domingo, 18 de agosto de 2019
Regional/ Creado el: 2019-04-10 10:24

Huila, sin maquinaria suficiente para atender daños viales

14 veredas en San Agustín amanecieron incomunicadas ayer martes a causa de deslizamientos. Los sitios más críticos son el sector de La Argelia, Los Cauchos, y Platanares. Otros municipios del departamento también reportan, además de esta problemática, daños en viviendas.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | abril 10 de 2019

San Agustín amaneció ayer con 43 deslizamientos sobre vías terciarias dejando incomunicadas a   14 veredas, según informó la alcaldía local.  Los eventos se presentaron en los sectores de Platanares, los Cauchos y las Aguadas; este último conecta al centro poblado con los sectores turísticos del Estrecho Magdalena y Ovando.

Son más de 420 familias las que se vieron afectadas, y quienes permanecen a la espera de la recuperación de las vías dado que se perjudica la movilidad de los labriegos y el  transporte de sus cosechas hacia el mercado.

Entre tanto, algunas de las emergencias están siendo atendidas por  los mismos labriegos con sus herramientas más la ayuda de la alcaldía. Pero esta tarea ha resultado dispendiosa, según declaraciones del alcalde de la localidad, Ever Bolaños Jojoa.

El mandatario alertó en horas de la mañana de ayer, que solo se cuenta con 1 kit de mantenimiento, por ende se movilizó hacia la capital del Huila, en busca de ayudas por parte del gobierno departamental para atender la emergencia suscitada a causa de la primera temporada de lluvias del año, en  zona rural de la Capital Arqueológica.

Pero en horas de la tarde informó que por ahora no contará con más maquinarias.

“Hablé con el Secretario de Vías para el kit de maquinaria, y radiqué un oficio dando a conocer la situación para ver si me ayudan con los techos para las familias que se les fue el techo a las casas”.

“Me prometieron que la maquinaria para hacerle mantenimiento a las vías iba a llegar en mayo, que se iba a hacer lo posible por mitigar lo de los techos, porque tengo entendido que la maquinaria de la gobernación se encuentra en la Plata y hay otro municipio afectado”.

Bolaños Jojoa, calificó de “crítica” la situación, e informó además que varias viviendas se quedaron sin techo y para lograr atender a todos los afectados la Secretaría de Vivienda ya comenzó a realizar un registro del número de damnificados.

Entre los daños figura también un puente, que colapsó en su totalidad, ubicado a 45 minutos del casco urbano y en la vereda La Argelia. Esto deja a tres veredas incomunicadas; La Argelia, Retiro y Buenos Aires.

“Ese puente toca hacerlo nuevo, esa fue la segunda crisis que tuvo”, dijo el Alcalde, y agregó que la nueva infraestructura cuesta 250 millones de pesos. Para esto según el mandatario, se solicitó ayuda al gobierno departamental por el orden de los 100 millones de pesos, y con ello realizarlo mancomunadamente.  

Por último, el Alcalde Ever Bolaños Jojoa, hizo también un llamado a la comunidad para que  “tengan paciencia”,   ya que el remover el lodo y rocas que se presentan, con las pocas ayudas de maquinaria que hay, puede tardar más de una semana.

Hoy se entrega un diagnóstico con datos precisos que darán cuenta de si se puede o no  recuperar las vías con ello.

  

Acevedo

Entre tanto, el cuerpo de  bomberos de Acevedo también informó que debieron atender  a comunidades rurales de ese municipio, debido a deslizamientos de tierra que perjudicaron viviendas y vías.

Fueron dos las  viviendas estropeadas, en las veredas la Tijiña y la Primavera debido a las lluvias del lunes y martes.  Los  daños comprenden averías en las estructuras y destrucción de batería sanitaria.

En el hecho no resultaron personas lesionadas.   Por fortuna los habitantes de las dos viviendas evacuaron a tiempo sus familias y lograron salvaguardar sus vidas, aunque el reparar sus parcelas que lograron conseguir con arduo trabajo, les cueste ahora bastante dinero con el que no cuentan.

Pitalito

Los integrantes del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo y Prevención de Desastres del Valle de Laboyos también  se encuentran en alerta ante la posibilidad de nuevas lluvias.

Por su parte el jefe de la oficina de ambiente y gestión del riesgo, Jesús Andrés Munar Medina, invitó a la comunidad de Pitalito a  permanecer alerta frente a cualquier eventualidad que se “pudiera registra como consecuencia de las lluvias que se presentan en algunas zonas del municipio”. 

