martes, 22 de mayo de 2018
Internacional/ Creado el: 2018-01-27 07:58 - Última actualización: 2018-01-27 08:00

La importancia de la clonación: El estudio de enfermedades genéticas

Luego de la exitosa replicación de dos macacos cangrejeros en China, Claudio Hetz, un científico chileno que lidera una importante investigación genética explica la importancia de este hecho.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | enero 27 de 2018

Especial Emol - Tecnología

Con el mismo método con el cual hace 20 años clonaron a la oveja "Dolly", científicos chinos lograron clonar por primera vez a una pareja de monos. Pese a que sobrevivieron sólo 50 días, los científicos lo catalogaron como un avance. Para Claudio Hertz, ingeniero en Biotecnología Molecular de la Universidad de Chile, la clonación de estas especies ataca un punto importante.

"La idea que tienen es poder usar esto para tratar de modelar enfermedades".

"Las especies más usadas en ciencias son los roedores, los ratones han sido capaces de solucionar un problema bien importante, que es recapitular lo que le pasa a un humano, sobretodo en condiciones complejas como el Alzheimer, donde los circuitos neuronales no son idénticos entre el humano y el ratón. Entonces el mono es mucho más cercano", agregó el director alterno del Instituto de Neurociencia Biomédica.

En base a esto, Hetz indicó que "uno puede introducirle fallas genéticas observadas en humanos para tratar de recapitular enfermedades complejas, que no tienen cura en estos momentos".

Por otro lado, el científico que lidera un proyecto de terapia genética, advirtió que "la condición principal es que se usen monos sólo cuando es la única solución".

El científico chileno que se encuentra estudiando enfermedades genéticas como el Alzheimer, ELA y Parkinson. En base al estudio de estas enfermedades explicó que "cuando estudiamos Alzheimer en ratones, los ratones no desarrollan una patología tan cercana a los humanos, algo falta.

En ese sentido yo veo harta esperanza para estas enfermedades complejas".

Clonación de humanos

Para los científicos asiáticos, la clonación de macacos cangrejeros puede estar justificado éticamente, pero no en seres humanos. Como señalaron en un comunicado que "la no investigación futura en humanos depende que los científicos se atengan a unos estrictos estándares éticos".

Por su parte, Claudio Hetz, manifestó que "cualquier laboratorio que trabaje en esto podría hacerlo, el impedimento es ético". Además el experto chileno reconoció que en términos metodológicos, el clonar a la oveja Dolly no tiene mucha diferencia a clonar un humano.

Un avance para la ciencia

Los macacos cangrejeros Zhong Zhong y Hua Hua nacieron con vida y sobrevivieron las primeras semanas, explicaron los científicos del equipo de Qiang Sun, perteneciente a un instinto de la Academia China de las Ciencias de Shanghái.

La técnica de clonación empleada con "Dolly" -transferencia nuclear de células somáticas- ya se había utilizado con éxito en más de 20 especies como vacas, cerdos o perros, pero había fracasado con monos. Al igual que con la famosa oveja, los científicos chinos transfirieron el núcleo celular con la herencia genética de un animal a un óvulo de otro animal donante al que previamente se le había quitado el núcleo.

Teóricamente de esta forma se pueden generar muchos animales genéticamente idénticos. En 1999 ya nació un mono de laboratorio con la misma información genética que uno de sus congéneres. Pero en esa ocasión, el animal clonado resultó de la división de un óvulo fecundado en el laboratorio, como los gemelos monocigóticos.

El equipo de Qiang Sun utilizó un procedimiento ampliado del que se usó con "Dolly" para los macacos cangrejeros (Macaca fascicularis). Para superar la resistencia de las células a la técnica, introdujeron moduladores que activaban o desactivaban los genes que impedían el desarrollo de los embriones.

El éxito se obtuvo a partir de unos 100 embriones procedentes del material genético de fetos de mono. En ese grupo se lograron seis embarazos de un total de 21 hembras. Nacieron dos crías vivas y sobrevivieron al menos los primeros 40 y 50 días, informó el equipo.

Aunque la tasa de éxito no es muy alta, los resultados son un "paso importante", apuntó Eckhard Wolf, del centro genético de la Universidad Ludwig-Maximilian de Múnich. Según el científico, la técnica de clonación es prometedora para la investigación de nuevas terapias, por ejemplo contra algunas enfermedades neurológicas.

En su opinión, los experimentos con macacos cangrejeros clonados pueden estar éticamente justificados en algunos casos, pero no en homínidos.

"Somos conscientes de que la investigación futura en primates no humanos en todo el mundo depende de que los científicos se atengan a unos estrictos estándares éticos", apuntó en un comunicado el neurólogo Mu-ming Poo, que participó en el estudio chino.

Comentarios