viernes, 19 de julio de 2019
Primer Plano/ Creado el: 2019-03-03 10:28 - Última actualización: 2019-03-03 10:32

Flor Alba Núñez Vargas, ¿un caso más hacia la impunidad?

Hasta ahora son pocos los elementos adicionales que se conocen del asesinato de la periodista que conmocionó al Valle de Laboyos en hechos ocurridos el 10 de septiembre de 2015. Familiares y agremiaciones de periodistas piden celeridad en las investigaciones y denuncian ser víctimas de seguimientos.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | marzo 03 de 2019

Quienes tuvieron la fortuna de conocer a Flor Alba, la describen como una mujer alegre, y con una profunda fe en las causas sociales, su periodismo se dedicó en gran medida a ser la voz de personas en estado de vulnerabilidad, los de escasos recursos, los enfermos que no habían recibido atención, los niños en condiciones especiales que necesitaban elementos para tener una vida digna.

Sus especiales siempre fueron dedicados a ese Pitalito olvidado que pasa desapercibido ante los entes administrativos. Pero ahora, luego de su muerte, el olvido parece ser que se ha llevado de frente, su nombre, su legado y su historia. Su crimen sigue en la impunidad, aunque haya un condenado y un capturado con riesgo de libertad por  vencimiento de términos.

El fatal crimen ocurrido el 10 de septiembre de 2015, hace 3 años y 5 meses, constituye una de las perdidas más grandes del periodismo en el Huila, y aunque sus colegas han mantenido en vigencia la noticia, la impunidad amenaza con hacer de este hecho uno más de los contados en la larga lista de periodistas asesinados en Colombia sin responsables materiales.

Los hechos

Frente a los hechos acaecidos el día 10 de septiembre de 2015, en el ingreso de la Emisora la Preferida de Pitalito, el escrito de acusación reza lo siguiente: “Se pudo determinar que la persona que disparó el arma de fuego, ocasionándole la muerte a la reconocida periodista Flor Alba Nuñez Vargas, fue el señor Juan Camilo Ortiz, quien fue capturado días después en virtud de orden de captura emitida por el juzgado de control de garantías de Elías (Huila), en el municipio de Palmito (Sucre), siendo procesado y condenado por el Juzgado tercero penal especializado de Neiva, a la pena principal de 47 años y  2 meses de prisión, como coautor responsable del delito de Homicidio Agravado con concurso heterogéneo, con porte ilegal de armas de fuego, sentencia emitida el pasado 8 de septiembre de 2017.

Igualmente se estableció que quien condujo la motocicleta en la que se transportaban fue Jaumeth Albeiro Flórez… los señores Ortiz y Flórez al momento de ejecutar la acción criminal utilizaron para ello, un arma de fuego, estableciéndose que no tenían permiso de la autoridad competente para portar dicha clase de arma.

Después de cometido el hecho Jaumeth Albeiro Flórez, conductor de la motocicleta y Juan Camilo Ortiz, quien disparó a la periodista, huyeron y mientras Juan Camilo se refugiaba en la casa de su señora madre, Jaumeth Albeiro Flórez llamaba desde un teléfono celular perteneciente a un negocio de venta de minutos, vecina de la madre de Juan Camilo, al señor Cristian Fabián Castillo Rojas, testigo excepcional en la participación de aquellos en los hechos investigados,”



El Juez Tercero penal especializado de Neiva halló condenó a 47 años de prisión a Juan Camilo Ortiz, alias ‘El Loco’, responsable de asesinar a la periodista Flor Alba Núñez en el municipio de Pitalito.

Jaumeth Albeiro Flórez, fue capturado el pasado 24 de marzo de 2018, y hasta el momento, no se ha adelantado la audiencia preparatoria para dar inicio al juicio oral acusatorio. Estas audiencias han sido aplazadas en cinco oportunidades, debido a dilaciones por parte de la defensa quienes han argumentado falta de tiempo para la revisión del material probatorio por parte de la fiscalía, cambio del abogado defensor, y la última ocurrida este 25 de febrero manifestando la contratación de un investigador privado por parte de la familia de Flórez quien requiere de tiempo para recopilar información y material que demuestre la inocencia del imputado, ya que el imputado no se allanó a cargos.

Las audiencias han sido aplazadas desde el pasado 28 de agosto del año 2017, y aunque se programaron para los días 27 de septiembre, 15 de noviembre y 25 de enero de este año, ninguna se ha llevado a cabo, incluso ni si quiera se programó fecha para la próxima audiencia.

Ante el riesgo de la libertad de Flórez, por  vencimiento de términos, el fiscal 127 Especializado de Derechos Humanos Juan Carlos Fajardo, solicitó audiencia de prórroga  ante el Juez de Control de Garantías fijada para el pasado 28 de febrero  en donde se solicitó una ampliación de la medida de aseguramiento, debido al  riesgo de fuga, ya que éste estuvo prófugo de la justicia por 27 meses.

La audiencia llevada a cabo con la juez octava de control de garantías de Neiva, ordenó la ampliación de la medida de aseguramiento hasta el día 13 de enero del año 2021, teniendo en cuenta que el año contado a partir del día 24 de marzo de 2018, todas las audiencias aplazadas fueron atribuibles a la defensa. De tal forma, la medida otorga un año por la dilación de la audiencia preparatoria, y un año más a solicitud de la prorroga realizada por la fiscalía.



