sábado, 11 de julio de 2020
Primer Plano/ Creado el: 2019-12-07 09:51 - Última actualización: 2019-12-07 02:58

Hoy, el Huila está más tranquilo: Coronel Nelson Pérez Avellaneda

El comandante de la Novena Brigada, coronel Nelson Pérez Avellaneda, entregó un balance a esta Casa Editorial un balance de sus ejecutorias durante el año que estuvo al frente de la guarnición militar. La comandancia de la unidad cástrese estará al frente Johny Hernando Bautista Beltrán.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | diciembre 07 de 2019

Luego de que el coronel Nelson Pérez Avellaneda asumiera hace un año la comandancia de la Novena Brigada de Neiva, este próximo 10 de diciembre entregará el cargo de dicha unidad militar al coronel Johny Hernando Bautista Beltrán, quien tendrá que seguir adelantando labores para combatir los pilares de la delincuencia en el departamento del Huila.

“Inicialmente quiero agradecer al pueblo opita, ya que me acogió en este año, es un año que estoy culminando y que por orden del mando superior me destinan a un nuevo cargo”, afirmó el coronel Pérez, al tiempo que reveló que será agregado militar en Brasil.

Pérez Avellaneda, entregó un balance de su gestión durante el periodo que lideró esta guarnición militar, en donde logró importantes golpes al narcotráfico, a los Grupos Armados Organizados residuales (GAOr), Grupos Delincuencia Organizada (GDO) y la delincuencia común, las cuales en su mayoría debilitó.

“Gracias al trabajo de mis soldados del Huila, a oficiales, suboficiales y civiles, hemos podido lograr un significativo resultado que impacta en la seguridad a favor de los opitas”, dijo.

Por otro lado, el coronel que en los próximos días dejará su cargo para ocupar otro importante y  quien recibió el 13 de diciembre de 2018 la comandancia en reemplazo del coronel Óscar Armando Rodríguez, destacó que su antecesor dejó una unidad militar con unos balances muy positivos e indicó que cada año el reto es más difícil, porque los delincuentes cada día cambian su modus operandi.

Incautaciones

Las labores de inteligencia y seguimiento por parte de los uniformados de la Novena Brigada, en desarrollo de la operación militar “Mayor Inocencio Chincá”, lograron el decomiso de más de ocho toneladas de marihuana, así como 350 kilos de pasta de base de coca, 300 kilos de cocaína y 25 kilos de heroína.  Los alucinógenos tenían un valor en el mercado de $16.557.500.000.

De la misma manera, incautaron 33.831 kilos de insumos sólidos y 3.130 galones de insumos líquidos; este resultado logró poner a los capturados y al material incautado a disposición de las autoridades competentes, permitiendo así dar un contundente golpe a las redes criminales del narcotráfico quienes, mediante distintas modalidades, intentaron pasar sustancias alucinógenas por carreteras del Huila.

Capturas

También, se registró las capturas de 656 personas por parte de la unidad militar, 21 de ellas pertenecientes a los GAOr, 103 correspondientes a los GDO, 11 sujetos que hacían parte del Grupo Armado Organizado ‘Los Pelusos’, 7 más por narcotráfico y 514 por delincuencia común; éstos últimos por delitos relacionados principalmente de hurto, homicidio y extorsión.

“Han sido una serie de golpes y un balance positivo que sobre pasamos unos números elevadísimos de capturas con las cuales el Huila está más tranquilo y puede gozar de más calma en los límites departamentales”, sostuvo el alto oficial.

 “Los bandidos cambian la forma de delinquir, ya no vemos a unos delincuentes en grupos grandes ni con armas largas haciendo presencia y concentraciones; ahora vemos una forma de delinquir en moto, delincuentes con armas cortas y de civil, pero delante de estos van dos sujetos que no portan armas, haciendo la descubierta o la verificación que por donde ellos se desplacen no haya nadie”, señaló.

