martes, 20 de octubre de 2020
Huila Emprende/ Creado el: 2020-05-02 09:52 - Última actualización: 2020-05-02 09:54

Ingeniera huilense se reinventa y crea caretas de vida

Con ella trabajan otras cuatro personas y de manera indirecta se han creado otros empleos; la pandemia la sorprendió como a cientos de profesionales y no profesionales, haciendo uso de su imaginación y sus estudios como ingeniera fabricó unas caretas en PET o tereftalato de polietileno un tipo de plástico utilizado en envases de bebidas y textiles.

María Fernanda Plazas Bravo ingeniera en Recursos Hídricos y Gestión Ambiental.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | mayo 02 de 2020

Por: Isauro Quintero Barrera

Cuando se preparaba para el lanzamiento de una nueva revista de marketing, comunicación estratégica empresarial  y comunicación de gobierno la cual ella es directora, las cosas empezaron a cambiar tras la declarada pandemia del covid-19, así mismo las puertas del empleo se cerraron y María Fernanda Plazas Bravo ingeniera en Recursos Hídricos y Gestión Ambiental nacida en Garzón Huila empezó hacer uso de sus dotes de creadora y fue así como se reinventó para realizar una careta de bioseguridad con su propio sello.

“Una de las formas de propagación del virus es a través de gotitas respiratorias que se producen cuando una persona infectada tose, estornuda o habla, estas gotitas pueden terminar en la boca o en la nariz de quienes se encuentran cerca o posiblemente ser inhaladas y llegar a los pulmones. La careta crea una barrera externa para que esas gotas infectadas no caigan a los ojos, la boca o la nariz de una persona sana. También evita el contacto de las manos con la cara” explicó María Fernanda Plazas.

El mundo ha cambiado, hay que reinventar nuevas formas y escapatorias ante la llamada crisis, “esto de la pandemia nos ha cambiado la vida a todos, en estos días el único enemigo se llama Covid-19 y todos debemos estar unidos para derrotarlo, esta época de pandemia nos ha abierto el corazón a muchas personas, ha mostrado la generosidad, el valor de la vida, el valor de los amigos, el valor del agua, el valor de ser libres. El mundo ha cambiado, solo espero que nos demos cuenta y cuando esto pase, podamos ser mejores seres humanos, hijos, padres, mejores hermanos, mejores amigos y mejores en todo” agregó.



Los casos de coronavirus en Colombia vienen en aumento y hay que aumentar la protección.

Consolidando una nueva salida

Con su experiencia con más de diez años en el sector agropecuario, en donde desarrollaba la importancia de uso de elementos de protección personal en el manejo de agroquímicos, empezó con un portátil, un programa instalado en su computador a desarrollar la careta que cumpliera con los estándares de bioseguridad y prevención para la ocasión.

“Desde mi experiencia laboral, pero a la vez la falta de tener un contrato de trabajo me llevo a analizar, cómo puedo ayudar en estos momentos de crisis a otras personas y a la vez poder suplir mis necesidades básicas, fue por eso que viendo videos en internet y con un programa de diseño que tengo en mi portátil, me di a la tarea basándome en todas las normas de bioseguridad, desarrollar una careta simple y económica que puede ser utilizada por el personal de salud que atiende la pandemia, como también por todos nosotros en la calle, en el campo, en la oficina y en todos los lugares públicos donde se requiera para prevenir el covid-19” explicó.

Características de la creación y labor social

Al consultar cuáles son las características de una careta de bioseguridad la ingeniera explicó, “son fabricadas en PET, un material ligero, irrompible, impermeable fácil de transportar y limpiar, es antiempañante y proporciona visibilidad continua y clara, es liviana, adecuada para uso prolongando, ofrece total protección, protege ojos, nariz y boca, puede usarse con tapabocas, anteojos y gafas de seguridad. Es adecuada para evitar el contacto involuntario de las manos con el rostro”.



En tiempos de covid-19 hay emprendedores que se reinventan, esta fue la careta creada por la ingeniera María Plazas.

Ya han fabricado decenas de unidades y ha venido mejorando su diseño tras asesorías con especialistas en impresión 3D quienes le sugirieron trabajar en el corte con laser para mejorar el tiempo de realización, así viene fabricando caretas PET calibre 15 y ya han sido probadas en varios casos, por ello hace un llamado al trabajo en equipo y apoyo, “como profesional emprendedora, también hago la invitación que están promoviendo los gremios del Huila,  para que los gobernantes, gerentes de hospitales, las entidades públicas y privadas se sumen al proceso de reactivación económica local, que nos compren las caretas entre sus suministros nos pueden llamar al número 320 5242963, este artículo ahora se hace de primera necesidad. Quienes emprendemos no solo necesitamos que nos habiliten líneas y opciones de crédito, el apoyo que necesitamos en estos momentos es que compren nuestros productos a todos los que más puedan y fortalecer el emprendimiento Huilense”.

María Fernanda Plazas Bravo consciente de la crisis y situación que muchos viven no solo en Neiva sino en varios municipios del Huila, contó que al distribuir las caretas de dichos ingresos un porcentaje se destina a la compra y entrega de mercados a familias que lo necesitan,  “hay muchos que este momento están pasando por dificultades económicas y falta de empleo; pero también queremos aportar lo que más podamos, el proceso de entrega de las ayudas se irá informando por las redes sociales y los principales medios de comunicación del Huila”.