a la venta de frutas, indicó que esta medida la tomó por sorpresa. Acongojadamente expresó que desde el viernes había surtido su local con mango, naranja, lulo, mandarina, cholupa, papaya, curuba, maracuyá, guayaba, piña, tomate de árbol y uva, pero que vendió muy poco porque las personas el sábado no pudieron ir y el domingo Mercaneiva no abrió.

Desamparada quedó Tomasa Díaz luego de perder alrededor de $1.500.000 en la inversión de frutas.

Mencionó que perdió aproximadamente $1.500.000 en lo que invirtió. “Nosotros teníamos todo el puesto lleno de remesa, debiendo la fruta y todo, y el alcalde nos hace eso. Ahí están las perdidas- señaló-, porque todo se va madurando y se va perdiendo. Todo está blandito y maduro”.

Los lulos no aguantaron el fin de semana. Algunos ya están blanditos y según expresa Tomasa la gente no los lleva así.


“Botamos las hierbas”

Fermín Fuyar Salinas, propietario del negocio ‘Aliños del Norte, expresó que no les avisaron con tiempo las nuevas medidas adoptadas por el alcalde. Igual que sus otros compañeros, él había comprado anticipadamente las hortalizas para ser vendidas durante el fin de semana.

“La medida fue tomada a la ligera. Nosotros teníamos comprado lo que son hierbas: tomillo, laurel, poleo, yerbabuena, orégano, y también ají; todo eso viene de parte fría y aquí como es caliente, a los dos o tres días toca desecharlo”, contó.

Estima que perdió alrededor de $500.000. “Nosotros llegamos fue a botar las hierbas. En realidad, el 80% del negocio no es perecedero, pero hay cositas que lo son y si no se venden en uno o dos días se pierden”.

El ají no aguantó las altas temperaturas.

Lo que más le inquieta a Fermín es que Mercaneiva no abrió las instalaciones por las medidas, en cambio Surabastos sí laboró.

“Más asombrados quedamos nosotros porque Surabastos tuvo una jornada laboral normal, para ellos no hubo restricciones, allá hay una competencia desleal con Mercaneiva, allá venden por libras, nadie tiene el control de eso. El alcalde debería ponerle el ‘tatequieto’ a eso”.

Según expresa ‘a hombro de mula’ llevan 20 años luchando, porque las Administraciones Municipales que han pasado no han apoyado a estos comerciantes que fueron desplazados de la antigua galería.

“Esto quedó en nada”

Por otro lado, Carmen Ramírez, propietaria de un negocio de verduras, sostuvo que fue un error del alcalde tomar esas medidas tan apresuradas sin previo aviso.

Carmen no sabe qué hacer para recuperar lo que perdió, luego de que decretaran confinamiento durante el fin de semana.

“Él debió avisar un día antes para uno no echar mercado, porque nosotros el jueves mercamos para tener surtido el viernes y el fin de semana. Aquí están muy pesadas las ventas y el alcalde viene y hace esto. ¡Es una locura!”.

Carmen dijo que perdió todo el surtido, había invertido alrededor de $400.000. “Ahora no sé qué voy a hacer, porque esto, mejor dicho-pausó para llorar-, esto quedó en nada”.

Finalmente, Carmen solo le pidió al alcalde controlar más los Fruver, para que la gente vuelva a la tradición de comprar en la galería.