Indicó que enfrentar estos grupos al margen de la ley requirió del trabajo articulado con los entes gubernamentales y líderes sociales. “El contacto con los líderes, presidentes de Junta de Acción Comunal y  familias de nuestras veredas y corregimientos, cansados de que se presente el vandalismo, la extorsión, microtráfico, porque está afectando sus propios hijos, entonces son personas que ya la tienen clara, nos llaman y nos dicen mire en tal casa se está presentando, salen por tal vía, ahí se hacen siempre, y allá es donde estamos lanzando nuestras operaciones”.

Destacó el trabajo realizado por el Gaula Militar, unidad que logró desarrollar operaciones contundentes contra secuestradores que pretendían privar de la libertad a ciudadanos para exigir gruesas sumas de dinero. “Hoy el Huila no tiene ni un solo secuestrado”, exteriorizó el coronel.

Extorsión

Además, agregó que presidiarios de las cárceles de Tuta, Boyacá y Picaleña, estuvieron intimidando a ciudadanos del departamento con videos en donde aparecían con pasamontañas exigiendo gruesas sumas de dinero y mencionando que otra vez volverían a la zona. Luego “toman contacto con delincuentes comunes que son los que les llevan la razón del video y les pone citación en limites departamentales y hay personas que están cayendo, están cometiendo la equivocación de cancelar”. A su vez afirmó que hasta dicho centros carcelarios, las autoridades se han dirigido a recapturar estos extorsionistas.

En alza el microtráfico

El coronel confirmó que el microtráfico está creciendo en el Huila debido “a la falta de control de los líderes regionales, municipales y de los padres, porque estos muchachos no quieren trabajar, quieren salir del grado 11 y no siguen adelante con sus estudios, sino que, se dedican a adquirir plata fácil y se dejan engañar por aquellos delincuentes comunes, grupos organizados, en donde les ponen al servicio una moto para que lleven uno, dos, tres kilos de estupefacientes; si hace dos viajes a la semana obtendrán 600 o 700 mil pesos semanales”.

Asimismo, reveló que se incrementó el transporte de marihuana cripy en vías terciarias del departamento del Huila, “límites como la que viene por Inzá o por Paletará y que termina por los caseríos  de Pitalito, por eso es que hemos sido contundentes con el Batallón Magdalena. De igual forma, en los límites entre Huila y Tolima, donde los delincuentes eluden las carreteras principales, allá es donde estamos haciendo nuestro mayor esfuerzo”.

Y agregó que hay que trabajar de la mano con la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación, para no descuidar los límites departamentales, en donde ha tenido una alta influencia de narcotráfico.

“El Huila, es un departamento pujante, que está creciendo en su parte económica, social, de infraestructura, tenemos unos municipios que están creciendo, en sí Neiva la miramos hoy en día con una cara mirando hacia una ciudad, en sus nuevos sistemas de construcción de edificios y centros comerciales; y en la medida de que nosotros seamos contundentes en las operaciones contra los residuales, vamos a garantizar de que el Huila siga creciendo porque llega empleo, educación y eso lo tenemos claro”.

En el Huila, según el comandante las disidencias no están arraigadas, “no tenemos campamentos, grupos que las personas digan aquí están y aquí permanecen. Tenemos visitas de bandidos en civil en limites departamentales”.

Incremento de pie de fuerza y operaciones

Entre otros importantes resultados la Novena Brigada incrementó su pie de fuerza en el departamento del Huila, con la asignación de cuatro pelotones más, para un total de 200 hombres agregados operacionalmente, encargados de velar por la seguridad de la población huilense. Se espera la llegada de 150 hombres.

“Con la visita del señor presidente y el comandante del Ejército Nacional, nos dan 150 hombres para un total de 350 que va a tener el Huila; eso mejora percepción de seguridad, vamos a cubrir algunos espacios que estaban vacíos para tener una mayor presencia de tropas y que nos garantice la seguridad en el Huila”.

Añadió que la unidad militar aumentó las motorizadas, con un total de 80 hombres encargados de ‘blindar’ las vías alternas del Departamento, permitiendo llegar a los lugares más recónditos, atendiendo las necesidades de las poblaciones más lejanas.