El asesinato de Flor Alba Núñez Vargas ocurrido el 10 de septiembre de 2015 en Pitalito, diligencia en la que el capturado y señalado del crimen Juan Camilo Ortiz.

CORPEHUILA se pronuncia

Los periodistas que han realizado seguimiento al caso desde el asesinato de la periodista, han sido objeto de persecución y amenazas por parte de los capturados; durante el juicio oral acusatorio de Camilo Ortiz, varios comunicadores fueron fotografiados en  ocasiones por los familiares de alias el “loco” durante las audiencias.

En el proceso de captura de alias “Chori” la periodista Silvia Lorena Artunduaga Montenegro de Blue Radio, fue objeto de una persecución luego que cubriera la noticia y se dirigiera hasta su vivienda, cuatro  personas en dos motocicletas sin conocer las intenciones que tenían para hacerlo, al percatarse la periodista de los hechos, llegó hasta el Quinto Distrito de Policía, donde lograron detener a dos personas de una de las motocicletas, y en sus celulares, encontraron fotografías que habían sido tomadas a la comunicadora, quien tuvo que ausentarse por algún tiempo de su trabajo por seguridad.

 “He sido perseguida, desde ese día he tenido ciertas restricciones, no pude regresar a Pitalito, y si lo hacía, debía hacerlo con toda la prudencia y con acompañamiento de miembros de la DIJIN para poder desplazarme en la localidad de donde soy oriunda y donde tengo gran parte de mi familia”

Ante la gravedad de todos estos hechos, pero además, por las dilaciones que se han presentado, y por la nula información o formulación de cargos a los autores intelectuales, los miembros de la Corporación de Periodistas del Huila CORPEHUILA, han enviado una carta al Señor Fernando Carillo, Procurador General de la Nación y al Señor Carlos Alfonso Negret Defensor Nacional del pueblo, exigiendo que este caso no quede en la impunidad, y por el derecho a la verdad, de conocer quiénes están detrás del homicidio de Flor Alba, que gozan de la  libertad, sin haber si quiera un sospechoso del vil asesinato.

 “Somos la Corporación de Periodistas, Comunicadores Sociales y Trabajadores de Medios de Comunicación del Huila, CORPEHUILA, afiliado a la Federación Colombiana de Periodistas – FECOLPER  - y a la Federación Internacional de Periodistas – IFJ (por sus siglas en inglés).

En tal virtud, comedidamente nos permitimos solicitar su actuación INMEDIATA, en ejercicio de sus funciones, especialmente las que señala la Constitución Política en su artículo 277:

  1. Vigilar el cumplimiento de la Constitución, las leyes, las decisiones judiciales y los actos administrativos.
  2. Proteger los derechos humanos y asegurar su efectividad, con el auxilio del Defensor del Pueblo.
  3. Defender los intereses de la sociedad.”

Además de mencionarse los avances del caso, frente a los autores materiales, la Corporación solicita que haya más información, y actos concretos frente a los determinadores del crimen.

 “Téngase en cuenta, además, que hasta el momento no ha habido ninguna actuación concreta en torno a identificar a los autores intelectuales o determinadores de este homicidio, ocurrido en medio del fuerte debate electoral que se dio en Pitalito entre agosto y octubre de 2015, asunto en el que Flor Alba había expresado en su emisora La Preferida y en sus redes sociales serias reservas acerca de algunas de las campañas.

Igualmente, hacemos notar que algunos de los periodistas que han hecho seguimiento detallado a esta investigación, al igual que a la relacionada con el homicidio del abogado y líder social Luis Gerardo Ochoa, en el que están acusados el mismo alcalde de Pitalito, exfuncionarios y líderes políticos, esos periodistas han sido objeto de amenazas de muerte, seguimientos y otros hechos claros de intimidación a la libertad de prensa.

Dejamos en sus manos, señores Procurador General de la Nación y Defensor del Pueblo, las medidas inmediatas que deban adoptarse para que este hecho no sea cubierto por el manto de la impunidad, regla general que por desgracia se ha cumplido en la mayoría de asesinatos de periodistas en Colombia.”

Su Familia

La familia de Flor Alba no recibe mayor información del caso, no tienen información de los avances del proceso, y para la etapa del juicio oral acusatorio del Chori, fueron los periodistas en Pitalito, quienes consiguieron una abogada voluntaria que representa el caso.

 “Frente al trabajo de investigación de los autores intelectuales no se conoce absolutamente nada, los fiscales son muy herméticos en el caso, no sabemos que se esté haciendo; queremos aclarar que el fiscal que ha sido designado para este caso ha sido uno de los más diligentes y le ha metido la ficha frente a los autores materiales, gracias a su trabajo, se tiene condenado al primer implicado; sin embargo, de los determinadores no sabemos nada, tenemos derecho a la verdad, y queremos saber, quien hizo esto contra Flor” asegura su compañero Aris Hernández

En este año, se cumplen 4 años del asesinato de la periodista, y tanto sus colegas como su familia esperan la condena de Jaumeth Albeiro Florez, pero también esperan que por fin se conozca quien está detrás de este fatal hecho, o que al menos se determinen los indiciados para que inicie un proceso de judicialización contra los autores intelectuales.

 

Comentarios