jueves, 22 de febrero de 2018
Economía/ Creado el: 2017-11-20 11:25 - Última actualización: 2017-11-21 08:49

Bajas importaciones exponen la debilidad de la economía colombiana

Según Analdex, la disminución de las compras externas es negativa por lo que evidencia el descenso en el consumo de las empresas y los hogares. Con el más reciente informe de septiembre, se evidenció que la brecha se redujo gracias a un aumento de 19,3% de las exportaciones en el noveno mes del año, pero sobre todo, por una caída de 5,6% de las importaciones.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | noviembre 20 de 2017

Redacción Diario del Huila, Economía

Javier Díaz, presidente de Analdex, (Asociación Nacional de Comercio Exterior) sostuvo que  «aunque esto reduce el déficit que tiene Colombia, las bajas importaciones muestran una debilidad de la economía, porque son bienes que las compañías necesitan para su producción o son artículos de consumo que no tiene la industria local».

Además, el dirigente gremial complementó que «el consumo de los hogares sigue caído y no se ha podido asimilar aún el efecto de los tres puntos del IVA. Por otro lado, esperaba un mejor desempeño tanto de las exportaciones como de las importaciones durante 2017.

No obstante, la demanda internacional sigue estando bastante baja para los productos locales. En el 2018, siendo un año electoral, no va a ser muy dinámico y hay expectativas de incertidumbre frente a las cifras de inversión extranjera».

Caídas en varias partidas arancelarias

De acuerdo a lo expuesto por el presidente de  Analdex, las cifras de septiembre del DANE evidencian que con algunos de los más importantes socios comerciales, el país tuvo caídas en varias partidas arancelarias. Es así como las compras de aviones de más de 15.000 kg a Estados Unidos disminuyeron 99,2%; los computadores portátiles, provenientes de china, tuvieron una baja de 23,8%, y los vehículos mexicanos para el transporte de personas cayeron 30,5%. Inclusive todos los principales grupos de productos tuvieron cifras negativas, menos el de combustibles.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística especificó que «en el noveno mes de 2017 las compras externas del grupo de agropecuarios, alimentos y bebidas fueron de USD 530,1 millones CIF y presentaron una variación anual de -9,8%. Este comportamiento se explica, principalmente por la disminución de las importaciones para animales con -36,7% y aceites y grasas fijos de origen vegetal, en bruto, refinados o fraccionados con -32,3%.

Además, resalta el comportamiento de las importaciones tortas de semillas oleaginosas, otros azúcares de caña y aceite de soja y sus fracciones, que disminuyeron 44,5%, 77,5% y 40,9%, respectivamente. Sin embargo, se presentó un aumento de 85,7% en las compras externas de la carne de ganado porcino, y un incremento en la cerveza de malta (132,5%).

Para Saúl Pineda, director del Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas (Cepec), de la Universidad del Rosario, la tasa de cambio es un factor influyente en la balanza comercial. «El fortalecimiento del dólar juega a favor de las exportaciones, por lo cual esto se ha visto evidenciado en el crecimiento que han tenido. Sin embargo, es equívoco basar la competitividad del país en este único factor. La productividad de las empresas debería ser el que jalone una mejor gestión exportadora. Del lado de las importaciones, la devaluación del peso juega en contra porque se transfiere a una baja en la compra o consumo de insumos y maquinaria, que de alguna u otra forma generan un aumento en la tasa de inflación».