También, la guarnición militar incrementó las operaciones sostenidas en zonas limítrofes con el Cauca, Putumayo, Caquetá, evitando así el ingreso de Grupos Armados Organizados residuales, que además permitió como resultado cero cultivos ilícitos en el departamento.

Extinción de dominio

La extinción de dominio a bienes de Grupos Armados Organizados residuales en tres municipios del Huila, para un total de 31, equivalente a $59.657.100.000 (cincuenta y nueve mil seiscientos cincuenta y siete millones cien mil).

“Incrementamos la extinción de dominio más o menos 31 bienes que pertenecían a bandidos que tenían propiedades ocultas a nombres de terceros; ex Farc han sido allanadas, incautadas, con el apoyo del CTI y Fiscalía hemos dado unos grandes golpes; negándoles a los bandidos que sigan con propiedades que no les pertenecía, devolviéndole a la sociedad, a los campesinos, unas tierras”, aseveró.

 12 municipios libres de minas antipersonal

Entre los importantes balances se destaca la entrega de 12 de los 37 municipios del Huila, libres de amenaza de sospecha de minas antipersonal.

“Los últimos los estuvimos entregando en Pitalito con presencia del señor presidente, donde nuestros soldados héroes están día a día trabajando en aquellas áreas con presencia de artefactos explosivos, arriesgando sus vidas por tener tierras libres de minas interpersonal y devolvérselas a los campesinos para que nuevamente sean habitables y cultivables”.

El próximo comandante tendrá el deber de adelantar labores de desminado en los 25 municipios del Huila.

Obras del Batallón de Ingenieros

La construcción de 1.402 metros lineales, gracias al convenio interadministrativo Alcaldía de Neiva – Batallón de Ingenieros de Construcción N.° 53, mejorando la malla vial de la capital huilense.

Con el apoyo de la Gobernación del Huila, lograron reparchar la vía I-45 en el trayecto Campoalegre  - Hobo  - Gigante, contribuyendo al mejoramiento de la movilidad vial.

Suicido en la institución

Referente al flagelo del suicidio de soldados al interior de la institución, afirmó que esto se debe a la educación que reciben las personas desde pequeños. A la vez sostuvo que “los muchachos no son estables emocionalmente, son débiles en la parte psicológica, las mismas redes que incitan al suicidio y es esto lo que se nos está presentando no solo en las universidades, en el Ejercito también”.

Frente a dicho flagelo, dijo que la institución está haciendo una mejor selección en el momento de la incorporación con los psicólogos, oficiales y suboficiales, argumentó que “se ha disminuido significativamente en comparación con años anteriores, pero el fenómeno se está presentando a nivel nacional y a nivel mundial”.

 Pero descartó que el trabajo que hacen los soldados no incide en esta problemática de salud mental, porque “el trabajo es una motivación para mucha gente, con una vocación ya que amamos la carrera. Ya no vemos un Ejército violador de los derechos humanos, un Ejército que maltrata; ahora vemos a un Ejército profesional, que disuade a través de la enseñanza, la educación, psicología, que enseña a estos muchachos a ser buenos ciudadanos para entregarlos a la sociedad después de que prestan el servicio”.

Adicionalmente señaló que “nosotros recibimos  gente de todos los sectores, en el caso acá de Neiva y de los otros municipios y gente que llega con falencias y falta de educación familiar; nuestros oficiales con su preparación los amoldan, les dan instrucciones y es así como salen de prestar su servicio como personas que trabajan y que ayudan en sus hogares y que tiene un nuevo enfoque que cuando entró”.

Perfil del nuevo comandante

El coronel Johny Hernando Bautista Beltrán, de 45 años de edad, será el nuevo comandante de la Novena Brigada.  Lleva 27 años en el Ejército Nacional, en donde logró ser oficial del Arma de Artillería. Anteriormente se desempeñó como comandante del Batallón Tenerife de la Novena Brigada. Llega de desempeñarse como Director de Personal del Ejército Nacional.