sábado, 25 de mayo de 2019
Actualidad/ Creado el: 2019-04-05 10:16

JEP recibió informe sobre los estragos de minas de las Farc

En el marco del Día Internacional para la Sensibilización Contra las Minas Antipersonal, se declaró a Garzón, La Plata, La Argentina, San Agustín, Isnos y Rivera como territorios libres de sospecha de contaminación de minas antipersonal.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | abril 05 de 2019

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la sensibilización contra las minas antipersonal, la organización Mil Víctimas del conflicto, en apoyo con el Ejército Nacional, hizo entrega a la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, el informe titulado “La devastación de un pueblo: medios y métodos de guerra ilícitos empleados por las Farc”.

El informe es el resultado de una rigurosa investigación interdisciplinaria en la que participaron sociólogos, abogados, expertos en explosivos, entre otros profesionales, quienes hicieron un análisis detallado de la elaboración, funcionamiento y afectaciones causadas por las minas antipersonal y los artefactos explosivos improvisados utilizados por las Farc durante la confrontación armada.

En complemento a la información técnica respecto al uso de las minas y AEI, el documento expone los Convenios, Protocolos, Convenciones, entre otros instrumentos del Derecho Internacional que sancionan el uso de medios y métodos prohibidos en escenarios de guerra; así mismo, analiza estas conductas ilegales a la luz del ordenamiento penal interno.

Destaca que este tipo de armas no convencionales fueron prohibidas en los escenarios de confrontación, ya que causan daños excesivos a sus víctimas, sin hacer distinción entre personas civiles o combatientes.

A través de la entrega de este informe, tanto la Organización Mil Víctimas, como el Ejército Nacional, buscan dar un aporte a la visibilización de los militares víctimas de minas antipersonal y sus familias, quienes son los principales acompañantes en el arduo y no pocas veces invisible proceso de recuperación, tanto física como psicológica.

Con este objetivo, varios militares que fueron afectados por estos artefactos narraron ante la JEP sus experiencias, antes, durante y después de enfrentarse a esta situación en las que fueron víctimas 7.413 uniformados, mientras cumplían su labor de defender la soberanía y a la sociedad colombiana.

Frente a este escenario, también es pertinente establecer el panorama nacional frente a la afectación sufrida por civiles y militares, causada por las minas antipersonal, además de destacar la importante labor que a diario realizan los diferentes grupos antiexplosivos del Ejército Nacional para lograr que Colombia sea un país libre de estos artefactos explosivos y sus nefastas consecuencias.

El comando del Ejército Nacional advirtió que para la institución es de gran importancia lograr que los unifdormados que sufrieron graves infracciones al Derecho Internacional Humanitario, sean reconocidos como víctimas y sean reparados, según la ley lo dispone.

“Por tanto, concluye, continuará en su labor de visibilizar y acompañar a quienes sufrieron graves afectaciones en cumplimiento de su deber constitucional.

Victimas indemnizadas

A propósito del tema, el Gobierno nacional informó que a través de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, ha indemnizado a más de mil víctimas de minas antipersonal, municiones sin explotar y artefactos explosivos improvisados.

La dependencia también informó que 700 de las víctimas indemnizadas sufrieron lesiones que causaron incapacidad permanente.

En el registro de la Unidad para las Víctimas hay 11 mil 435 víctimas de minas antipersonal, de las cuales 6 mil 984 son miembros de la Fuerza Pública y 4 mil 451 son civiles. Estas cifras se encuentran discriminadas de la siguiente manera: 10 mil 308 hombres, 1.125 mujeres y 2 integrantes de la comunidad Lgbti.

Cabe anotar que, según las cifras de la población total afectada por las minas antipersonal, el 3,56 por ciento corresponde a niños, niñas y adolescentes, quienes tienen un estatus especial de protección contemplado en la Ley 1448.

Con respecto a las víctimas de minas antipersonal que registra la Unidad, el Director de la entidad, Ramón Rodríguez Andrade, aseguró que “nuestro objetivo ha sido dignificar cada día la atención y reivindicar cada uno de los derechos de las víctimas’.

Así mismo, indicó que la Unidad ha entregado 658 cartas de dignificación a víctimas de Minas Antipersona (MAP), Munición Sin Explotar (Muse) y Artefactos Explosivos Improvisados (AEI).

Otras cifras de víctimas de MAP, Muse y AEI

  • 151 personas iniciaron acompañamiento en procesos de retorno y reubicación.
  • 581 víctimas recibieron asesoría del derecho a la reparación.
  • 73 personas participaron en talleres de educación financiera.
  • 165 víctimas hacen parte de la estrategia de recuperación emocional grupal.

Municipios libres de minas

En lo que respecta al Huila, la celebración no pasó desapercibida; el homenaje a quienes han sido víctimas del flagelo de las minas antipersona se cumplió en el parque Santander y contó con la participación de la oficina de Enlace de Víctimas  de la Gobernación del Huila, la oficina de Asuntos de Paz y Derechos Humanos de Neiva y la Organización de los Estados Americanos del Programa de Acción Integral Contra Minas Antipersonal

El Batallón de Desminado Humanitario N.°5 agregado a la IX Brigada, hizo entrega de seis municipios del Huila como libres de sospecha de minas antipersonal con lo cual se aporta al progreso y tranquilidad a estas regiones del país.

Los municipios son Garzón, La Plata, La Argentina, San Agustín, Isnos y Rivera como libre de sospecha de contaminación de minas antipersonal.

En cifras se han despejado en el Huila un total de 61.551 metros cuadrados libres de sospecha de minas antipersonal, equivalentes a un avance diario de 993 metros cuadrados de operaciones en la jurisdicción, avanzando en un 48.3 por ciento con relación a la meta, donde se ha  neutralizando en el Departamento 15 minas antipersonal y 3 municiones sin explotar.

El departamento del Huila desde el año 1990 hasta la fecha, 50 civiles y 193 miembros de la Fuerza Pública, para un total de 243 personas, fueron víctimas del uso indiscriminado de estas armas silenciosas; es por eso el objetivo de esta unidad en que los sectores inhabilitados vuelvan a ser transitables.

Las áreas peligrosas en el Departamento no están demarcadas ni señaladas, lo que hace que la labor de desminado humanitario sea más difícil y requiera de mayor tiempo para el despeje, la amenaza generada por las minas antipersonales y explosivas afecta en un sentido integral o extensivo.

 “Esperamos que, con la entrega de estos municipios se puedan ejecutar proyectos productivos o demás acciones integrales que tenga planeado el gobierno. Estoy seguro que el profesionalismo, capacitación, experiencia y entrega de nuestros hombres, nos llevará a descontaminar sus territorios, para que puedan hacer uso de sus tierras, se reactive la economía, los sectores inhabilitados vuelvan a ser transitables, se generen proyectos agrícolas y los niños puedan regresar sin temor a sus escuelas y disfruten de espacios de formación”. Teniente Coronel Jhon Fredy Correa González comandante del Batallón de Ingenieros De Desminado Humanitario N°5.

Comentarios