Señaló que los organismos de socorro mantienen activo el sistema de alertas tempranas y un monitoreo constante sobre las fuentes hídricas, con el objetivo de suministrar información que permita prevenir emergencias por crecientes o represamientos por aguaceros en la parte alta del territorio.

Con respecto a los daños que ya se presentaron, sostuvo que personal especializado se encuentra adelantando un barrido de información por algunas zonas específicas del municipio para determinar con exactitud el saldo de afectaciones que dejaron las precipitaciones del fin de semana anterior.  

“Tenemos un balance preliminar que incluye deslizamientos y taponamientos de vías en los corregimientos de Bruselas, Palmarito y Charguayaco, que están siendo despejados con la maquinaria y el equipo operativo de la secretaría de vías e infraestructura. Además se han reportado daños en la estructura de algunas viviendas” dijo el jefe de la oficina de ambiente y gestión del riesgo.

Munar Medina, sostuvo que se alista la entrega de ayudas esenciales a las familias que presentaron más afectación en sus viviendas, con motivo de las fuertes lluvias.

Es importante mencionar que en el Huila permanecen en alerta amarilla por probabilidad baja de crecientes súbitas las cuencas de los ríos Las Ceibas y El Oro, en Neiva; y Fortalecillas, según Informe Hidrometeorológico del  Ideam.

Balance

El balance sobre eventos causados por la primera temporada de lluvias del año entregado por la Oficina de Gestión del Riesgo del Huila, indica que a fecha de ayer se habían registrado daños a causa de estas en La Argentina, Neiva, Palermo, Paicól, La Plata, Oporapa, Nátaga, Tarqui, Gigante, Isnos, Pitalito, San Agustín y Acevedo.

Han resultado  damnificadas 133  familias y 665 personas; 122 viviendas han resultado averiadas y una totalmente destruida.  Van 5 personas heridas y 2 personas fallecidas.

Gestión del Riesgo reportó eventos de remociones en masa, caídas de árboles, vendavales, desbordamientos, colapso y desplome de viviendas, vendavales, deslizamientos, crecientes súbitas, entre otros daños.

Esto ha caudado además la perdida de cultivos tales como café, plátano, granadilla, tomate de árbol, yuca y aguacate. Lo anterior consecuencia de las fuertes lluvias presentadas en las zonas rurales.

Aclara además que se encuentra pendiente evaluar el número de hectáreas afectadas; así como la ejecución de las labores de remoción de derrumbes con maquinaria, en algunas zonas del Huila.

Tenga en cuenta que la primera temporada de lluvias del año, que ya inició, irá hasta mediados de junio según pronósticos del Ideam.

Y que el departamento del Huila está considerado con alta probabilidad de ocurrencia de situaciones de emergencia. Lo anterior considerando que registra niveles altos de amenaza por fenómenos naturales, asociados directamente a la temporadas de lluvias; con el agravante de que la totalidad de los municipios, son propensos a fenómenos de erosión, a los deslizamientos de tierra y las crecientes torrenciales en la mayoría de las cuencas hidrográficas.

 

 A tener en cuenta

La Oficina de Gestión del Riesgo emitió recomendaciones para las Consejos Municipales para la Gestión del Riesgo de Desastres.

  • Elaborar el Plan de Contingencias que les permita hacer frente a la Temporada de Lluvias.
  • Dar a conocer a la comunidad el Plan de Contingencias para esta temporada de lluvias.
  • Revisar, ajustar, cambiar o limpiar sistemas de alcantarillados para evitar inundaciones en las viviendas.
  • Evitar que el lecho de los ríos y canales se llene de sedimentos, troncos o materiales que impidan el libre tránsito de las aguas.
  • Considerar el aumento significativo en los niveles de los ríos, que se puedan presentar durante los próximos meses, causando afectaciones en zonas ribereñas de cultivo y pastos.
  • Realizar permanente monitoreo y especial atención a áreas ribereñas y zonas de ladera susceptibles a deslizamientos de tierra.
  • Redoblar la vigilancia en áreas inestables y de alta vulnerabilidad, realizar las acciones necesarias para reducir los riesgos relacionados con inundaciones, deslizamientos y crecientes súbitas.
  • Acelerar obras civiles para el control de inundaciones y deslizamientos; mantenimientos de caminos y puentes veredales, de tal forma que ayuden a mitigar los impactos de esta temporada lluviosa.
  • Estar atentos a los Informes Técnicos Diarios y Comunicados Especiales del IDEAM.

Comentarios